8 alimentos de temporada en primavera para depurar tu cuerpo y mejorar tu salud

Espárragos blancos

Getty Images

La estación de las flores ya está aquí, con su tiempo cambiante, sus días más largos y luminosos, la recuperación de muchas actividades al aire libre y su buena dosis de polen para los alérgicos. ¿Cuáles son los mejores alimentos de primavera para mejorar tu salud que puedes incorporar en tu dieta?

Las frutas y verduras más invernales, como kiwis, caquis, mandarinas, alcachofas, coles o chirivía, dejan paso a otras jugosas hortalizas y frutas de primavera. En páginas web como Soy de temporada puedes consultar qué productos entran y salen del calendario cada mes. 

11 alimentos ricos en flavonoides para reforzar tu inmunidad natural, prevenir el cáncer y mantenerte joven

Es recomendable comer de temporada en primavera y el resto de estaciones del año: de esta manera reducirás tu huella ambiental y beneficiarás a los productores de proximidad, mientras que obtendrás frutas y verduras más económicas, con mejor aroma y sabor más potente, además de todos los nutrientes intactos. 

En primavera podrás disfrutar de vegetales depurativos como los espárragos, verduras de hoja verde ideales para eliminar toxinas y metales pesados del cuerpo, zanahorias para cuidar tu vista y prevenir el envejecimiento, sabrosas legumbres cargadas de proteína o pescado fresco para aportar a tu cuerpo ácidos grasos omega-3.

Fresas

Fresas

En el mes de mayo las fresas están en su máximo esplendor, y es cuando ofrecen un sabor y aroma más potente, así como mayor presencia de componentes antioxidantes.

Ricas en fibra, vitaminas y compuestos fitoquímicos, las fresas ayudan a depurar tu organismo, son diuréticas, eliminan el ácido úrico y combaten la retención de líquidos. También reducen el colesterol, mejoran el tránsito intestinal y refuerzan los huesos.

En mayo y junio también van apareciendo en los estantes de las fruterías otras frutas primaverales y casi veraniegas, como cerezas, albaricoques o frambuesas.

Guisantes y tirabeques

Guisantes

Los guisantes son una deliciosa legumbre rica en  proteína vegetal, minerales y fibra soluble, que te ayuda a regular el azúcar, reducir el colesterol y mejorar el estado de ánimo. También destaca la presencia de folato y vitaminas del grupo B.

Entre otras funciones, los guisantes combaten el estreñimiento, previenen la anemia y favorecen la regeneración celular. En primavera también puedes disfrutar del tirabeque, una variedad diminuta cuya vaina, tierna y carnosa, también se consume.

Zanahoria

Zanahoria

Las zanahorias deben su brillante color naranja a la presencia de betacaroteno y carotenoides, nutrientes imprescindibles para cuidar de tu sistema inmune, proteger tu vista ante el daño oxidativo. Aunque puede encontrarse durante todo el año, es entre abril y diciembre el mejor periodo. 

Los beneficios de la zanahoria se cuentan por doquier: luchan contra el estreñimiento, alivian la acidez y las molestias gástricas, son ricas en sales minerales o vitaminas del grupo B. 

Ajo tierno

Ajo tierno

Los ajos tiernos, también conocidos como ajetes, son aquellos ajos cosechados en su primera fase de crecimiento, cuando el bulbo apenas ha empezado a formarse. Son suaves, exquisitos y ricos en compuestos azufrados excelentes para cuidar tu corazón o prevenir el cáncer.  

Tienen altas cantidades de agua, hierro, silicio, manganeso, selenio y vitaminas del grupo B.

Entre las propiedades de los ajos tiernos, descongestionan y son un buen antibiótico natural, reducen el colesterol gracias a un compuesto llamado alicina y son buenos para el hígado, ayudando a depurar toxinas, liberar metales pesados o eliminar parásitos.

Espárragos

Espárragos

Los espárragos tienen una temporada muy corta, y solamente se comen en primavera. Los espárragos blancos frescos de temporada están disponibles especialmente en abril y mayo, mientras que podrás encontrar los verdes trigueros entre marzo y junio. 

Los espárragos revitalizantes, diuréticos y están cargados de vitaminas: la fibra de los espárragos estimula el tránsito intestinal, mientras que 200 gramos te aportan casi toda la vitamina C que necesitas, el 60% del ácido fólico, un 35% de la vitamina E y además, betacaroteno y más vitaminas del complejo B.

Rabanito

Rabanitos

Desde la marca Bonduelle explican que la temporada del rábano o rabanito comprende los meses de mayo, junio y julio, por lo que la primavera y el comienzo de verano son las épocas más propicias para consumirlo. 

Entre los beneficios del rabanito, cabe destacar su alto contenido en agua, pocas calorías, propiedades diuréticas y una importante cantidad de vitaminas y minerales como potasio, zinc, fósforo, hierro, calcio, vitamina C, folatos, B2, B6 y niacina.

Habas tiernas

Habas tiernas

Entre los alimentos más saludables de primavera también destacan las habas tiernas, una leguminosa que es ideal para consumir al comienzo de la primavera, siendo exquisita para guisos y estofados, incluso de forma cruda en ensaladas.

Las habas tiernas te proporcionan proteínas e hidratos de carbono, hierro para prevenir la anemia y también un interesante compuesto, levodopa o L-dopa, que tu organismo usa para producir dopamina, una de las hormonas de la felicidad. 

Pescado fresco

pescadero pone precios pescado en pescadería

Desde Directo al Paladar recopilan todos los pescados y mariscos que están de temporada en primavera y que puedes conseguir frescos y a buen precio en abril.

Estos son: anguila, angula, atún, bacaladilla, bacalao, berberechos, boquerón, caballa, cabracho, camarón, carpa, cigala, congrio, gallo, fletán, jurel, lamprea, lenguado, lubina, mejillón, merluza, mero, ostra, palometa, perca, pez espada, rape, raya, rodaballo, salmón, sepia y trucha.

En cuanto al marisco, nos encontramos que son propios de este mes de mayo la gamba gris, el bogavante, los langostinos, la langosta roja, el camarón, las cigalas, la nécora, las ostras, los mejillones y la sepia.

Los pescados de temporada más consumidos de mayo son la merluza, el bacalao, el atún, el lenguado, la sardina, la dorada, el rape o el mero, según el Centro Interactivo del Pescado. En mayo también podrás disfrutar de gamba gris, nécora, ostras, mejillones, sepia, langosta roja o bogavante. 

En abril y mayor todavía podrás disfrutar de hortalizas típicamente invernales como la endibia, la espinaca, el apio o la acelga. Con los nuevos aires de junio empezarás a ver frescas y de temporada judía, calabacines, patatas, pepino o pimiento.

Otros artículos interesantes:

Esto es todo lo que una ración de espárragos puede hacer por ti (especialmente si estás embarazada), según la ciencia

Lechuga para solteros: cuatro ideas más allá de la ensalada

7 fascinantes beneficios de la remolacha que te convencerán para comerla más a menudo

Te recomendamos