La ITV será más dura a partir del 1 de junio: todos los cambios que debes tener en cuenta

ITV coronavirus
Reuters
  • A partir del 1 de junio entran en vigor algunos cambios en la ITV que debes tener en cuenta.
  • La inspección será más complicada de superar en ciertos aspectos y las sanciones para los conductores cuyos vehículos no estén en condiciones se endurecerán.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A partir del 1 de junio llegan cambios importantes a la ITV. Las sanciones por conducir con el vehículo sin haber superado este trámite se van a endurecer, y las propias inspecciones se volverán más exigentes en algunos aspectos, tal y como advierten desde AECA-ITV.

Superar la ITV es necesario para comprobar que tu vehículo está en óptimas condiciones para la conducción. En el caso de no recibir el visto bueno y aún así hacer caso omiso, puedes poner en peligro al resto de ocupantes de la vía y a ti mismo.

Las sanciones por conducir con la ITV caducada son de 200 euros. Y esta multa te la pueden poner tanto si estás haciendo un trayecto con tu vehículo como si lo tienes estacionado en el garaje o en la calle. Esta multa acarrea además la obligación inmediata de superar la ITV.

Circular con la ITV negativa, es decir, con un vehículo que ha acudido a la inspección pero no la ha superado, supone una multa de 500 euros, ya que se considera una infracción muy grave. En estos casos el coche tendrá que ser transportado al lugar de reparación con una grúa y volver a la estación de ITV en un plazo de 2 meses.

Recuerda que en la inspección se revisan tanto los aspectos mecánicos del vehículo como los administrativos, por ejemplo que tengas el seguro en regla. 

Principales cambios en la ITV

Una vez aclarad el régimen sancionador, es necesario detallar los cambios principales que vas a encontrarte en la ITV a partir del 1 de junio.

La novedad más importante es que se considerará defecto grave el mal funcionamiento del sistema de frenado ABS también en los vehículos donde no es obligatorio llevarlo. 

Es decir, si se enciende el testigo de mal funcionamiento durante la inspección tendrás un resultado desfavorable, independientemente del coche que conduzcas. Hasta ahora se consideraba defecto leve y no suponía un suspenso en la ITV.

Lo mismo ocurre con el posible desprendimiento de los espejos retrovisores, que pasa a considerarse defecto grave.

Por último,  existirá la posibilidad de comprobar los datos del permiso de conducir por medio del Registro General de Vehículos de la DGT, siempre y cuando este no se haya presentado en la estación de ITV. 

Otros artículos interesantes:

La DGT aclara cuando deberás utilizar la nueva luz de emergencia V-16

4 motivos por los que tu coche puede dejarte tirado en carretera, según advierte la DGT

Qué conductores se van a librar de pagar los peajes en autovías, según la DGT