Pasar al contenido principal

Estos son los delitos a los que el Gobierno también quiere aplicar la prisión permanente revisable

Los ministros de Justicia e Interior, Rafael Catalá y Juan Ignacio Zoido
Los ministros de Justicia y de Interior, Rafael Catalá y Juan Ignacio Zoido, durante la sesión de control al Gobierno celebrada en el Senado esta semana. ZIPI/EFE
  • La propuesta del Consejo de Ministros incluye seis nuevos delitos, que se suman a los ocho que ya contemplaban la prisión permanente revisable.
  • Los incendios provocados que pudiesen conllevar muertes o los atentados contra infraestructuras estratégicas podrían conllevar la pena.
  • El Gobierno, que sabe de las pocas posibilidades de que el proyecto prospere, pretende que sirva para combatir el ascenso de Ciudadanos en las encuestas.

El debate está abierto desde la detención del asesino confeso de Diana Quer, José Enrique Abuín: ¿prisión permanente revisable sí o no? Para el Gobierno del PP, que promovió en 2015 la implantación de esta nueva medida, la respuesta es clara: sí.

Por eso en el Consejo de Ministros que se ha celebrado este viernes ha aprobado un anteproyecto de ley que, lejos de reducir o derogar la prisión permanente revisable (como pretende la mayoría de la oposición parlamentaria, que la suprimió en octubre de 2017) se ha decidido por ampliar los supuestos en los que se aplicaría. Hasta ahora, la pena estaba acotada a ocho delitos, todos de sangre y considerados muy graves, que son:

  • Aquellos en los que la víctima fuera menor de 16 años.
  • Aquellos que incluyesen agresiones o abusos sexuales.
  • Los cometidos por organizaciones criminales.
  • Los delitos contra la Corona.
  • Los delitos de lesa humanidad.
  • Los delitos contra el Derecho de Gentes.
  • Los delitos de genocidio.
  • Y los asesinatos múltiples.

Estos son los nuevos delitos

El Consejo de Ministros ha estado dedicado a cuestiones fundamentalmente penales: el desarrollo de directivas europeas en materia de financiación del terrorismo, de registros de pasajeros, de secretos empresariales... y de prisión permanente revisable. En su voluntad por recrudecer los supuestos y evitar situaciones como la vivida con Abuín (cuya prisión permanente revisable depende de que se demuestre que agredió o no sexualmente a Diana Quer antes o después de matarla) y con el caso de Marta del Castillo, estos son los delitos que se suman a la lista anterior:

  • Secuestros que terminen con la muerte del rehén.
  • Violadores reincidentes.
  • Asesinos que no revelen el paradero del cuerpo.
  • El uso de agentes químicos o nucleares para causar la muerte.
  • Los incendios provocados con conciencia de que van a causar muertos.
  • Atentados en infraestructuras clave.

¿Por qué el proyecto no va a prosperar?

El anteproyecto ha recibido mucha publicidad a lo largo de la semana y ha sido foco informativo desde que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, anunciase el grueso de las nuevas medidas el pasado domingo en Córdoba, en un foro montado para la ocasión. El miércoles, en la reunión de secretarios y subsecretarios de Estado con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, también se hizo hincapié en el Consejo de Ministros de este viernes. Y todo... ¿por qué si el Gobierno sabe que lo más probable es que el proyecto no prospere?

La explicación reside en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de enero y en las encuestas que otorgan a Ciudadanos un crecimiento en intención de voto que preocupa al Partido Popular: mientras que Podemos descendía y el PP se estancaba, Ciudadanos crece de manera sostenida, en lo que es fácilmente interpretable como un trasvase de votos de la derecha.

Esto, unido al éxito de Inés Arrimadas en las elecciones del 21D en Cataluña ha hecho al PP buscar centrar el foco informativo en el terreno de la seguridad, que es una inquietud extendida entre sus votantes. De este modo, busca que Ciudadanos se defina o retrate en esta materia.

Te puede interesar