No alimentan, pero emborrachan y engordan: descubre cuánto y alcohol y calorías tiene tu bebida alcohólica favorita

Bebidas alcohólicas más consumidas

Helena Yankovska/Unsplash

  • ¿Cuántos grados y calorías tiene un vino, una caña o un gin-tonic? Cada bebida alcohólica tiene una graduación diferente, que depende de la concentración de alcohol y del volumen contenido. Se expresa en grados y mide el porcentaje por cada 100 centímetros cúbicos.
  • Además, el alcohol aporta una gran cantidad de calorías vacías, que no aportan ningún alimento o nutriente a tu organismo.
  • Estas son las calorías y grados de alcohol de las bebidas más consumidas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

España es uno de los países del mundo en los que más alcohol se bebe: según datos de 2018 del informe Prevención del consumo nocivo de alcohol de la OCDE, la cantidad se sitúa en 12,7 litros de alcohol puro per cápita al año, lo que equivale aproximadamente a 2,6 botellas de vino o 4,9 litros de cerveza a la semana por persona adulta. 

Pese a su elevado y excesivo consumo, los efectos nocivos del alcohol son harto conocidos. Los CDC advierten sobre su capacidad de causar enfermedades crónicas, hipertensión, problemas cardiacos y digestivos, accidentes cerebrovasculares y enfermedades del hígado. 

Las bebidas alcohólicas también son factores de riesgo para varios tipos de cáncer como el de mama, boca, garganta, laringe, esófago, hígado, colon y recto. A corto plazo, el peligro abarca intoxicaciones, coma etílico, violencia, lesiones y accidentes, así como abortos espontáneos y trastornos del espectro alcohólico fetal en mujeres embarazadas y bebés.

¿Cuántas calorías tiene el alcohol?

El alcohol no aporta nutrientes al cuerpo, pero engorda. Su valor calórico es alto, de 7 calorías por gramo, una cantidad que se aproxima al de las grasas, que contienen 9 calorías por gramo. Sin embargo, se trata de calorías vacías, que no aportan ningún macronutriente o micronutriente. 

Para muestra de lo que el alcohol puede engordar —y el lastre que supone en las dietas hipocalóricas o para los objetivos de pérdida de peso—, un botón: un par de vasos de whisky aportan nada más y nada menos que 500 calorías, la cuarta parte del régimen recomendado de 2.000 calorías. Y todo ello, sin ofrecer nada bueno a nivel nutricional. 

Si quieres calcular el contenido en gramos de una bebida alcohólica deberás multiplicar los grados de la misma por la densidad del alcohol (0,8). Además, en el caso de las bebidas destiladas muchas veces hay que sumar las calorías y azúcares extra de la mezcla, procedentes de bebidas carbonatadas, refrescos o zumos.

Es importante saber que todas las bebidas alcohólicas tienen el mismo tipo de alcohol (etanol) y desencadenan un efecto similar. La cantidad y las condiciones gástricas de consumo determinarán las consecuencias, el nivel de alcohol en sangre y los efectos lesivos.

Estas son las calorías y el porcentaje de alcohol de las bebidas alcohólicas más comunes, según datos de Consumer

Vino

Vino

Kym Ellis/Unsplash

El vino se elabora con zumo de uva fermentado y levadura. Es uno de los pocos tipos de alcohol que aporta nutrientes: tiene vitaminas como la tiamina, la riboflavina, vitamina C y ácido pantoténico, entre otros componentes antioxidantes. 

  • Calorías: Según las tablas más recientes de composición de alimentos del CESNID, el vino blanco tiene 70 kilocalorías por cada 100 g/ml, mientras que el vino tinto aporta algo menos, unas 63 por copa.
  • Porcentaje de alcohol: El vino tinto tiene una graduación de entre 12º y 13º. La del vino blanco es algo menor, situándose entre el 10% y el 12% de porcentaje de alcohol. 

Cerveza

Cerveza

engin akyurt/Unsplash

La cerveza, uno de las bebidas más consumidas del mundo, se elabora a partir de 4 ingredientes: agua, malta, lúpulo y levadura. Aporta hidratos de carbono, vitaminas y proteínas. Estas son sus calorías y grados:

  • Calorías: Depende de la variedad, aunque de media aporta 43 calorías por cada 100 gramos, unas 90 calorías por cada caña. 
  • Porcentaje de alcohol: En líneas generales la cerveza tiene un promedio de volumen alcohólico que va de 3 a 10 grados, aunque lo más habitual es entre 4,5% y 6,5%. 

Sidra

mujer cortando manzanas para hacer sidra

Getty Images

Muy típica de regiones como Asturias, la sidra se trata de una bebida alcohólica fabricada con el jugo fermentado de la manzana o de la pera. Algunas marcas añaden azúcar a su composición. 

  • Calorías: Al igual que la cerveza, ronda las 45 kcal por cada 100 mililitros. Dicho de otro modo, el valor calórico de un culín de sidra estándar es de 33 calorías. 
  • Porcentaje de alcohol: La sidra se caracteriza por su baja graduación, que varía entre el 2%, en el caso de la sidra doux francesa, hasta un máximo del 8% en volumen.

Champán

Champán

Pavel Danilyuk/Pexels

Para la elaboración de champán se utilizan 3 variedades de uva: Chardonnay, Pinot Meunier y Pinot Noir. El resultado de combinar el zumo de la uva con levadura, azúcar y sulfitos es un tipo de vino espumoso, categorizado dentro de las bebidas fermentadas. 

  • Calorías:  El champán es una de las bebidas alcohólicas menos calóricas, ya que tan solo aporta unas 90 calorías por copa. Una botella entera, alrededor de 495.
  • Porcentaje de alcohol: El champán, de forma similar al resto de vinos, tiene un porcentaje de alcohol del 12%. 

Ron con Coca-Cola

Cubata

Pixabay

Una de las copas más típicas es el ron con Coca-Cola, más conocido a nivel popular como roncola y preparado a base de 30 mililitros de ron y un refresco de cola de 200 ml. 

El ron contiene agua, alcohol, azúcar o melaza y levaduras. Por su parte, el refresco aporta agua carbonatada, azúcar, ácido fosfórico y cafeína.

  • Calorías: Según Consumer, un cubalibre o copa de ron con cola aporta unas 162 calorías, entre las que se incluyen 25 gramos de azúcares. 
  • Porcentaje de alcohol: El porcentaje de alcohol se sitúa entre los 37 y los 43 grados, aunque algunos tipos de ron pueden llegar al 80%. 

Mojito

Mojito

Pixabay

Los principales ingredientes del mojito son ron blanco de calidad, hierbabuena o menta, lima fresca, azúcar blanco, hielo y soda. 

  • Calorías: Según revela El Confidencial, un mojito engorda lo mismo que una bolsa de patatas fritas. Este famoso cóctel de origen cubano aporta 217 calorías por unidad. La cantidad de azúcar por cóctel ronda los 20 o 25 gramos. 
  • Porcentaje de alcohol: Un mojito posee alcohol en cantidades de entre 15 a 20 gramos por ración, puesto que el ron blanco tiene una graduación alcohólica cercana a los 38 y se añaden unos 45 ml por mojito.

Vodka

Vodka

Squirrel_photos/Pixabay 

Este licor contiene principalmente agua y etanol, y se prepara mediante la fermentación de granos y otras plantas ricas en almidón como el centeno, el trigo o la patata. Suele tener granos de centeno, trigo, remolacha o patata y agua, mientras que algunas marcas añaden azúcar.  

  • Calorías: El vodka aporta 230 calorías por cada 100 gramos. En el caso de tomarlo con mezcla como las bebidas energéticas, hay que sumar su contenido calórico. 
  • Porcentaje de alcohol: Habitualmente, la graduación del vodka se sitúa en torno a los 40º, aunque algunos superan el 80% de contenido en alcohol. De hecho, la bebida con más alcohol del mundo es un vodka polaco llamado Spirytus: no es más que alcohol rectificado y alcanza una concentración del 96% por volumen. 

Tequila

Tequila

 Isabella Mendes/Pexels

El alcohol mexicano más famoso es un licor destilado que proviene de la fermentación y posterior destilación del jugo procedente de la planta de agave. Un chupito o trago de tequila suele ser de 25 mililitros.

  • Calorías: Un chupito de 25 ml contiene 28 calorías, según datos del portal Tabladecalorias.net. 
  • Porcentaje de alcohol: El tequila tiene entre 37 y 50 grados de alcohol. 

Whisky con cola

Whisky

Ivan/Pexels

Un cubata de whisky (30 ml) con refresco de cola (200 ml) es otra de las opciones más populares. La bebida alcohólica contiene agua, alcohol, centeno, cebada, trigo o en ocasiones maíz, azúcar y caramelo. El famoso refresco está hecho con agua carbonatada, azúcar, ácido fosfórico y cafeína, entre otros ingredientes.

  • Calorías: Si te inclinas por una copa de whisky puro, ganarás 110 calorías, ya que el whisky tiene 250 calorías por cada 100 gramos. Si la mezclas con Coca-Cola, el cubata te aportará 165 calorías y unos 25 gramos de azúcares:
  • Porcentaje de alcohol: El whisky es una bebida cuya graduación se sitúa en 40 o 43 grados de alcohol, según Consumer.  

Gin-tonic

Gintonic

Peter Fazekas/Pexels

El gin-tonic es otro de los reyes de la fiesta de un tiempo a esta parte. Aunque puede llevar más ingredientes y complementos, se prepara principalmente con ginebra (30 ml) y tónica (250 ml)

La ginebra se elabora con alcohol, bayas de enebro y agua, pudiendo incorporar azúcar o colorantes. La tónica es un refresco con agua carbonatada, azúcar y aromas naturales.

  • Calorías: Un gin-tonic engorda lo mismo que una napolitana de chocolate. Según El País, las calorías de la ginebra serían unas 115, mientras que una tónica aporta unas 80 calorías de media por botellín. Así, cada gin-tonic ofrece 195 calorías.
  • Porcentaje de alcohol: La ginebra tiene alrededor de 40 grados de alcohol. En un gin-tonic suele diluirse entre la cuarta y quinta parte, por lo que la graduación final de la copa se sitúa entre el 7% y el 10%. 

Cuando consumes alcohol, tu mucosa gastrointestinal lo absorbe rápidamente: entre el 20% y el 30% dl alcohol ingerido penetra a través de esta membrana, mientras que el resto se absorbe casi en su totalidad en el intestino delgado, pasando al torrente sanguíneo. 

Entre 20 y 120 minutos después del consumo se alcanzan los niveles máximos de concentración del alcohol en sangre. Si la bebida se consume en ayunas, los niveles de alcohol en sangre serán más altos y se alcanzarán a mayor velocidad que con el estómago lleno. 

Entre el 80 y el 95% de alcohol se metaboliza en el hígado, mientras que el resto se produce a través de los tejidos o es eliminado a través del pulmón y los riñones.

Otros artículos interesantes:

La anilla de las latas de refresco o cerveza tiene una función secreta que cambiará tu forma de beber

Si bebes esta cantidad de cerveza (o de vino), podrías ser alcohólico

Ojo a la copita de vino con cada comida: beber un poco de alcohol todos los días puede ser un factor de riesgo más importante para el cáncer que la cantidad consumida por ocasión

Te recomendamos

Y además