Estos son los mayores errores que se pueden cometer con una planta de interior y así puedes evitarlos

Plantas de interior

Getty Images

  • Las plantas de interior a menudo entrañan una mayor dificultad para su cuidado de lo que pudiese parecer. 
  • Es necesario tener en cuenta una serie de factores que condicionan su supervivencia, por ejemplo, no regarlas en exceso, permitir que les dé la luz lo suficiente o no exponerlas a cambios bruscos de temperaturas.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Seguro que alguna vez te has preguntado qué le ha pasado a esa planta que intentaste cuidar con todas tus fuerzas. ¿La regaste demasiado? ¿Demasiado poco? ¿Le dio demasiado el sol? ¿Estaba demasiado cerca de la calefacción?

Conseguir que una planta sobreviva en el interior del hogar no siempre es tarea fácil. Hay que tener algunos factores en cuenta porque pueden ser determinantes para su supervivencia. 

Según el blog José el Jardinero, una de las razones más habituales para despedirse de una flor es la ausencia de luz. Aunque hay que tener en cuenta que no todas requieren la misma incidencia del sol, señala que, como norma general, deben colocarse cerca de una ventana o balcón con luminosidad suficiente para que puedan realizar la fotosíntesis. 

¿Puede esta planta revertir el cambio climático?

La misma fuente explica que antes de que las hojas se vuelvan amarillas o se caigan se debe corregir la ubicación de la maceta, situándola en una posición donde esté bien iluminada, pero sin incidencia directa. 

Otra de las razones más habituales que pueden provocar que una planta se muera es el exceso de agua, es decir, regalarlas demasiado. Una de las formas más sencillas de comprobar si una flor necesita agua es tocar la tierra que la rodea, valorando su humedad. Los expertos recomiendan no regar si no es necesario. 

Además, es necesario comprobar el recipiente donde se encuentra la planta, ya que debe favorecer un buen drenaje.

Por último, otro de los problemas que pueden ocasionar la muerte de los vegetales son los cambios bruscos de temperatura o las corrientes de aire. Estos pueden producirse debido a los radiadores o los aires acondicionados, ya que su proximidad puede afectar a las plantas.

Los expertos recomiendan mantener las flores dentro de la horquilla térmica que mejor soportan: entre 15 y 25 grados centígrados, adaptándola durante el día y la noche o durante el invierno y el verano.  

LEER TAMBIÉN: Gracias a la edición de genomas, las plantas serán más nutritivas y resistentes gracias a esta tecnología

LEER TAMBIÉN: Un estudio confirma que la presencia de plantas en los hogares ayuda a sobrellevar el confinamiento y mejora el estado anímico

LEER TAMBIÉN: Aloe Vera: verdades y mentiras de la planta más popular del mundo

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos