Pasar al contenido principal

Estos son los movimientos que se esperan para las principales divisas en los próximos meses, según este gran banco privado suizo

Un hombre pasa por delante de un cartel de cambio de divisas en México.
Reuters
  • El mercado de divisas se encuentra atrapado entre la ralentización económica mundial y la política monetaria de los principales organismos internacionales, a lo que se suman las tensiones derivadas de la guerra comercial. 
  • Por un lado, los principales bancos centrales (la Reserva Federal y el BCE) han relajado su postura más de lo previsto, elevando así la probabilidad de que las políticas monetarias acomodaticias se prolonguen durante más tiempo.
  • Por otra parte, la ralentización del crecimiento mundial está afectando a la confianza del mercado y, por tanto, a las divisas de riesgo.

La guerra comercial ha avivado muchos tramos del mercado sin lugar a dudas. Uno de ellos, el mercado de divisas, que ha sufrido alteraciones que pueden cambiar su recorrido en los próximos meses. 

En la actualidad, el mercado de divisas se encuentra atrapado entre dos temas interrelacionados entre ellos al margen del conflicto arancelario que pueden trazar su evolución a futuro.

Por una parte, los principales bancos centrales —la Reserva Federal y el BCE— han relajado su postura más de lo previsto, elevando así la probabilidad de que las políticas monetarias acomodaticias se prolonguen durante más tiempo. Una perspectiva que, en principio, es favorable para las monedas con elevada beta (un indicador que sirve para medir la volatilidad de los activos) y las de los mercados emergentes. 

Por otra parte, la ralentización del crecimiento mundial está afectando a la confianza del mercado y, por tanto, a las divisas de riesgo. ¿Cuál de estas fuerzas opuestas prevalecerá? La respuesta dependerá en gran medida de la gravedad y la longevidad de la ralentización. 

Lombard Odier ha elaborado un informe detallado sobre las previsiones para el mercado de divisas. En esta línea, en estos momentos esperan que lo más probable es que “los datos se estabilicen y que no llegue a materializarse una ralentización profunda (o, aún peor, una recesión)”, lo cual tendrá un efecto sobre las divisas de todo el mundo. 

¿Cuál es el escenario central que se puede esperar? Para la gestora, éste estaría caracterizado por una Reserva Federal "sorprendentemente relajada", una ralentización de la economía estadounidense "después de haber alcanzado niveles artificialmente altos (debido a las medidas de estímulo fiscal)" y un repunte muy gradual del crecimiento “en el resto del mundo”

Este escenario, ¿cómo se refleja en las monedas más relevantes para los inversores? Lombard Odier señala sus pronósticos

El dólar, a la baja

Las economías más grandes en 2030
Thomas White/ Reuters

Estos expertos siguen pensando que el dólar "experimentará pérdidas progresivas". Detrás de la hipótesis de la estabilización de los datos mundiales, el banco señala que es probable que las consideraciones relativas a la valoración “se sumen a los impulsos derivados de la relajación de la Reserva Federal y a la disipación del impacto fiscal y presionen el dólar estadounidense a la baja”. 

En todo caso, añaden, "es improbable que la debilidad del dólar se contagie al resto de las principales monedas, al menos en los próximos tres a seis meses"

Esperan una limitación en los movimiento del euro-dólar

Fajo de billetes de 500 euros
Reuters

Un ejemplo de esto se podría trasladar en el cruce euro-dólar. Para estos analistas el tipo de cambio “está limitado”, en su opinión, “por la extrema relajación del BCE, cuyas nuevas directrices sugieren un aumento del riesgo de que los tipos permanezcan en territorio negativo durante más tiempo”. 

Así las cosas, tan solo una clara mejoría de los datos económicos “posibilitaría un aumento significativo de la relación euro-dólar”. 
 

Dólar-Yen: Devaluación frene a la moneda japonesa

Japón una de las 10 mayores economías en 2030
Cegoh/ Pixabay

Otro cruce que siguen los inversores bastante de cerca es el dólar-yen donde analizan las relaciones entre ambas divisas. 

La gestora reitera que ve como escenario más probable uno caracterizado "por un descenso del tipo de cambio dólar-yen en vista del fuerte atractivo de la valoración (en torno al 9% según su estimación) y los menores niveles de rentabilidad en Estados Unidos".

Los analistas prevén subidas tanto en el dólar australiano (AUD) como en el canadiense (CAD)

9. Sydney, Australia
Taras Vyshnya/Shutterstock

Los analistas de este banco de inversión también pronostican una leve alza del dólar australiano como del dólar canadiense. 

Observan este escenario debido en gran medida a que creen que, en general, “las expectativas de mercado en relación con la trayectoria futura de sus políticas monetarias son bajistas”.

Tienen previsiones al alza del rublo, el real brasileño y el peso mexicano

Billetes de rublo ruso
ymkaaaaaa / Pixabay

Asimismo, estos analistas son optimistas respecto a las monedas de los mercados emergentes y prevén que las estrategias de acarreo de divisas den buenos resultados, aunque a un ritmo menor que el experimentado desde septiembre de 2018.

De ahí a que continúen favoreciendo las monedas de estas regiones de mayor rendimiento que se encuentran infravaloradas y es probable que “se beneficien de factores idiosincrásicos positivos”.

Entre ellas, señalan el rublo por los elevados precios del petróleo y el real brasileño debido a la ejecución de reformas que esta llevando a cabo el país.

También, el peso mexicano (MXN) –un clásico entre las monedas de alta rentabilidad– “debería comportarse razonablemente bien”, en opinión del equipo de Lombard Odier. 
 

Los analistas consideran que la lira turca y el ran Sudafricano se quedarán en 'stand by'

Casa de cambio en Turquía tras el desplome de la lira
Reuters

Los comodines siguen siendo, a juicio de estos analistas, la lira turca (TRY) y el rand sudafricano (ZAR). 

"Su panorama político es muy complicado, con innumerables riesgos potenciales, pero históricamente figuran entre las monedas con mejor rendimiento cuando se produce un escenario como el actual", concluyen los expertos en su informe. 

Y además