Pasar al contenido principal

Estos son los nuevos frentes en la batalla en El Corte Inglés por la sucesión

El Corte Inglés de Callao, Madrid
El Corte Inglés

La guerra judicial en El Corte Inglés suma nuevos frentes. Si las visitas a los juzgados ya eran habituales para Dimas Gimeno, el presidente de los grandes almacenes, y sus primas, Marta y Cristina Álvarez, el sobrino de Isidoro Álvarez abre una nueva vía: impugnar las cuentas del último ejercicio de IASA, la sociedad familiar que posee el 22,1% de los grandes almacenes.

Según explican fuentes solventes a Economía Digital, el equipo jurídico de Gimeno presentó una demanda para evitar que se aplique el punto en el que el holding condonaba un préstamo de 6,9 millones de euros concedido a las Álvarez. La demanda se presentó en abril y todavía no ha sido admitida a trámite, por lo que no está asignada todavía a ningún juzgado de Madrid.

Con el 69% de la sociedad en sus manos, las hermanas impusieron su criterio sobre el del presidente, su madre y su tío, César Álvarez, que sólo controlan el 31% restante. 

Pero la de las cuentas de 2017 no es la única demanda que pesa ahora mismo contra IASA. La empresa es el escenario de otros tres procesos judiciales entre Gimeno y su círculo contra sus primas. El enfrentamiento se remonta a la herencia de Isidoro Álvarez, que trató de repartir su fortuna entre ambos bandos. Sin mucho éxito, visto lo acontecido.

Leer más: Esta es la estrategia de Dimas Gimeno para seguir al frente de El Corte Inglés

Como recuerda eldiario.es, la sociedad afrontó una reducción de capital a finales de 2016 para pasar desde los 140 millones hasta apenas 50.000 euros. El movimiento fue entonces llevado a juicio tanto por la madre de Dimas como su tío ante lo que se entendió que era una maniobra para reducir el cobro de dividendos de esta rama familiar.

Ambas demandas fueron admitidas a trámite y en las próximas semanas se celebrará la vista previa en el juzgado de lo mercantil número 7 de Madrid, señalan fuentes judiciales a este medio.

Además, la progenitora de Gimeno también presentó una tercera demanda por haberse reducido su porción de la herencia de su hermano Isidoro Álvarez de 10 a 5 millones de euros. Si bien existe un documento firmado por un notario que avala el recorte, el recurso defiende que estos cambios sólo son válidos si son escritos a mano y no mecanografiados.

A vueltas con la adopción de las hermanas Álvarez

La guerra judicial también afecta a la adopción de Marta y Cristina Álvarez por parte de Isidoro Álvarez. Las mismas voces explican que se han solicitado unas diligencias previas para comprobar si hubo fraude de ley en la adopción debido a que se produjo poco tiempo antes de que la Comunidad de Madrid eliminara los impuestos en las herencias a familiares de primer grado.

   

  Artículo original de Economía Digital.

Te puede interesar