Pasar al contenido principal

Estos son algunos de los principales obstáculos que impiden un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China

President Donald Trump, second from right, meets with China's President Xi Jinping, second from left, during their bilateral meeting at the G20 Summit, in Buenos Aires, Argentina.
AP Photo/Pablo Martinez Monsivais
  • Las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China se han estancado este mes.
  • EE.UU. y China se han retractado de los compromisos que habían alcanzado en el borrador del acuerdo, lo que ha provocado que ambas partes se eleven mutuamente los aranceles.
  • Entre los compromisos de los que se han retractado se incluyen las peticiones que EE.UU. presentó cuando se inició la guerra comercial contra China el año pasado: las normas de propiedad intelectual, los subsidios gubernamentales y los mecanismos de aplicación.

Las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China, las 2 mayores economías del mundo se estancaron este mes después de que ambos países se hayan retractado de los compromisos que habían alcanzado en el borrador del acuerdo, lo que ha provocado que ambas partes se eleven mutuamente los aranceles.

Según Reuters, entre los compromisos de los que se han retractado ambas partes se incluyen las peticiones que EE.UU. presentó cuando se inició la guerra comercial contra China el año pasado: las normas de propiedad intelectual, los subsidios gubernamentales y los mecanismos de aplicación.

Leer más: Los 10 países a los que más afectará la guerra comercial entre EE.UU. y China

Las normas de propiedad intelectural

Intellectual-property rules
AP Photo/Andy Wong, File

EE.UU. ha acusado desde hace tiempo al Gobierno chino de facilitar la transferencia forzosa de tecnología extranjera, una acusación que los funcionarios chinos han negado.

En un informe de 2017, el representante comercial de EE.UU. señaló que el robo de propiedad estadounidense por parte de China tiene un coste de entre 225.000 millones de dólares (algo más de 201.000 millones de euros) y 600.000 millones de dólares (cerca de 538.000 millones de euros) al año.

Leer más: EEUU acusa a China de robar tecnología para modernizar su ejército, lo que podría afectar a su dominio del mundo

Subsidios gubernamentales

Government subsidies
AP Photo/Ng Han Guan

El Gobierno chino ha buscado históricamente apoyar a sus compañías tecnológicas e industriales a través de subsidios estatales a gran escala, lo que supone otro de los puntos de fricción en sus negociaciones con EE.UU..

El representante comercial de EE.UU. Robert Lighthizer y otros negociadores han intentado trabajar para eliminar esas "prácticas que distorsionan los mercados", lo que requeriría que China alterase un aspecto estructural de su economía.

Leer más: Jack Ma, presidente ejecutivo de Alibaba, advierte de que la tecnología puede desencadenar la Tercera Guerra Mundial

Mecanismos de aplicación

Enforcement mechanisms
Feng Li/Getty Images

A EE.UU. no le ha resultado fácil obligar a China a cumplir las reglas comerciales en el pasado y cualquier tipo de acuerdo se añadirá a la lista de compromisos cuyo cumplimiento debe ser revisado. China ha sido reticente a exigir que estos compromisos se conviertan en leyes en su país, una petición que Lighthizer considera crucial para alcanzar un acuerdo final.

La administración Trump ha sugerido en el pasado la posibilidad de aranceles como contrapartida, una propuesta que seguramente generaría aún más incertidumbre en las empresas y consumidores. Mientras, China ha reclamado que se retiren todos los aranceles.

Leer más: Este es el impacto que podría tener una futura guerra comercial de Estados Unidos con Europa en las carteras de inversión

Tecnología

Technology
Reuters

El presidente de EE.UU. Donald Trump firmó una orden ejecutiva la semana pasada prohibiendo las tecnologías de comunicación de "adversarios extranjeros", en una medida que parece dirigida contra la compañía Huawei Technologies y otras con supuestos vínculos con el Gobierno chino.

Google afirmó que suspendería la licencia de Android de Huawei este lunes, generando aún más indignación por parte de Pekín.

Y además