Pasar al contenido principal

Los hackers más peligrosos del mundo ya no se esconden únicamente en Corea del Norte y Rusia

Un hacker frente a la pantalla de un ordenador portátil
Getty Images
  • Los hackers rusos y norcoreanos protagonizan la mayor cantidad de ciberataques, aunque en los últimos tiempos otros dos países se han convertido en un vivero de cibercriminales: Colombia y Kenia.
  • Según un informe de Group-BI, un conglomerado de ciberseguridad, los ataques se centran sobre todo en el sector de las finanzas, las telecomunicaciones y en el campo de la energía.
  • Varios de estos grupos hackers operan desde hace muchos años utilizando prácticamente siempre los mismos métodos, lo que facilita en muchos casos la detección de los ataques eliminando sus riesgos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El ciberterrorismo es una realidad contra la que desde hace varios años luchan tanto las empresas como los gobiernos de medio mundo.

El último informe de Group-BI, un conglomerado de ciberseguridad informático, ha analizado los últimos 38 ataques que han afectado a todo el mundo y la gran mayoría se concentran en países como Rusia, Corea del Norte, Pakistán, China, Vietnam, Irán, Estados Unidos, Emiratos Árabes, India, Turquía y América del Sur.

Los ataques se centran sobre todo en el sector financiero, el de la energía, y en las telecomunicaciones. 

Como viene siendo habitual, Rusia y Corea del Norte ocupan las primeras posiciones, pero otros actores peligrosos han cobrado protagonismo en los últimos tiempos, especialmente desde Colombia y Kenia.

Leer más: Expertos en ciberseguridad apuntan que las grandes empresas usan NDA para ocultar infracciones para así evitar posibles multas de millones de dólares

APT-C-36, que proviene del país sudamericano, se centra en robar información secreta de importantes empresas del mundo y de ciertas agencias del gobierno a través de correos maliciosos. Para lograrlo, se esconden bajo direcciones IP enmascaradas y usan servicios de Proxy y VPN para evitar a las autoridades. 

El grupo SilentCards, de Kenia, se centra en el sector financiero y ya ha perpetrado dos robos de una gran magnitud. No existe mucha información acerca de cómo lo consiguen, pero logran acceder a cuentas bancarias de diferentes usuarios, cambian los límites de las tarjetas y usan esas tarjetas en los cajeros automáticos para obtener beneficio. 

El lado positivo es que muchos de estos hackers, que llevan operando durante mucho tiempo, utilizan casi siempre los mismos métodos, lo que hace que sea más fácil detectarlos y poder acabar con ellos según explica el informe de Group-BI. 

Y además