Pasar al contenido principal

Estos son los trucos que Zara usa para descubrir qué ropa quieres incluso antes de que la veas

A Zara employee arranges the store window.
Un empleado de Zara arregla un escaparate de una de las tiendas. Courtesy of Zara
  • Zara y su empresa matriz, Inditex, tienen su sede mundial en Arteixo, España. Hay más de 300 diseñadores trabajando allí.
  • Estos diseñadores se encuentran en el centro del negocio de Zara, cambiando rápidamente los nuevos estilos y permitiendo a la compañía llevar nuevos artículos a sus tiendas dos veces por semana.
  • En una visita reciente a la sede de la compañía, conversamos con un grupo de diseñadores sobre cómo funciona su proceso.

Escondidos en las profundidades de la extensa sede de Zara en el norte de España, 300 diseñadores trabajan arduamente para descubrir la próxima gran tendencia.

Durante nuestra visita a las oficinas en agosto, nos presentaron a un grupo de cuatro diseñadores que estaban reunidos en torno a un iPad y libros de pronóstico de tendencias mientras reunían las piezas finales de la colección de fin de año, que llegará a las tiendas en noviembre.

Nos comentaron que esta colección ha estado en proceso desde abril, iniciándose con paneles de estado de ánimo, bocetos y, finalmente, buscando las telas de los proveedores.

El ejército de diseñadores de Zara es el núcleo de su modelo de negocio, que se centra en la novedad y la velocidad. Si bien la cadena de suministro y el proceso hábil de distribución permite a la compañía dar vuelta rápidamente a nuevos artículos y llevarlos a sus 2.238 tiendas dos veces a la semana, son los diseñadores quienes tienen la responsabilidad de crear nuevos estilos que le permitan a Zara mantenerse a la vanguardia en la carrera del ejército de la moda rápida a nivel mundial.

Zara's central distribution center in Arteixo, Spain.
Centro de distrbución central de Zara en Arteixo, España. Courtesy of Inditex

El poder de los influencers de Instagram

Históricamente, se ha sabido que las tiendas de moda rápida imitan las tendencias de la pasarela, ofreciendo productos similares a precios más bajos que las marcas de alta costura. Tanto Zara como Forever 21 han sido objeto de escrutinio por esta práctica en el pasado, siendo acusados ​​de vender productos de imitación y de robar diseños.

Si bien los desfiles de moda siguen siendo una parte importante de su proceso de diseño, en la actualidad, Zara se ha mantenido firme en que estos espectáculos solo actúan como lugares de inspiración.

Hoy en día, el proceso de diseño se ha expandido más allá de los ámbitos de los desfiles de pasarela y se ha extendido a las redes sociales y, específicamente, a Instagram.

"Vamos a las ferias en París e Italia y luego echamos un vistazo a los libros y decidimos cuál es el buen contenido para nosotros", ha comentado un diseñador, cuyo nombre no ha compartido Zara, a Business Insider. La política de la empresa de Zara es no permitir que los empleados sean citados en las noticias.

Desde aquí, los diseñadores revisan las redes sociales para determinar el momento más oportuno para lanzar nuevos productos. Esto, asegura el diseñador, está determinado en parte por los influencers de Instagram.

Leer más: Nos colamos dentro de una de las gigantescas fábricas donde Zara crea su ropa para mostrarte todos sus secretos

Si un influencer elige vestirse de cierta manera, esa tendencia probablemente despegará, ha afirmado un diseñador.

"De repente, todos quieren lo mismo, y dices: 'El año pasado tuvimos un vestido y fue el peor vendedor'", afirma.

Instagram les ha dado a estos diseñadores acceso a una enorme fuente de inspiración.

"Puedes encontrar todo en tu teléfono ahora; puedes ver todo lo que se está llevando en Nueva York, Shangai y Tokio a la vez, eso fue algo que no sucedía hace 15 años", declara otro diseñador.

Esto es tanto una bendición como una maldición, dicen, ya que ahora tienen la tarea de clasificar toda esta información y decidir qué tendencias realmente se mantendrán.

Para tratar de obtener una perspectiva sobre esto, la compañía contrata a diseñadores de todas las edades, quienes pueden brindar su propia visión personal sobre lo que funciona para cada grupo de edad. Cada colección se crea teniendo en cuenta a un comprador específico, la mujer a la que le gusta la ropa minimalista, la cómoda atrevida, y muchas veces está inspirada en personas influyentes.

La plataforma de comercio electrónico de Zara también participa en el proceso de diseño, ya que los diseñadores pueden ver qué buscan los clientes en línea y determinar qué tendencias demandan.

A worker adjusts a coat inside Zara's factory.
Un trabajador ajusta un abrigo dentro de la fábrica de Zara. Business Insider/Mary Hanbury

'Nos corregimos todo el tiempo'

Todas las marcas de Inditex se basan en la idea de que si los estilos específicos no funcionan, deberían cambiarlos.

"La compañía no es jerárquica", asegura a Business Insider Jesús Echeverría, director de comunicaciones de Inditex. "Nos estamos corrigiendo constantemente".

Para hacerlo, los diseñadores trabajan estrechamente con los encargados de ventas locales de cada país para averiguar qué funciona y qué no, verificando los datos de ventas y los comentarios de los clientes. Si necesitan hacer cambios en los diseños, los harán, nada está escrito en piedra. Si algunas tendencias funcionan, se apoyarán en esto en la próxima colección.

"Tenemos todo tipo de clientes, tenemos que darles todo lo que necesitan", ha dicho un diseñador. Eso puede significar adaptar estilos o seleccionar para cada uno de sus 96 mercados.

Este sistema de prueba y error se hace fácil debido a la cadena de suministro de Zara. Los cortadores de patrones se encuentran a pocos metros de los equipos de diseño en su sede, con filas y filas de máquinas de coser listas para crear nuevos prototipos con diferentes cortes y telas.

Tampoco se hará una producción masiva de un artículo.

"Si está terminado, está terminado", declara Echeverría.

Te puede interesar