Pasar al contenido principal

El principal epidemiólogo de Suecia al frente del COVID-19 cree que su estrategia no está siendo valorada y pide una evaluación más seria tras criticar datos erróneos de la OMS

Anders Tegnell, el principal epidemiólogo de Suecia al frente de la pandemia de COVID-19.
Anders Tegnell, el principal epidemiólogo de Suecia al frente de la pandemia de COVID-19. Agencia de Noticias TT/Henrik Montgomery vía REUTERS

  • Anders Tegnell, el principal epidemiólogo sueco al frente de la pandemia de COVID-19 cree que la estrategia de Suecia ha sido duramente criticada porque aún nadie la entiende, recoge Bloomberg de la radio pública sueca.
  • Ahora mismo, el país registra una de las tasas de mortalidad más altas del mundo y ha evidenciado un repunte de casos debido al esfuerzo de extensión de pruebas para detectar COVID-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.  
  • Según la OMS, estos escenarios podrían volver a llevar a los países al colapso sanitario y agravar la mitigación de la propagación de la pandemia, pero reconoce que la estrategia de Suecia ha involucrado a la comunidad.
  • "Las medidas contra una pandemia también tienen efectos negativos", ha subrayado Tegnell, quien cree que ahora empezarán a evidenciarse a medida que se levantan los bloqueos nacionales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El país que ha esquivado el bloqueo frente a la propagación de la pandemia de COVID-19 cree que su estrategia no está siendo valorada —aunque tenga actualmente una de las tasas de mortalidad y contagios respecto a su población más altas del mundo—, según recoge Bloomberg de las declaraciones en la radio pública sueca de Anders Tegnell, el principal epidemiólogo sueco al frente de la crisis sanitaria. 

"Espero una evaluación más seria de nuestro trabajo que la que se ha hecho hasta ahora", sostiene Tegnell mientras reconoce que no se sabe cómo va a acabar todo esto.

Hasta el momento, Suecia no ha impuesto un bloqueo oficial para frenar el aumento de los contagios con COVID-19 en el territorio. En su lugar, confía en la responsabilidad individual y recomienda quedarse en cada cuando estén enfermos y mantener el distanciamiento social en espacios públicos.

Leer más: Así se han movido los precios del alquiler durante el coronavirus en las 20 ciudades más pobladas de España

"La transmisión se está desacelerando, el tratamiento de los pacientes de COVID-19 en cuidados intensivos está disminuyendo significativamente y la curva de aumento de la cifra de víctimas mortales se ha aplanado", sostenía, hace exactamente un mes, la ministra de Asuntos Exteriores Ann Linde. Esto coincide con el reconocimiento que ha hecho la Organización Mundial de la Salud vía email a Bloomberg este viernes.

Pero las tendencias han cambiado a medida que se ha ampliado la capacidad de prueba del país. 

De hecho, el pasado 25 de junio, la OMS afirmaba que Suecia era uno de los 11 países europeos con un significativo incremento de los casos positivos que llevará al colapso a los sistemas sanitarios —como pasó en los inicios de la pandemia en Lombardía, Italia, e incluso en España—.

El propio Tegnell rebatió la información de la OMS detallando que el último repunte de casos se debía a un mayor esfuerzo en las pruebas de detección de COVID-19, uno de los escenarios que más temen los expertos en el futuro de la evolución de la pandemia. La información fue corregida por la organización reconociendo que las tasas de contagio eran estables. 

La OMS reconoce que gracias a involucrar a la población, Suecia ha conseguido no colapsar los sistemas de salud suecos

"Algunos expertos de la OMS creen que si bien ha sido polémica, la estrategia conseguirá sus objetivos", apunta Johan Giesecke, asesor de salud pública de la organización y antiguo jefe de epidemiología de Suecia a Business Insider. Pero otros creen que es un terrible error que ningún otro país debería imitar.

"Cabe señalar que los bloqueos son una respuesta a un aumento inminente en la atención médica con el objetivo de detener todas cadenas de transmisión lo más rápido posible. La contabilidad completa solo será posible después de la pandemia", insiste William Hanage, profesor asociado de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston, a Bloomberg.

Leer más: He visitado el aeropuerto de Barajas y estas son las medidas de seguridad que se han implantado para prevenir contagios de coronavirus

Por una parte, se evalúan escenarios y probabilidades de infección y, por otra, no se están realizando suficientes pruebas de contagio. "Pero sí se registran la mayoría de las muertes", señala a Business Insider John Edmunds, profesor de simulación de enfermedades infecciosas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres —lo que explicaría por qué la tasa de mortalidad se ha duplicado desde marzo—.

"Hay que considerar si existen otras herramientas que funcionen igual de bien", justifica su actuación Tegnell en una entrevista con Dagnes Nyheter, quien cree que ahora se evidenciarán los efectos secundarios de las medidas de control que han impuesto otros países. De hecho, muchos de ellos han vuelto a confinar a la población como China, Alemania y España.

"Suecia ha involucrado a la comunidad en la respuesta y ha podido mantener la transmisión a niveles que pueden ser manejados por el sistema de salud sueco", ha reconocido la OMS en un comentario vía email a Bloomberg

Mientras, las cifras globales alcanzan récords de casos diarios, y la OMS alaba a países como España, que ha tenido un aumento de más de 1.200 casos en los últimos 7 días, pero dice tenerlo todo bajo control con "intervenciones rápidas y específicas" como el retroceso de fase en la desescalada en algunas comarcas de Aragón; o Alemania, donde la tasa de reproducción del coronavirus, conocida como R0, se ha disparado a 2,88 el domingo 21 de junio, frente al 1,79 del sábado 20 del mismo mes, tras confinar a más de 7.000 personas en Renania del Norte-Westfalia.

Y además