Pasar al contenido principal

Un equipo de astrónomos selecciona 1.800 estrellas cercanas a la Tierra que pueden esconder planetas potencialmente habitables

TESS
TESS. NASA
  • Para encontrar vida en el espacio, los científicos se están centrando en buscar planetas parecidos a la Tierra. 
  • Para ello, están identificando exoplanetas que orbitan en la zona habitable de una estrella. 
  • Un equipo de astrónomos ha publicado un catálogo con 1.822 estrellas cercanas que podrían tener a su alrededor un planeta parecido a la Tierra. 

La búsqueda de vida en el espacio tiene una estrategia definida: encontrar planetas parecidos a la Tierra. Para ello, un equipo de astrónomos de la Universidad de Cornell, la Universidad de Lehigh y la Universidad de Vanderbilt ha identificado los objetivos más prometedores a través del nuevo Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS). 

TESS es un proyecto de la NASA que quiere descubrir exoplanetas habitables mediante la identificación de estrellas parecidas al sol que pudieran tener a su alrededor un planeta como el nuestro. 

El equipo de astrónomos ha publicado un catálogo en Astrophysical Journal Letters en el que presentan una lista de 1.822 estrellas cercanas para las que TESS podría detectar planetas similares a la Tierra.

"La vida podría existir en todo tipo de mundos, pero el tipo que sabemos que puede soportar la vida es el nuestro, así que tiene sentido buscar primero planetas similares a la Tierra", dice Lisa Kaltenegger, profesora de astronomía en Cornell, directora del Instituto Carl Sagan de Cornell y miembro del equipo científico de TESS.

"Este catálogo es importante para TESS porque cualquiera que trabaje con los datos quiere saber alrededor de qué estrellas podemos encontrar los análogos de la Tierra más cercanos", explica. 

Leer más: La colisión planetaria que originó la Luna hizo posible la vida en la Tierra

Para confirmar qué existe un exoplaneta y poder calcular la distancia entre él y su estrella, hay que detectar dos tránsitos de ese planeta alrededor de la estrella. Los tránsitos detectados en las 1.822 estrellas del catálogo colocan a sus planetas directamente en la zona habitable, entendiendo por zona habitable aquella en la que el agua puede ser líquida en un planeta rocosos por lo que podría mantener la vida. 

Ilustración de un exoplaneta alrededor de una estrella
Ilustración de un exoplaneta en la órbita de una estrella. NASA's Goddard Space Flight Center/Francis Reddy

Las estrellas seleccionadas para el catálogo son enanas brillantes y frías, con temperaturas que oscilan entre los 2.700 y los 5.000 grados Kelvin (entre unos 2.400 y 4.700 grados centígrados). De entre las 1.822 estrellas del catálogo, se han vislumbrado 408 exoplanetas que son del mismo tamaño de la Tierra y que orbitan de una forma similar a nuestro planeta. 

"No sabemos cuántos planetas encontrará TESS alrededor de los cientos de estrellas de nuestro catálogo o si serán habitables", afirma Kaltenegger, "pero las probabilidades están a nuestro favor. Algunos estudios indican que hay muchos planetas rocosos en la zona habitable de estrellas frías, como los de nuestro catálogo. Estamos emocionados de ver qué mundos encontraremos".

TESS no trabaja solo. Un total de 137 estrellas en el catálogo están dentro de la zona de visión del telescopio espacial James Webb de la NASA, actualmente en construcción. Webb podrá observarlas para caracterizar atmósferas planetarias y buscar signos de vida en sus atmósferas.

"Este es un momento notable en la historia de la humanidad y un gran salto para nuestra comprensión de nuestro lugar en el universo", asegura Stassun, miembro del equipo científico de TESS.

Y además