Pasar al contenido principal

Estudian poner cuchillos sin punta en las cocinas de las denunciantes por violencia de género

Cuchillo puesto a disposición de las denunciantes por la policía de Nottinghamshire.
Cuchillo puesto a disposición de las denunciantes por la policía de Nottinghamshire. NOTTINGHAM POST / BPM
  • Un programa piloto de la policía de Nottinghamshire estudia sustituir los cuchillos de los domicilios en los que se han registrado denuncias por violencia de género.
  • Las víctimas recibirían cuchillos con filo y punta redondeada con los que sustituir los cuchillos de cocina regulares, como medida de prevención de agresiones en el propio domicilio. 
  • Esta medida, no exenta de críticas, responde a un incremento de amenazas y agresiones con arma blanca en casos de violencia de género, según la propia policía de Nottinghamshire.

Un programa piloto de la policía de Nottinghamshire estudia sustituir los cuchillos de los domicilios en los que se han registrado denuncias por violencia de género.

Las víctimas recibirían cuchillos con filo y punta redondeada con los que sustituir (de forma opcional) los cuchillos de cocina regulares, como forma de prevenir agresiones en el propio domicilio. 

El departamento de policía de Nottinghamshire ha iniciado este programa a raíz de un incremento de agresiones con cuchillo en los domicilios de las denunciantes, y espera que con esta medida, se eviten agresiones potencialmente mortales. Según cifras de la policía, este tipo de agresiones suponen hasta un 17% de las agresiones reportadas, y de los 900 reportes anuales de crimen por arma blanca, 159 se enmarcan dentro de violencia de género.

La noticia se conocía a través de las declaraciones del jefe de la división de Estrategia contra el Crimen de la policía de Nottinghamshire, Matt McFarlane, en el medio NottinghamPost. McFarlane comentaba que se han visto obligados a tomar medidas dado el creciente número de casos que involucran amenazas con arma blanca en domicilios privados. "Es un programa piloto. Tenemos 100 cuchillos en total, y hasta el momento hemos entregado 50", comentaba McFarlane. "Los cuchillos están afilados pero no tienen una estructura puntiaguda, con lo que no es posible apuñalar a alguien con ellos". 

McFarlane puntualiza que las agresiones y amenazas con cuchillos y otras armas similares se suelen producir en domicilios en los que existe una denuncia previa por violencia de género. "La gente tiende a permanecer en relaciones incluso después de episodios graves de violencia de género. Lo hacen por sus hijos, por la esperanza de retomar la relación, o tras pasar un tiempo en prisión ".

Leer más: Los momentos más machistas de la campaña electoral de 2019

El departamento de policía ha recibido numerosas críticas al respecto, entre las que se incluyen supervivientes de violencia de género. Una especialista en violencia de género entrevistada por la BBC, afirmaba que pensó que se trataba de una broma. "En ese caso, habría que remplazar también los tenedores y las tijeras, e incluso los libros. Cualquiera puede ser agredido con un libro". La experta comenta además que esta medida podría volverse en contra de la denunciante, quien podría ser increpada acerca de por qué los cuchillos de la casa han sido remplazados, generando igualmente una confrontación. 

En España, el último asesinato por violencia de género se ha producido hace tan sólo unos días, precisamente en el domicilio de la víctima y con arma blanca. La víctima ha sido Beatriz Arroyo, de 29 años, residente en Alboraya, Valencia. Beatriz fue asesinada por su pareja, quien se suicidó saltando desde un quinto piso tan pronto como escuchó a los bomberos entrar en el edificio. Según el balance de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, actualizado a 11 de junio, el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año asciende a 24. 

Y además

Lo más popular