Pasar al contenido principal

Un estudiante utiliza la inteligencia artificial para realizar dos trabajos y los aprueba

AI Inteligencia Artificial

Warner Bros

  • Un estudiante de una escuela de negocios utilizó una inteligencia artificial para que le escribiese dos proyectos que tenía que entregar... y los dos recibieron un aprobado.
  • El software antiplagio que utiliza su escuela de negocios no detectó ningún plagio, porque técnicamente se trata de textos originales... aunque escritos por una inteligencia artificial.
  • El alumno usó una IA para aprobar el curso de Empresariales sin tener ni idea de programación.
  • Empleó una web que genera textos a partir de palabras que se van introduciendo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Copiar en los exámenes o en los trabajos que tienes que entregar es tan viejo como la propia escuela. Pero si usas una inteligencia artificial para que te escriba los trabajos de clase... ¿eso es plagiar, o hacer trampas? Un estudiante de una escuela de negocios utilizó una inteligencia artificial para que le escribiese dos proyectos que tenía que entregar... y los dos recibieron un aprobado.

El software antiplagio que utiliza su escuela de negocios no detectó nada fraudulento, porque técnicamente se trata de textos originales, aunque escritos por una inteligencia artificial.

Lo más curioso es que Tiago, que es como se llama el anónimo estudiante que ha usado una IA para aprobar el curso de Empresariales, no tiene ni idea de programación. Empleó una web que genera textos a partir de palabras. Deberes completados a la carta y sin esfuerzo...

Según la web Futurism, que ha revisado los trabajos y ha confirmado que fueron generados por una IA y han recibido un aprobado sin que los profesores se enterasen, Tiago usó un algoritmo de OpenAI, la empresa fundada por Elon Musk. Este algoritmo es un generador de textos llamado GPT-2, que OpenAI se negó a hacer público porque lo consideraba demasiado peligroso, ya que podía usarse para generar fake news las 24 horas del día. Finalmente, debido a la presión, el código de GPT-2 se hizo público.

Leer más: La IA puede mejorar la calidad de vida de todos a pesar de los retos que plantea, según esta ingeniera referente en España

Una web llamada TalktoTransformer lo ha usado para crear un algoritmo de IA que genera un texto a partir de las palabras que introducimos. Y esa es la web que ha usado Tiago para hacer sus dos trabajos de clase.

En función del tema del trabajo, escribió la primera frase de cada párrafo, y dejó que la IA escribiese el resto del texto. Reconoce que tuvo que retocar algunas cosas, por ejemplo el uso de palabras que suenan raras en un texto de economía, o datos económicos que eran completamente falsos, porque la IA se los había inventado. Pero todo lo demás lo dejó tal como la IA lo escribió. Ambos proyectos recibieron un aprobado y nadie detectó nada.

Tiago reconoce que ambos trabajos no eran demasiado técnicos, y que en su escuela no son muy exigentes con el nivel de los alumnos. Pese a ello, suspendieron el 20%.

El uso de una inteligencia artificial para hacer trampas con los deberes o los trabajos escolares abre las puertas a un nuevo tipo de engaño académico. El software antiplagio actual no puede detectarlo, porque funciona comparando texto con trabajos ya redactados, y la IA crea textos completamente originales.

Pero si eres un estudiante tramposo, no te frotes las manos todavía... Según explica el propio Tiago, este tipo de trampas son bastante fáciles de detectar. Si introduces partes del texto creado por la IA en el propio generador de textos, acaba repitiendo frases. Solo hace falta que los programas antiplagio incluyan estas IAs en sus chequeos, para bloquear sus creaciones. Salvo que la IA se vuelva más inteligente y deje de repetir frases...

Y además