Pasar al contenido principal

Un estudio a 5.000 directivos de 24 países concluye que las empresas se sienten "sobresaturadas" ante la innovación

  • A pesar de que existe una clara correlación entre el crecimiento de las empresas y su capacidad de innovar, muchas de ellas se sienten superadas por la velocidad de la transformación digital.
  • Entre los lastres que afrontan las compañías para seguir en la ola de la innovación encontramos la falta de flujos de trabajo apropiados, la escasez de fondos o la inexistencia de compromiso real por parte de la organización.
  • Dos de cada diez empresas parten incluso de la absurda premisa de intentar innovar sin tener los fundamentos tecnológicos necesarios para ello.

Inteligencia artificial, blockchain, biometría, computación cuántica... Son muchas las tendencias disruptivas que oímos a diario en el entorno empresarial y que las compañías tratan de afrontar e integrar en sus procesos de negocio. Aunque en la mayoría de las ocasiones, no con demasiada fortuna.

Un estudio ha preguntado sobre el tema a 5.000 directivos en 24 países sobre el tema, arrojando una preocupante conclusión: una gran parte de las empresas se siente "sobresaturada" por la cantidad de proyectos de innovación que afronta a diario. Máxime contando que muchos de ellos ni siquiera llegan a salir al mercado.

En concreto, un tercio de las compañías denuncia un exceso de iniciativas de I+D paralelas.

Leer más: Estas son las 21 empresas que más invierten en innovación en todo el mundo

El desafío se torna de dimensiones épicas si añadimos a la ecuación que el 22% de los encuestados admite su empresa no ha implantado correctamente los flujos de trabajo apropiados para afrontar procesos de innovación. O que el 19% de las compañías afronta sus objetivos de I+D sin contar con los fundamentos tecnológicos suficientes, recoge el documento encargado por Oracle.

Pero sigamos desgranando el informe, porque la problemática no se queda ahí. Siempre según esta fuente, una quinta parte de los profesionales reconoce que no existe un compromiso suficiente de la empresa con sus proyectos de innovación, mientras que otro 22% de los encuestados critica a partes iguales la falta de financiación y la falta de visión de la alta dirección en estas lides.

Lo irónico de todo esto es que el documento refleja, al mismo tiempo, una clara correlación entre las empresas exitosas y aquellas que innovan más y más rápido. Para ser exactos y como aviso a navegantes, casi nueve de cada diez (85%) de las empresas que experimentan un crecimiento significativo en sus cifras de negocio son las que más invierten en innovación.

Y además