Pasar al contenido principal

Un estudio demuestra cómo afecta un Mundial de fútbol a los mercados bursátiles

Cómo el mundial de futbol afecta a la bolsa
Wikimedia Commons

Pocos son los que suelen perderse el Mundial de fútbol. Cada cuatro años la cita futbolística por excelencia reúne ante las pantallas de todo el mundo a millones de espectadores dispuestos a animar desde la distancia a su selección.

Así lo demuestran las cifras. En 2014, 3.200 millones de personas vieron los partidos del Mundial, una cifra que en España superaba los 30 millones de espectadores.

La Copa del Mundo sin duda levanta pasiones y paraliza las calles. Un interés que se acentúa en cada país cuando se trata del partido de su selección. Tanto es así, que las consecuencias de este interés masivo por el Mundial de Fútbol se dejan notar hasta en los mercados financieros.

De acuerdo a un estudio elaborado tras el Mundial celebrado en Brasil en 2014, existen evidencias que muestran cómo la atención que despiertan estos encuentros deportivos afectan a los mercados de los países en los que se disputa un partido de la selección.

Leer más: Quién va a ganar el Mundial de Rusia 2018 y qué hará España, según la inteligencia artificial

Elaborada por Michael Ehrmann, economista del Banco Central Europeo y David-Jan Jansen, economista e investigador del banco central de los Países Bajos, la investigación se centra en el impacto generado por los dos últimos torneos celebrados en 2014 (Brasil) y 2010 (Sudáfrica) tanto a nivel de actividad de mercados como de atención en los inversores.

Para ello los dos expertos analizaron el mercado bursátil en 15 países durante la celebración de las dos últimos Mundiales, encontrando evidencias de falta de atención sustancial de los inversores durante los eventos deportivos. Descuidos que se incrementaban notablemente cuando el equipo nacional de fútbol jugaba un partido.

En cifras, durante los partidos de 2010, cuando un partido de la selección coincidía con un horario en el que los mercados se encontraban abiertos, los volúmenes de actividad bursátil en dicho país caían hasta un 36%. Un porcentaje que en 2014 aumentaba hasta el 48%.

Unos descensos que se incrementan hasta en un 10% si cualquiera de los equipos en juego marcaba un gol, de acuerdo a los resultados obtenidos.

Leer más: Rusia 2018: Las cifras que esconde el Mundial más caro de la historia

La falta de atención de los inversores también fue rastreada en cuanto a las acciones, ya que durante los encuentros deportivos, los precios en las bolsas de los países cuya selección se encontraba jugando se desacoplaban sustancialmente con el resto de mercados bursátiles a nivel mundial.

Siguiendo los datos reflejados por la investigación, la normalidad en los mercados no se percibe hasta 60 minutos después de la finalización del partido.

Apunto de comenzar la Copa del Mundo de Rusia 2018, es de esperar que estos efectos de la pasión futbolística vuelvan a ser notorios en la actividad de los mercados de todo el mundo.

Por suerte la selección española que juega su primer partido el viernes, contra Portugal, lo hace horas después del cierre de la bolsa, exactamente a las 20:00 horas, (hora española)

Te puede interesar