Un nuevo estudio apunta que estirar puede ser más útil para reducir la presión arterial alta que caminar

Estiramientos

Getty Images

  • Un estudio apunta que estirar podría ser más efectivo que caminar para reducir la presión arterial alta en personas que padezcan hipertensión. 
  • "Este hallazgo es importante porque ofrece a las personas un mayor número de opciones de ejercicio para reducir la presión arterial", apuntan los autores de la investigación.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Un nuevo estudio apunta que el estiramiento podría ser más efectivo que caminar rápido para reducir la presión arterial alta en personas con hipertensión.

"Todo el mundo piensa que el estiramiento se trata sólo de mover los músculos", explica Phil Chilibeck, quien estudia movimiento humano (kinesiología) en la Universidad de Saskatchewan. "Pero cuando estiras los músculos, también lo hacen con todos los vasos sanguíneos que alimentan el músculo, incluidas las arterias".

Este movimiento reduciría la rigidez en las arterias, lo que significa que hay menos resistencia al flujo sanguíneo y puede resultar en una presión arterial más baja, según recoge Science Alert. 

La hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, una de las grandes causas de muerte a nivel mundial.

Algunos estudios previos ya habían demostrado cómo el estiramiento puede mejorar el flujo sanguíneo de los músculos y tejidos. Además, otro reveló que el estiramiento era una forma eficaz para que las mujeres (con presión arterial normal) la redujesen durante el embarazo, más que caminar.

Estos son los cambios que sufre tu cuerpo y tu cerebro al practicar yoga a diario

En esta investigación, los estiramientos se enfrentaron con la caminata rápida en una prueba de 8 semanas que involucró a personas con presión arterial moderadamente elevada.

Casi 40 hombres y mujeres, con 61 años de media, completaron la prueba. Los participantes no sabían lo que estaban testando, solo que tenían que completar los ejercicios asignados, ya fuese estirando o caminando.

Un grupo hizo una sesión de estiramiento de 30 minutos 5 veces a la semana, mientras que los otros caminaron durante la misma cantidad de tiempo y a un ritmo rápido para elevar su frecuencia cardíaca.

Antes y después del programa de ocho semanas, el equipo de investigación midió la presión arterial de los participantes de 3 maneras: sentados, en posición supina y durante un período de 24 horas utilizando un monitor de presión arterial portátil.

Después de 8 semanas, los que estiraron tuvieron mayores reducciones de la presión arterial en comparación con los que caminaron en algunas medidas, pero no en todas.

"Este hallazgo es importante porque ofrece a las personas un mayor número de opciones de ejercicio para reducir la presión arterial", apuntaron los autores.

No obstante, los investigadores reconocen que el ensayo estudió a un grupo muy pequeño y los participantes solo fueron supervisados ​​unas pocas veces a la semana. 

Más allá de esto, no se puede afirmar que el estiramiento tenga un efecto sostenido porque los beneficios podrían desaparecer tan pronto como las personas dejen de estirarse. 

Otros artículos interesantes:

Un estudio revela los beneficios de realizar deporte todos los días a la misma hora

Todo lo que debes saber antes de hacer deporte y ejercicio con mascarilla

He probado el yoga por primera vez en mi vida: tengo claro que es una experiencia fantástica para desconectar y tener un mayor control de tu cuerpo y tu mente