El lado luminoso de la dislexia: científicos de Cambridge creen que hace a los humanos más intrépidos, curiosos y creativos

Curiosidad

Getty Images

Entre una sexta y una décima parte de la población padece dislexia: según datos de la National Academy of Sciences, en Estados Unidos afecta a entre el 10 % y el 17,5 % de la población, un grado de prevalencia que sería menor en los países de habla hispana. 

Sea como fuere, muchas personas de tu entorno tienen dislexia. ¿Qué es? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un trastorno específico de la lectura cuyo ?rasgo principal es una dificultad específica y significativa en el desarrollo de las habilidades para la lectura que no puede explicarse únicamente por la edad mental, problemas de precisión o escolarización inadecuada".

Aunque la dislexia afecta a la comprensión lectora, el reconocimiento de palabras escritas, la lectura oral, la capacidad de deletrear o de realizar tareas escritas, una nueva investigación pone de manifiesto su reverso más luminoso: la dislexia tendría una utilidad evolutiva para la especie humana, según una investigación publicada en la revista Frontiers of Psychology.

Científicos de la Universidad de Cambridge creen que la dislexia centrada en el déficit "no cuenta toda la historia", ya que también está ligada a otras fortalezas cognitivas.

Aunque según la Federación Mundial de Neurología defina que es "un trastorno en los niños que, a pesar de la experiencia convencional en el aula, no logran alcanzar las habilidades lingüísticas de lectura, escritura y ortografía acordes con sus capacidades intelectuales", las personas disléxicas podrían ser más curiosas, intrépidas y creativas. 

La condición brindaría la ventaja evolutiva de explorar y buscar nueva información sobre el mundo en lugar de reinterpretar aquella que ya ha sido mapeada. Las áreas de dificultad para quienes tienen dislexia serían "el resultado de una compensación cognitiva entre explorar datos nuevos y el conocimiento existente".

Cómo mejorar tu creatividad: el neurocientífico Moran Cerf explica su truco de los 30 segundos y otras claves

Este "sesgo exploratorio" asociado con la dislexia puede haber jugado un papel crucial en la supervivencia de nuestra especie, como explica la autora principal del artículo, Helen Taylor, que asegura que los beneficios superarían a los desafíos para las personas disléxicas si la sociedad apreciase los parámetros cognitivos de forma diferente.

El hecho de que tanta gente tenga dislexia indicaría que la especie humana debe haber evolucionado durante un período de gran incertidumbre y cambio, dato que se alinea con los hallazgos en el campo de la paleoarqueología. 

Durante cientos de miles de años, los humanos hemos sido moldeados por una dramática inestabilidad climática y ambiental, y la colaboración entre individuos con capacidades diferentes podría explicar esta excepcional capacidad de adaptación.

Ámbitos como el descubrimiento, la invención y la creatividad podrían ser más notorios en personas con dislexia. La investigación propone un nuevo marco para comprenderla y dejar de percibirla como un trastorno neurológico. "Las escuelas, los institutos académicos y los lugares de trabajo no están diseñados para aprovechar al máximo el aprendizaje exploratorio", dice Taylor. 

"Una especialización exploratoria en personas con dislexia podría explicar por qué las personas con dislexia parecen gravitar hacia ciertas profesiones que requieren habilidades relacionadas con la exploración, como las artes, la arquitectura, la ingeniería y el espíritu empresarial", señala. 

Otros artículos interesantes:

Hongos mágicos para la depresión: nuevos ensayos clínicos confirman que pueden mejorar la conectividad entre áreas del cerebro

Este es el consejo para crear una app de éxito de una investigadora multipremiada que ha desarrollado startup para combatir la dislexia

La técnica del sueño de Dalí para ser más creativo que ahora la ciencia ha demostrado que funciona: despertarse en la fase temprana del sueño

Te recomendamos