Pasar al contenido principal

El estudio que recomienda reducir el límite de velocidad entre 10 y 20 km/h en 6.800 km de carreteras por su mal estado de conservación

El estudio que recomienda reducir el límite de velocidad entre 10 y 20 km/h en 6.800 km de carreteras
Getty Images.
  • Según los expertos, el mal estado de las carreteras haría recomendable reducir el límite de velocidad entre 10 y 20 km/h en 6.800 km de la red.
  • El déficit de conservación de las carreteras españolas alcanza ya los 7.000 millones de euros, 6.500 de ellos serían imprescindibles para la reposición del firme. 
  • Solo Castilla-La Mancha ha mejorado el estado de su pavimento en estos últimos años y la Rioja o Madrid se mantienen como hace dos años. 

La alerta sobre el mal estado de las carreteras españolas que recomienda que se reduzca la velocidad máxima permitida entre 10 y 20 km/h en 6.800 km es el resultado de la auditoría de la red que, cada dos años, lleva a cabo  la Asociación Española de la Carretera (AEC). Por eso, con arreglo a los resultados de este informe puede decirse que el mantenimiento viario en España no solo ha ido a peor, sino que hasta puede cuantificarse este déficit de conservación. 

En concreto, como refleja AEC en su informe "Necesidades de Conservación" sería necesario invertir 7.000 millones de euros para asegurar el funcionamiento y preservación de la red viaria española. El se llevó a cabo a pie de carretera durante los tres meses del verano de 2017, por 8 evaluadores que recogieron 400.000 datos de 3.000 tramos de carretera tanto del Estado, como autonómicas y diputaciones forales. 

Entre los aspectos que se analizan en este estudio sobre el estado las carreteras españolas están los firmes, la señalización, las marcas viales, los elementos de balizamiento y la iluminación. Sin duda, el más importante de todos ellos es el firme, para cuya reposición según AEC haría falta invertir 6.500 millones de euros. Los otros 500 millones que reclaman servirían para subsanar el resto de deficiencias. 

Leer más Los tramos de carretera más peligrosos en cada provincia

Esta situación, según denunciaba Juan Francisco Lazcano Acedo, Presidente de la AEC, "estará teniendo, sin duda, un impacto en el incremento de la accidentalidad, pero también en el medio ambiente ya que calculamos que circular por firmes en tan mal estado hace que se emitan a la atmósfera 3 millones de toneladas de CO2 cada año". 

Así, la recomendación más inmediata de AEC, dado que calculan que uno de cada trece km de la red presenta deterioros importantes en más del 50% de la superficie, es que por seguridad se reduzca la velocidad máxima permitida entre 10 y 20 km/h en 6.800 km de la red. También exigen que, si se aplican cargas adicionales al diésel, por ejemplo, estas sean finalistas para la conservación de las carreteras. 

 

 

"Esto, solo como medida de emergencia para atajar el impacto en la cifra de accidentes que pueda estar teniendo el mal estado de las carreteras porque la única solución sostenible es que se incremente en 300 millones de euros durante 8 años la partida de conservación y reposición de firmes. Hay que pasar de 900 a 1.200 millones", puntualiza Juan Francisco Lazcano Acedo.

Desde hace años, la AEC se hace eco de que las necesidades de inversión para el mantenimiento viario deben movilizar un 2% de su valor patrimonial de la red, valorada en el conjunto del Estado en 145.000 millones de euros. Sin embargo, solo una comunidad autónoma española está tratando de que por ley se dedique el 1% del valor de sus carreteras a su conservación. 

"Los de 2018 han sido los primeros Presupuestos Generales del Estado expansivos en muchos años, pero ha conllevado una bajada del 4,3% en conservación y una reducción del 20% en los refuerzos del firme. Ha sido como un golpe en el ojo, solo podemos esperar ya que esto se corrija en 2019", reconoce Jacobo Díaz Pineda, director general de AEC. 

De aplicarse una tasa por uso sobre 10 o 15.000 km de la red de alta capacidad como recomienda la Unión Europea, se recaudarían 4.000 millones de euros al año, con los que la conservación de la red viaria quedaría asegurada por la aportación directa de quienes más la usan y desgastan, ya que un camión deteriora la carretera en la misma medida en la que lo hacen 10.000 turismos. 

Te puede interesar