Los estudios que demuestran que invertir en máximos o mínimos no es tan importante

Mujer mirando a dos pantallas donde se muestra información de inversión

Freepik

  • Muchos hacen el llamado market timing: invierten cuando la bolsa ha bajado porque es entonces cuando se supone que volverá a subir. 
  • Sin embargo, ha estudios que demuestra que, aunque parezca antiintuitivo, no es ni muchos menos la mejor opción y puedes ganar lo mismo invirtiendo en máximos.

Si quisieras invertir o te preguntan cómo ganar más, sin saber nada de inversión, por pura intuición, dirías que al menos hay que hacerlo cuando está en mínimos, y así tener más margen. Pues hay estudios que demuestran que a veces lo contraintuitivo es lo que funciona, o al menos lo hace igual que la idea común. Hay varios que demuestran que invertir en máximos o en mínimos no es tan importante. 

Pongamos como ejemplo un índice que va como un tiro: el S&P500, que no para de hacer máximos. Cuando lees que un índice ha llegado a máximos, lo primero que te pasa por la cabeza, como a todos, es que está caro y que no es el mejor momento para invertir. Es lo que estamos viendo en 2024, pero ¿es realmente así o es otro mantra de la inversión incorrecto o al menos relativo?

Pero que las noticias de los máximos del S&P500 se repitan una y otra vez a lo largo de los años (prácticamente todos los años desde 2012) indica también que la bolsa no para de subir y, por tanto, a largo plazo acabas ganando. 

Al S&P500 le ha dado igual que la inflación se disparase, que la energía se pusiera por las nubes, que haya tambores de guerra, que los tipos subieran de forma rápida y agresiva. Todo esto ha pasado sin apenas afectar a la senda alcista que hemos visto desde la salida de la crisis financiera de 2007, pero la cuestión que nos ocupa no es este índice, sino la inversión en general, ya sea en índices, acciones, divisas, materias primas, etc. 

Más de la mitad de los fondos de inversión y planes de pensiones españoles pierde dinero en 10 años

La eterna cuestión: ¿cuándo invertir?

Es que es imposible conocer el futuro. A corto plazo, es imposible saber qué va a hacer la bolsa. Algunos lo intentan y hacen el llamado market timing, es decir, invierten cuando la bolsa ha bajado porque es entonces cuando se supone que volverá a subir. Parece lo correcto y lógico, además de ser una estrategia que te va a dar, sí o sí, beneficios a medio y largo plazo. 

La falacia del market timing

Sin embargo, por contraintuitivo que esto parezca, no es una estrategia acertada de inversión. Y hay estudios que lo demuestran.

El estudio más revelador sobre la ineficacia del market timing simula el comportamiento de un inversor que desde 1978 hasta 2018 decide invertir 10.000 euros al año. El mejor inversor es aquel que hace el "market timing perfecto", es decir, invierte cuando el S&P500 está en su punto más bajo del año. El peor es el que lo hace en el punto contrario, el más alto.

Ejemplo práctico del estudio

Utilizando un ejemplo de dos inversores ficticios que invierten anualmente 10.000 en el Vanguard 500 Index Fund desde 1976 hasta 2018, uno comprando siempre en el punto más bajo del año y el otro en el más alto. Al final del periodo, el inversor con suerte obtuvo un retorno anual del 7,9% y el sin suerte del 7,1%. La conclusión es que el momento de la inversión es poco relevante a largo plazo, siempre que se mantenga la inversión.

¿La diferencia? A lo largo de estos años, el mejor inversor habría ganado un 7,9% al año, y el peor un 7,1%. Sí, hay un plus de rentabilidad, pero hay que tener en cuenta que es la diferencia entre el mejor y el peor inversor posible.

InversorInversión Total (en dólares)Cartera al 31/12/2018 (en dólares)Rentabilidad Anual (%)
Con suerte420.0003.206.0427,9
Sin suerte420.0002.553.6287,1
 

La importancia de estar siempre en el mercado

Otro estudio interesante muestra que un inversor que hubiera metido dinero en el año 2000 y lo hubiera sacado en 2019 habría tenido un retorno del 6,06% anualizado. Pero si se hubiera perdido las diez mejores jornadas bursátiles (sí, solo 10 de 5000), su retorno habría sido del 2,44%. Y si se hubiera perdido las 20 mejores, la rentabilidad habría sido del 0,88%.

Estos estudios demuestran que lo mejor es estar dentro del mercado y no perdernos estas jornadas buenas, que son las que dan la rentabilidad, y no intentar hacer market timing, que lo único que logra es arañar unas décimas si se hace perfecto.

Invertir en máximos: parece de locos, pero es una estrategia válida

Lo fundamental y menos arriesgado es invertir cuando se tiene el dinero, incluso si el S&P500 está en máximos. Y no esperar a que caiga para entrar en el mercado. Esta estrategia se sustenta en la eficiencia del mercado y en la imposibilidad de predecir consistentemente los movimientos de corto plazo.

La perspectiva a largo plazo

A largo plazo, la bolsa tiende a subir, superando crisis, recesiones y otras adversidades. Este fenómeno se debe al crecimiento económico global y al aumento de la productividad. Por lo tanto, invertir cuando se tiene el dinero disponible, sin intentar cronometrar el mercado, suele ser la mejor estrategia.

La información aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión, invitación, solicitud u obligación por parte del autor, Business Insider España o, la editora, Axel Springer España.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.