El euro digital pasa a la siguiente fase: el BCE aprobará el inicio de 2 años de pruebas para la implantación de su divisa electrónica

Mitad bitcoin, mitad billete de 100 euros.

Pixabay

  • El BCE aprueba este miércoles iniciar el periodo definitivo de pruebas para implantar el euro digital, que su presidenta, Christine Lagarde, prevé que dure 2 años.
  • Esta nueva fase de desarrollo podría seguir el modelo de China, que ya ha probado el uso del yuan digital en varias ciudades, según Bloomberg, aunque el BCE ha reiterado que esta divisa electrónica no sustituirá al dinero en efectivo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El euro digital estará a partir de este miércoles más cerca de convertirse en una divisa electrónica oficial en la eurozona. Así, está previsto que el Banco Central Europeo apruebe la puesta en marcha de la fase definitiva de pruebas de su proyecto de criptomoneda fiat basado en blockchain, que se prolongará durante los próximos 2 años, tal y como ha anunciado recientemente su presidenta, Christine Lagarde.

La aprobación de la nueva fase exploratoria del euro digital por parte del BCE se da prácticamente por hecha, según Bloomberg, que prevé que siga el modelo de China, que ya ha probado el uso del yuan digital entre su población en varias ciudades del país, entregando unos 25,7 euros en divisa digital a 50.000 ciudadanos chinos durante el pasado Año Nuevo Lunar para experimentar con su uso en tiendas físicas y en productos del marketplace JD.com.

Los planes del BCE prevén que si esta fase de pruebas sigue la pauta de las anteriores, en las que los bancos de Francia, Italia y España han testado su operativa, el euro digital podría ser una realidad a partir de 2025, siguiendo los pasos de Granada, Antigua y Barbuda y otros 4 países del Caribe Oriental que pusieron en marcha su propia divisa electrónica, el DCash, a comienzos de 2021, convirtiéndose en la primera región monetaria del mundo en contar con una moneda digital oficial. 

Christine Lagarde ha asegurado este pasado fin de semana en una entrevista en Bloomberg TV que la implantación del euro digital impactará en las vidas de los ciudadanos de la eurozona "de una forma muy íntima", destacando la preocupación social por la protección de su privacidad y la prioridad del BCE de que su divisa electrónica no sirve para fomentar el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo.

El mes pasado, Fabio Panetta, miembro del comité ejecutivo del BCE, ya auguró que el euro digital podría ponerse en funcionamiento en 5 años, con la intención de proteger a la eurozona de la amenaza de las criptomonedas mediante un sistema de pagos digitales que proteja la privacidad de los consumidores a través de una infraestructura pública que evite la monetización de datos privados.

Llega el yuan digital para plantar cara al dólar, ¿es el momento de las criptomonedas oficiales?

Además, el BCE ha reiterado en varias ocasiones que la implantación del euro digital no supondrá el fin del dinero en efectivo, al tiempo que ha estado probando sistemas que garanticen que este divisa electrónica permite hacer pagos anónimos a través de blockchain, lo que supondrá la necesidad de usar una cartera digital que registre las operaciones y evite la pérdida de fondos o la falsificación de pagos, según ha señalado el Banco Central de Suecia.

Mientras, para evitar que la implantación del euro digital suponga un cambio masivo en el equilibrio monetario de la eurozona, Panetta ha propuesto limitar la cantidad de esta divisa electrónica oficial que cada ciudadano puede tener en sus cuentas a 3.000 euros digitales, para desincentivar su acaparamiento y facilitar la operativa de la banca comercial, que será la que dé acceso al euro digital, según Bloomberg.

Otros artículos interesantes:

El euro digital no supondrá el fin del dinero en efectivo, al menos de momento: los 5 retos que marcarán su implantación

Pekín probará el uso del yuan digital entregando 1,25 millones de euros a 50.000 personas durante el Año Nuevo Lunar

Así será el euro digital: Europa pone en fase de pruebas su alternativa a las criptomonedas y a las divisas electrónicas de China y Rusia

Te recomendamos

Y además