Pasar al contenido principal

El euro esquiva las dudas de la incertidumbre política en Italia

Monedas Euros
Pexels

El incierto resultado arrojado por las urnas en Italia tras las elecciones generales celebradas este domingo, en las que los partidos populistas han batido tanto sus propias expectativas como a los partidos tradicionales, no deja de ser algo previsto de antemano por los mercados, que a la espera de ver en qué alianza de Gobierno se concreta, no ha tenido hasta ahora un impacto reseñable en la cotización del euro o en la deuda, según señalan los distintos expertos consultados por Europa Press.

"A pesar de que el resultado no es un factor positivo, las apuestas sobre un Parlamento sin mayorías en Italia eran altas y el resultado ha estado en línea con las expectativas", señalan Petr Krpata y Paolo Pizzoli, analistas de ING, señalando que esta incertidumbre política en Italia "no es suficiente para contrarrestar el ciclo económico positivo en la eurozona y los pasos del BCE hacia la normalización de sus políticas".

De hecho, la rentabilidad exigida en el mercado secundario a los bonos italianos con vencimiento a diez años se situaba en el 2,091%, después de haber llegado a subir al 2,128% al comienzo de la sesión, en línea con el 2,040% del viernes, lo que se traducía en un diferencial respecto al 'bund' alemán —o prima de riesgo—  de 146,80 puntos básicos, cinco por encima del diferencial de la anterior sesión.

En cuanto al cambio del euro frente al 'billete verde', este se mantenía estable en 1,2325 dólares, frente a los 1,2317 dólares del pasado viernes.

En este sentido, Brat Hordijk, de Monex Europe, lamentaba que los resultados electorales en Italia probablemente significarán que ningún potencial Gobierno tendrá un mandato lo suficientemente fuerte para acometer las reformas económicas necesarias, mientras que los grandes vencedores de las elecciones, los partidos populistas (Lega y M5S) han hecho en algún momento campaña contra el euro, lo que aleja la opción de una mayor integración europea.

Leer más: Los tres escenarios que UBS ve para Italia: repetir elecciones, una gran coalición o una alianza antisistema

"Eventualmente, es el tipo de cambio del euro el que sufrirá, junto con los italianos, si se llevan a la práctica las políticas populistas de fácil digestión en vez de otras más pragmáticas con dificultades en el corto plazo, pero con vistas a salir ganando en el largo plazo", apunta Hordijk, quien considera que "la única esperanza para la moneda es que los partidos suavicen su retórica de campaña para poder gobernar y encontrarse en un punto medio".

Sobre esta cuestión, Enrique Diaz Álvarez, director de riesgos de Ebury, destacaba que partidos como M5S y Lega han suavizado significativamente su retórica reciente contra el euro, tranquilizando a los electores, lo que ha favorecido también sus resultados y se ha traducido en una reacción "muy suave" en el mercado de bonos y en las divisas, algo en lo que coincide Aneeka Gupta, analista de ETF Securities, quien considera que un resultado electoral sin mayorías "había sido descontado", añadiendo que el mercado "parece distraído con la guerra comercial precipitada por Donald Trump".

A expensas del movimiento M5S

De hecho, Gupta afirma que la situación representa "una oportunidad de comprar en las caídas", ante la postura mostrada por el líder del M5S, Luigi di Magio, de facilitar a los bancos del país la recuperación de activos, permitiendo maximizar el retorno.

De este modo, Claudio Ferrarese, gestor de fondos de Fidelity International, subraya la "escasa reacción del mercado" y apunta que para el mercado una coalición se consideraba un buen resultado, preferiblemente con partidos tradicionales, aunque ahora parece improbable que los partidos populistas, sobre todo el M5S, puedan quedar fuera del Gobierno.

"En lo sucesivo, la reacción concreta del mercado dependerá de lo diluido que esté el M5S en dicha coalición: cuanto más suavicen sus posturas a medida que negocien con otros partidos, mejor será para los bonos, al menos inicialmente", señala el experto, quien prevé una reacción tibia del mercado hasta que se conozca mejor qué rumbo adoptará el nuevo Gobierno en materia fiscal.

Te puede interesar