Se confirma lo que era un secreto a voces: Europa no atendió la llamada de auxilio de Italia ante el coronavirus

Propietarios y conductores de autobuses turísticos realizan una protesta para exigir ayuda financiera del Gobierno italiano.
Propietarios y conductores de autobuses turísticos realizan una protesta para exigir ayuda financiera del Gobierno italiano.
REUTERS/Massimo Pinca
  • Italia fue el primer estado europeo en ser severamente golpeado por la propagación del nuevo coronavirus. 
  • En febrero, cuando el país empezaba a tener un descontrolado ascenso de número de nuevos contagios, realizó una llamada a Europa a la que nadie, según una investigación de The Guardian, contestó. 
  • No obstante, un comisionado europeo apunta a que la falta de ayuda fue fruto de la escasez de equipos más que de poca solidaridad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Italia fue el primer país europeo en verse severamente afectado por la propagación del COVID-19, sobre todo, Lombardía, la primera región en colapsar su sistema sanitario

En medio de la tormenta, que nadie sabía muy bien por dónde venía, Europa no respondió a su llamada de auxilio, según una investigación realizada por The Guardian.

"Ningún estado miembro respondió a la solicitud de Italia [registrada en el Sistema Común de Comunicación e Información de Emergencia (CECIS) de la UE] y al pedido de ayuda de la Comisión", señala a los investigadores —Daniel Boffey, Celine Schoen, Ben Stockton y Laura Margottini— Janez Lenarčič, el comisionado europeo responsable de la gestión de crisis, quien apunta a una falta de equipo, más que de solidaridad por parte de la UE.

Leer más: Las muestras de un virus muy parecido al COVID-19 fueron enviadas a Wuhan en 2013, según ha desvelado The Sunday Times

De hecho, según registros internos y las entrevistas con docenas de funcionarios y expertos de la UE, consultados por el medio, evidencian la carencia de experiencia, la incertidumbre y el desconcierto ante un "desastre inminente", tildan los periodistas. 

Aunque la UE intentaba centrar sus esfuerzos en mantener la enfermedad fuera de las fronteras, no impidió que arrasase con mucho de los países que, a día de hoy —casi 7 meses de las primeras alarmas del 9 de enero de 2020—, siguen gestionando brotes de SARS-CoV-2.

Los países, como Italia, tuvieron que tomar la iniciativa en solitario porque no había suficiente equipo en la Unión

Tras identificar 2 casos de COVID-19 el 30 de enero en Roma, Italia prohibió los vuelos provenientes de China y empezó a planear las medidas de detección —que no empezaron a desarrollarse hasta el 13 de febrero, cuando ahora se cree que el coronavirus llevaba en el país desde diciembre—. Y, supuestamente, la respuesta había sido inmediata y eficiente pero los informes reflejan que, más bien, era "incierta". 

Para más, a eso se sumó la falta de material. Que trajo la compra equívoca de material también a España, y el robo de gran parte de este a Francia y Alemania

"Comenzaron desde el principio y, según mi información, nunca recibieron los datos completos que permitirían a la Comisión tener una idea clara de las existencias de equipos y capacidades de las unidades de cuidados intensivos. Y en muchos casos resultó que los propios Estados miembros no tenían una idea clara de su capacidad de este tipo", señala Lenarčič. 

Leer más: Las mascarillas serán obligatorias en la nueva normalidad: dónde comprar modelos de tela reutilizables para reducir el impacto medioambiental

Por ello, cada uno de los miembros de la UE empezaron a actuar en solitario y a hacer frente a la crisis —entre ellos, España—. Y, a posteriori, los expertos que han revelado la línea del tiempo de la pandemia en Europa a The Guardian, reconocen que, si se hubiese actuado antes con Italia, no se hubiese arrastrado a la mayoría de la Unión

"Si Italia hubiera podido hacerlo 10 o 14 días antes, hubiera ido mejor. El Ministerio de Salud quería hacer eso, pero llevó tiempo convencer al Gobierno", explicita al medio Walter Ricciardi, asesor principal del ministerio de salud italiano.

A lo que se terminó añadiendo que, independientemente de que el Gobierno en solitario hubiese podido hacerle frente, Europa no fue capaz de prestar ayuda al país

"Toda la lógica es dar a la Comisión los medios para apoyar más a los Estados miembros. Porque cuando Italia pidió ayuda, nadie pudo darla", dice Lenarčič.

LEER TAMBIÉN: España espera recibir 80.000 millones del fondo europeo de recuperación para evitar que el paro alcance el 25%

LEER TAMBIÉN: 1 de cada 3 jóvenes son vulnerables a infecciones graves de COVID-19, según un estudio que apunta al hábito de fumar

LEER TAMBIÉN: Los anticuerpos de las llamas pueden neutralizar al coronavirus, según un nuevo estudio

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos