La Comisión Europea investiga por sorpresa los locales de Glovo y Delivery Hero por posible cártel

Tres repartidores de Glovo mirando la aplicación

REUTERS/Valentyn Ogirenko

La Comisión Europea, según informa Reuters, está llevando a cabo inspecciones sorpresa en las instalaciones de Delivery Hero y Glovo. Este organismo sospecha que ambas empresas establecieron acuerdos ilegales para dividirse el mercado europeo. 

Aunque en un principio la CE no ha querido dar el nombre de las compañías ni los países donde se están produciendo estas investigaciones, Reuters avanza que Uber Eats, Deliveroo, Bolt, Gorillas y Flink no están afectadas, según han afirmado sus portavoces. 

Por su parte, Delivery Hero sí que ha reconocido que la semana pasada se investigó su sede de Berlín. De la misma manera, Glovo confirmó a Reuters que en esas mismas fechas también había sido inspeccionada su sede de Barcelona. Sin embargo, el unicornio catalán no ha querido dar más explicaciones.

Según informa el Ejecutivo comunitario, a la Comisión le preocupa que estas empresas puedan haber infringido el Tratamiento de Funcionamiento de la Unión Europea en lo relativo a la prohibición de los cárteles y las prácticas comerciales restrictivas. 

Estas inspecciones sorpresas llevadas a cabo por la CE son un paso previo para que entre a actuar ante las sospechas de prácticas anticompetencia. De esta manera, intenta aclarar los hechos antes de tomar una decisión. El Ejecutivo comunitario insiste en que esta fase no significa que las empresas sean culpables de incumplir con las leyes antimonopolio. La Comisión Europea no tiene un plazo definido para concluir con su investigación preliminar. 

Por su parte, y según las reglas europeas, aquellas empresas que hayan participado en estos cárteles, pero pactándolo de forma confidencial, pueden conseguir inmunidad para librarse completamente de esta multa o para que sea de una cuantía menor. 

Este anuncio llega justo unos días después de que la junta de accionistas de Glovo apruebe su compra por parte de Delivery Hero. Este era el último paso que les faltaba para hacer oficial el traspaso. El cierre formal se producirá en las próximas semanas, después de que se haya llevado a cabo la ampliación de capital del gigante alemán para abonar en títulos la compra.

Sin embargo, esta venta no ha salido tal y como Glovo había planeado. Desde que se anunció la operación, las acciones de la empresa alemana han sufrido una fuerte caída de más del 60%, lo que ha inquietado a la compañía española. 

Cuando anunciaron la venta el 31 de diciembre de 2021, las acciones de Delivery Hero tenían un precio de 98 euros, lo que disparó la valoración de la startup catalana a unos 2.300 millones de euros. Pero, seis meses después, el valor de la acción de la alemana es de 35 euros, lo que ha reducido la valoración de la compañía española significativamente.

Esto se debe a que la fórmula que eligieron ambas empresas fue un intercambio de acciones, cuyo valor fluctúa en la bolsa, y Glovo no incluyó en este acuerdo ninguna cláusula para proteger a los inversores. Ahora, los accionistas deberán esperar al momento oportuno para vender intentando sacar el mayor rédito posible. 

Otros artículos interesantes:

"Únicamente soy yo, ¿queréis que siga?": el camino de Oscar Pierre, cofundador de Glovo, para convertir una idea en una empresa de 2.300 millones

Viaje a las entrañas de Gorillas: así funciona un supermercado fantasma que te permite tener la compra en casa en 10 minutos

Las apps de 'delivery' ignoraron los principios básicos del mundo de los negocios para disparar su crecimiento: ahora se enfrentan a miles de despidos, al desplome de sus acciones y a una guerra brutal por su supervivencia

Te recomendamos