Pasar al contenido principal

La Comisión Europea no considera que el coronavirus sea un riesgo grave para los trabajadores, lo que podría fomentar menos medidas de protección

Miembro del personal sanitario del Hospital La Paz.
Miembro del personal sanitario del Hospital La Paz, Madrid, España. REUTERS/Juan Medina
  • La Comisión Europea, brazo ejecutivo de la Unión, ha considerado el coronavirus como una amenaza de "nivel medio" para los trabajadores de la comunidad.
  • Esta medida podría fomentar menos medidas de protección laboral y menos restricciones que si se considerara de alto riesgo.
  • La bancada socialdemócrata se ha opuesto a la decisión, respaldada por 27 estados, y votará este mes de junio para intentar evitar su aplicación inmediata.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La Comisión Europea ha considerado el coronavirus como una amenaza "de nivel medio" para los trabajadores de la comunidad. Esta acepción ha levantado la polémica entre los sillones del ala socialdemócrata del parlamento, que critican cómo esta medida permitirá adoptar medidas de protección laboral menos estrictas que si se considerara de alto riesgo.

La decisión tiene amplias repercusiones económicas y sanitarias, ya que podría afectar a los costos de las empresas para reanudar la actividad comercial, repercutir en la seguridad de los trabajadores y afectar a su continuidad en las empresas. El grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, el segundo más grande de la cámara, se ha opuesto por completo.

Leer más: Europa necesita al menos 500.000 millones más para recuperarse tras la crisis del coronavirus

De las 4 etapas que existen de riesgo laboral, la Comisión, el brazo ejecutivo de la UE, ha considerado que la pandemia no superará el nivel 3 de amenaza para los empleados de la comunidad europea. La razón por la que no ha alcanzado el último estadio: "Un virus puede presentar un peligro para los trabajadores [...] pero normalmente se dispone de profilaxis o de un tratamiento eficaz".

Por contra, los agentes biológicos de nivel 4 plantean que el nivel de emergencia es "alto" si no se dispone de formas para combatir la enfermedad, y a día de hoy todavía no existe un tratamiento para prevenir o curar el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus. 

Leer más: A qué destinos de Europa se podrá viajar este verano

Una portavoz de la Comisión Europea señaló a Reuters que se utilizan varios criterios para clasificar los peligros biológicos y ninguno de ellos tiene más peso que otros, por lo que la profilaxis o el tratamiento "no pueden considerarse como un criterio independiente [para categorizar el riesgo del COVID-19]", menciona esta parlamentaria.

La decisión, consultada con científicos y la Organización Mundial de la Salud, ha sido apoyada por 27 estados de la UE.

La decisión no ha sido transparente y la información no es pública

"Nos oponemos firmemente a la decisión de la Comisión de clasificar a COVID-19 sólo como un peligro de nivel medio. El coronavirus es el mayor reto sanitario de nuestra historia reciente", pregona la legisladora de la UE Agnes Jongerius, del grupo socialdemócrata.

A sus ojos, la decisión del nivel 3 no se tomó de manera transparente: "No hay información pública disponible sobre los expertos consultados y su razonamiento". Esto genera un problema procedimental, ya que esta votación tiene aplicación inmediata, pero el parlamento podría bloquearla en una nueva votación este mes de junio.

Leer más: España intenta que su app de rastreo contra el coronavirus sea compatible con la del resto de Europa: qué diferencia a Reino Unido y Francia del modelo de Alemania, Austria o Italia

La decisión significa que los empleadores tendrán que garantizar una serie de medidas de seguridad. Pero como el virus no está clasificado como de alto riesgo, es menos probable que se vean expuestos a desafíos legales en caso de infecciones; esto es, tendrán más libertad para no proteger a sus trabajadores.

La polémica se enardece precisamente en un momento en que la epidemia en Europa, la región más afectada del mundo, ha alcanzado su punto álgido, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades. Sin embargo, el virus sigue circulando y todavía son muchos quienes consideran la posibilidad de una segunda ola de infecciones en otoño.

Y además