Europa no puede dejar de comprar gas ruso: esta es la razón

Europa tiene una gran dependencia del gas ruso.
Europa tiene una gran dependencia del gas ruso.

Dumitru Ochievschi/Getty Images

Tres días después de que Rusia invadiera Ucrania, y tras las amplias sanciones impuestas al régimen de Vladímir Putin, el apetito de Europa por el gas ruso no muestra signos de disminuir.

El domingo por la mañana, Gazprom, el gigante energético controlado por el Kremlin, aseguró que las exportaciones de gas de Rusia a Europa a través de Ucrania se desarrollaban según lo previsto.

El viernes, las cifras del operador de la red ucraniana mostraron que las importaciones europeas de gas ruso a través de Ucrania se dispararon casi un 40% el jueves, día en que comenzó la invasión, según Bloomberg.

El petróleo y el gas han estado hasta ahora exentos de las sanciones occidentales a Rusia.

Esta es la razón por la que Europa sigue comprando gas ruso:

El continente ha llegado a depender de él

En su día, Europa disfrutó de un suministro fiable de gas procedente del yacimiento del Mar del Norte, que ahora está prácticamente agotado. Rusia, por su parte, tiene las mayores reservas de gas natural del mundo.

La Unión Europea depende de Rusia para cerca del 40% de su gas, más del doble que Noruega, su siguiente socio importador.

En 2021, Rusia vendió a Europa petróleo y gas por valor de unos 100.000 millones de dólares, según estimaciones de William Jackson, economista de Capital Economics. Gazprom suministró alrededor de un tercio del gas de Europa en 2020, según Bloomberg

Alemania ha pasado a depender del gas

Alemania, la mayor economía de Europa, depende de Rusia para más de la mitad del gas que consume. Alemania ha ido eliminando la energía nuclear en favor del gas, y ha intentado construir un nuevo gasoducto para traer más desde Rusia. Se trata del gasoducto Nord Stream 2, que complementaría el actual gasoducto Nord Stream 1 y seguiría una ruta similar a través del Mar Báltico.

Alemania y Estados Unidos no van a disuadir a Putin con unas cuantas sanciones y cuentas bancarias congeladas: hace falta una alianza fuerte y democrática para frenar la guerra en Ucrania

Alemania suspendió el proyecto Nord Stream 2 poco después de la invasión rusa, pero, en realidad, no lo ha cancelado por completo.

El coste es comparativamente bajo

Los analistas afirman que el aumento de las importaciones europeas de gas ruso el día de la invasión se debió en parte a que los precios del gas no ruso subieron por efecto de las fuerzas del mercado.

Stefan Ulrich, analista de gas de BloombergNEF, afirmó el jueves que los precios del gas no ruso estaban "muy por encima del precio de venta probable de muchos contratos de importación de Gazprom".

Georg Erdmann, expresidente del Departamento de Sistemas Energéticos del Instituto de Tecnología Energética de la Universidad Tecnológica de Berlín, declaró a la CNBC que la industria del gas "asume que Rusia es un socio comercial bastante fiable" que cumple sus contratos a largo plazo.

Los políticos tienen los ojos puestos en los costes energéticos de los consumidores

Los europeos han sufrido un invierno en el que los precios del gas se han disparado, elevando las facturas energéticas de los hogares. Los políticos europeos no quieren asustar a sus votantes con el fantasma de nuevas subidas de precios.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha insistido en que la UE podrá hacer frente a cualquier alteración de las importaciones de gas.

Europa ha tardado en apostar por las energías renovables

La UE se ha comprometido a utilizar energías renovables, pero su desarrollo no es lo suficientemente rápido como para reducir su dependencia de la energía rusa. 

Según la Dirección General de Energía de la UE, el 25% de la energía del bloque procede del gas natural. El resto procede del petróleo (32%), los combustibles fósiles sólidos como el carbón (11%) y las energías renovables y los biocombustibles (18%).

El suministro de gas en España no está en peligro por la crisis de Rusia y Ucrania, pero podría jugar un papel clave para garantizar el abastecimiento en el resto de Europa

"Sencillamente, ahora no hay suficiente capacidad de red para asumir más renovables en algunas partes de Europa",  ha explicado Tim Schittekatte, investigador de la Iniciativa de Energía del MIT, a la CNBC.

El gas ruso ayuda a los cultivos europeos

Europa utiliza el gas para fabricar ingredientes clave para los fertilizantes, como el nitrato de amonio y la urea. Por tanto, la interrupción del suministro de gas también afecta a la capacidad del continente para cultivar y alimentar a su población.

Otras noticias sobre el ataque de Rusia a Ucrania en Business Insider:

Puedes ver otras noticias del día en nuestra portada.

Te recomendamos