Pasar al contenido principal
LOGO HUAWEI

Europa quiere una inteligencia artificial innovadora, ética y segura

IAbyHuawei

Europa quiere una inteligencia artificial innovadora, ética y segura
  • El pasado 7 de diciembre de 2018 la Unión Europea presentaba un plan estratégico para asentar las bases de una inteligencia artificial europea.
  • El uso de datos de todos los países miembros para la investigación médica y su procesamiento mediante inteligencia artificial será una de las prioridades de la UE.
  • Se espera una inversión inicial de 20.000 millones de euros hasta finales de 2020 para desarrollar este proyecto.

Hace ya algún tiempo que expertos e investigadores vienen reclamando una postura común de los estados miembros de la Unión Europea para no perder competitividad en materia de inteligencia artificial frente a Estados Unidos, China o Canadá.

La respuesta desde Bruselas no se ha hecho esperar y llega en forma de un plan estratégico que impulsará el desarrollo de la inteligencia artificial en Europa como una tecnología transversal que será decisiva en múltiples ámbitos: desde la agricultura, a la lucha contra enfermedades o la seguridad cibernética.

Más que enzarzarse en una carrera por conseguir el liderazgo en el ámbito de la inteligencia artificial, el modelo de desarrollo que propone Europa se basa en un sistema centrado en el ser humano, ético y seguro que se ajusta a los valores fundacionales sobre los que se sustenta la Unión Europea.

GDPR, el marco legal para proteger la privacidad de las personas

En su manifiesto, Europa reconoce que la inteligencia artificial solo puede prosperar basándose en un marco legal sólido para proteger los datos de los ciudadanos, de forma que puedan servir como combustible para impulsar el desarrollo de la inteligencia artificial, sin afectar a su privacidad.

El GDPR, que tantos dolores de cabeza ha dado a las empresas durante el último año, sirve de marco legal que establece las reglas de uso de los datos privados de los ciudadanos europeos y la responsabilidad de las empresas de hacer un buen uso y custodia de ellos, creando un área digital sin fisuras para el desarrollo de productos y servicios basados en el uso seguro de esos datos.

GDPR, nueva ley de protección de datos
GettyImages

En ese contexto, la Comisión Europea diferencia entre los datos de carácter personal y los de carácter no personal, que recogen entidades de transporte o proveedores de servicios, y que antes de la entrada en vigor del GDPR estaba restringida por las normativas de muchos países miembros. Esto impedía establecer flujos de datos transfronterizos, que con la nueva directiva europea ahora se encuentra perfectamente delimitada y definida.

Un “espacio Schengen” común de datos para investigación

Los datos son el combustible que necesita la inteligencia artificial para funcionar, por lo que es necesario asegurarse de que recibe datos de la mejor calidad para que el aprendizaje automático consiga los resultados más acertados.

En ese aspecto, las autoridades europeas coinciden en crear una iniciativa similar al espacio Schengen que ya existe para la libre circulación de las personas, facilitando el uso transfronterizo de datos entre países miembros.

Leer más: Aprender idiomas ya no es un problema, la inteligencia artificial te ayuda a conseguirlo

Con este sistema, por ejemplo, se podrían usar los datos sanitarios de todos los países de la Unión Europea para obtener modelos de estructuras biomoleculares que ayuden al diagnóstico de arritmias cardiacas, obteniendo resultados basados en un espectro de datos mucho más amplio, y no solo condicionados por las particularidades ambientales, alimentarias o de hábitos de un determinado país.

Las iniciativas de desarrollo de la inteligencia artificial también van dirigidas a impulsar proyectos que mejoren la calidad de vida de las personas como la iniciativa Story Sign que han desarrollado asociaciones de sordos europeas junto a Huawei, para integrar la inteligencia artificial en el proceso educativo de los niños con problemas de audición severa mediante la inteligencia artificial integrada en sus móviles de la serie Mate 20.

La ética en la inteligencia artificial

La inteligencia artificial está destinada a tomar cada vez más protagonismo en funciones que, de una forma u otra, afectarán a los ciudadanos en sus decisiones. Por ese motivo Europa quiere asegurarse de que se toman las debidas precauciones en el desarrollo de sus sistemas de inteligencia artificial para que no supongan un factor discriminatorio para nadie.

Los sistemas de inteligencia artificial se basan en el procesamiento de datos, pero reflejan las debilidades y sesgos que los humanos llevan arrastrando durante toda su historia. Por ello deben aplicarse sistemas de control ético que corrijan los sesgos que traen implícitos los datos generados por las decisiones humanas anteriores.

Europa quiere una inteligencia artificial innovadora, ética y segura

Un ejemplo claro son los sistemas de inteligencia artificial orientados a los departamentos de recursos humanos en los que, basándose en históricos estadísticos, tienden a discriminar a un determinado sector de la población.

Esta discriminación no se produce por la aptitud de los aspirantes, sino porque históricamente ya ha existido ese sesgo impuesto por comportamientos culturales discriminatorios y así lo reflejan los datos con los que se ha entrenado la inteligencia artificial.

Leer más: La inteligencia artificial que mejora el funcionamiento de tus dispositivos ya está aquí

La inteligencia artificial estará presente en las decisiones de futuro de muchas personas y en áreas muy sensibles donde ética en las decisiones debe tener un gran peso específico. Es en esos ámbitos donde el desarrollo de una inteligencia artificial ética y sin sesgo marcará la diferencia y debe prevenirse desde los primeros pasos de su desarrollo.

La Comisión Europea está ultimando el borrador de la normativa en materia de ética aplicada a la inteligencia artificial en el que se primará la transparencia y el respeto por las libertades humanas y la protección a los grupos más vulnerables como son los menores de edad o las personas con discapacidades.

Talento especializado, la receta de la UE para desarrollar su inteligencia artificial

Gran parte de la inversión que la UE realizará en materia de inteligencia artificial irá destinada a atraer talento especializado en distintos campos de la computación y el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial y machine learning.

Dos jóvenes cierran un acuerdo con un apretón de manos
Getty Images

Durante décadas, Europa ha formado a los mejores investigadores en materia de inteligencia artificial que se han visto obligados a salir de sus países para participar en proyectos impulsados por EEUU o China, convirtiéndolos en potencias en la materia. Europa quiere revertir esa fuga de talento impulsando proyectos innovadores y económicamente viables para retener el talento en ellos.