Europa quiere prohibir las importaciones de petróleo de Rusia en 6 meses, con excepciones para Hungría Eslovaquia

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Reuters

Se esperaba con expectación el sexto paquete de sanciones de Europa hacia Rusia, tras la intensificación de la presión para prescindir por completo del petróleo ruso.

Ha sido la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, la encargada de dar los aspectos esenciales de este nuevo conjunto de medidas en un discurso pronunciado ante el Pleno del Parlamento Europeo, reunido en Estrasburgo. 

Alguien compra petróleo a Rusia en secreto: los petroleros están apagando sus transmisores para no ser detectados

Tal y como apuntan en EFE, la proposición consiste en un veto progresivo a las compras de petróleo ruso –con excepciones para Hungría y Eslovaquia– en pos de eliminarlas por completo en 6 meses. 

Lo que se ha puesto sobre la mesa, ha señalado von der Leyen, es “una prohibición total de las importaciones de petróleo ruso –por mar y oleoducto– crudo y refinado”.

Europa le ha pagado a Rusia 44.000 millones de euros desde que comenzó la guerra por las compras de gas, petróleo y carbón

Desde el pasado 24 de febrero de 2022, cuando Rusia invadió Ucrania, se ha dado un hecho un tanto contradictorio: a la vez que aumentaban las sanciones occidentales hacia el país presidido por Vladímir Putin, se le seguía comprando petróleo, gas y carbón en grandes cantidades, en una suerte de financiación de la guerra. 

En concreto, según un informe hecho público por Centre for Research on Energy and Clean Air (CREA), Rusia ha vendido en estos 2 primeros meses de conflicto bélico, combustibles fósiles por valor de 63.000 millones de euros. El 71% (unos 44.000 millones de euros) lo compró Europa.

Los 20 países con las mayores reservas de petróleo del mundo

Los mayores importadores de energía rusa han sido Alemania (9.100 millones de euros), Italia (6.900 millones de euros), China (6.700 millones), Países Bajos (5.600 millones), Turquía (4.100 millones) y Francia (4.100 millones). Bélgica y España ocupan la séptima y la octava posición: han gastado entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

En total, detallan, las entregas de petróleo a la UE cayeron un 20% y las de carbón un 40%, mientras que las entregas de gas natural licuado (GNL) aumentaron en un 20%.

Una cuarta parte de los envíos de combustibles fósiles de Rusia llegaron a solo 6 puertos de la UE: Róterdam (Países Bajos), Maasvlakte (Países Bajos), Trieste (Italia), Gdansk (Polonia) y Zeebrugge (Bélgica).

También daba el estudio un listado de las empresas del mundo que siguen comprando gas, petróleo y carbón a Rusia, entre ellas, sólo aparecen 2 españolas: Repsol y Bahía Bizkaia Gas

Otros artículos interesantes:

La OPEP ha dicho a la UE que es "casi imposible" sustituir el petróleo ruso cortado por sanciones o boicots

Dinamarca construirá 2 islas que abastecerán de energía limpia a más de 10 millones de hogares en Europa

Rusia extrae casi un 10% menos de petróleo que antes de invadir Ucrania, según desvelan las imágenes por satélite

Te recomendamos