Cómo evitar que se te empañen tus gafas de sol cuando llevas mascarilla

Una mujer con gafas de sol y mascarilla
Reuters

Utilizar la mascarilla durante el verano puede resultar realmente molesto: con el calor es más difícil respirar, es muy posible que la cara no pare de sudarte y que sientas agobio debido al uso de esta medida de protección con altas temperaturas. 

Utilizar mascarillas quirúrgicas en lugar de FFP2, evitar las horas centrales del día, mojarte el rostro e ir bien hidratado son algunos trucos que debes poner en práctica para sufrir menos en verano. 

Además, hay otra cuestión que también es especialmente molesta y que no parece tener una solución tan fácil: ¿qué puedes hacer cuando se te empañan las gafas por culpa de la mascarilla? Esto es muy habitual en verano, ya que llevar gafas de sol es casi obligatorio durante los meses más calurosos.

Que las gafas de sol se empeñen es desagradable: dificulta la visión y puede hacerte pensar que sería mucho mejor no llevarlas y esperar a que la mascarilla deje ser de obligatoria en exteriores. Pero lo cierto es que puedes poner en práctica algunos consejos con los que tus gafas no se van a llenar de vahó y podrás llevarlas incluso con la mascarilla puesta.

Cómo evitar que se empañen las gafas de sol con la mascarilla

Uno de los trucos más conocidos es el de limpiar las lentes de las gafas con una pastilla de jabón seco por ambos lados. Después, debes eliminar los restos con una gamuza, de forma que el jabón cree una partícula que evite que el agua se quede sobre el cristal y forme así el vaho.

En las ópticas Alain Afflelou también ofrecen algunas recomendaciones a la hora de mantener las gafas sin vaho cuando usas mascarilla: poner un esparadrapo sobre la mascarilla y la nariz te ayudará a sellar mejor ese hueco del rostro, que es por donde de escapa el vapor que termina empañando las lentes. Eso sí, esta solución es para un tiempo corto, ya que puede ser molesta.

Otro consejo de esta óptica es poner las gafas encima de la mascarilla, debido a que su peso hará que el aire evite empañarla. Aunque esta no es la mejor solución porque la máscara puede moverse.

Por último, te queda la posibilidad de comprar unos cristales antivaho para tus gafas. Los puedes adquirir en tu óptica de confianza y el precio dependerá del cristal que necesites. Además, existen sprays antivaho también en las ópticas, cuyo coste oscila entre los 8 y 14 euros y que después de aplicarlos en las lentes será más complicado que se empañen.

Hay quienes recomiendan frotar una pastilla de jabón por el interior de la lente y con una gamuza extenderlo bien por toda la lente interior. 

E incluso, algunos van más allá y afirman que también funciona el truco de la patata. Para ello debes cortar una patata por la mitad (también se puede hacer con un aguacate) y después con una de las mitades la restregas por los dos cristales, por dentro y por fuera. Cuando ya esté bien untado, limpias con papel de periódico o papel de cocina.

Otros artículos interesantes:

La guía de mascarillas definitiva para personas vacunadas y no vacunadas de la agencia sanitaria de EEUU

El coronavirus fue capaz de mutar al menos 30 veces en el cuerpo de una mujer con VIH que estuvo contagiada 216 días

6 efectos secundarios que ya han identificado de las dosis de refuerzo de las vacunas de COVID-19