La evolución de la Tierra, en 40 segundos: así han cambiado las placas tectónicas durante los últimos 1.000 millones de años

Un mapa de los límites actuales de las placas tectónicas de la Tierra.
Un mapa de los límites actuales de las placas tectónicas de la Tierra.
  • Un grupo de geólogos han publicado una animación donde se muestra el movimiento de las placas tectónicas de la Tierra, durante los últimos 1.000 millones de años.
  • La animación muestra así las formaciones anteriores a las de los 7 continentes y los 5 océanos que se conocen en la actualidad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Tierra se formó hace 4.400 millones de años y, más tarde, se enfrió lo suficiente como para formar una corteza sólida con placas individuales, aproximadamente 1.200 millones de años después. "En pocas palabras, este modelo tan completo ayudará a explicar cómo nuestro hogar, el planeta Tierra, se volvió habitable para criaturas complejas", aseguró Dietmar Müller, coautor del estudio, en un comunicado de prensa.

La masa de tierra que se convirtió en la Antártida una vez se situó a lo largo del Ecuador. Con el avance de la historia de la Tierra, varios supercontinentes se han dividido y han vuelto a unirse, imitando a los Backstreet Boys.

Nuestros 7 continentes y 5 océanos actuales son el resultado de más de 3.000 millones de años de evolución planetaria, con las placas tectónicas entrecruzadas sobre el lodo semisólido del núcleo de la Tierra. 

Esta infografía muestra toda la historia del universo y su evolución: aquí tienes el mejor resumen

Aunque trazar los movimientos precisos de esas placas durante todo ese tiempo es un desafío, ya que los modelos existentes, a menudo, son fragmentarios, abarcan solo unos pocos millones de años o se centran en cambios continentales u oceánicos, no en ambos. 

Ahora, por primera vez, un grupo de geólogos ha ofrecido una imagen fácilmente digerible de 1.000 millones de años de movimiento de placas tectónicas.

Los geocientíficos, de la Universidad de Sídney (Australia), pasaron 4 años reconstruyendo cómo cambiaron las masas de tierra y los océanos durante los últimos 1.000 millones de años. Como parte de un estudio reciente, mostraron esos cambios en la siguiente animación:

La animación muestra continentes verdes cruzando los océanos, que están representados en blanco. La Ma en la parte superior del video es un lenguaje geológico para 1.000.000, por lo que 1.000 Ma significa hace 1.000 millones de años. 

Las diversas líneas de color representan diferentes tipos de límites entre las placas tectónicas: las líneas azul-violeta muestran límites divergentes, donde las placas se dividen; los triángulos rojos, límites convergentes, donde las placas se mueven juntas, y las curvas de color gris verdoso, los límites de transformación, donde las placas se deslizan lateralmente unas sobre otras.

"Estas placas se mueven a la velocidad de crecimiento de las uñas, pero cuando 1.000 millones de años se condensan en 40 segundos, se revela un baile fascinante", explicó Sabin Zahirovic, geólogo de la Universidad de Sídney y coautor del nuevo estudio, en un comunicado de prensa

Construyendo un mejor modelo de placas tectónicas

Este mapa muestra cómo era Pangea hace 200 millones de años, con los límites de las placas tectónicas en blanco.
Este mapa muestra cómo era Pangea hace 200 millones de años, con los límites de las placas tectónicas en blanco.

Hoy en día, uno puede imaginarse el planeta como una trufa de chocolate, con un centro viscoso instalado en una cáscara endurecida. Este centro consta de un manto semisólido de casi 3.000 kilómetros de espesor, el cual rodea un núcleo extremadamente caliente; la capa superior, de solo unos 34 kilómetros de espesor, es la corteza, que está fragmentada en placas tectónicas encajadas entre sí.

Dichas placas surfean sobre el manto, moviéndose a medida que el material más caliente y menos denso de las profundidades de la Tierra se eleva hacia la corteza, a la vez que el material más frío y denso se hunde hacia el núcleo.

Los geólogos pueden reconstruir una imagen de qué placas se encontraban hace cientos de millones de años, analizando lo que se conoce como datos paleomagnéticos. Cuando la lava que se encuentra en la unión de dos placas tectónicas se enfría, parte de la roca resultante contiene minerales magnéticos que se alinean con las direcciones de los polos magnéticos de la Tierra en el momento en que la roca se solidificó. 

Incluso después de que las placas que contienen esas rocas se hayan movido, los investigadores pueden estudiar esa alineación magnética, con el objetivo de observar en qué parte del mapa global existieron esos imanes naturales en el pasado

Utilizando tanto la paleomagnética como los datos actuales de las placas tectónicas, los autores del estudio pudieron crear el mapa más completo del viaje de cada placa desde hace 1.000 millones de años hasta el presente.

Este mapa muestra el suelo del Océano Atlántico.
Este mapa muestra el suelo del Océano Atlántico.

Por supuesto, el rompecabezas de la formación de los continentes de la Tierra no ha dejado de cambiar. Por ejemplo, el Pacífico se está reduciendo año tras año, mientras que el Atlántico se está ensanchando, alejando a América de África y Europa.

Otros artículos interesantes:

La vida en la Tierra, bajo amenaza: el fenómeno que pone en peligro la seguridad alimentaria y la biodiversidad

Hábitos alimenticios que debes evitar para dormir mejor, según la ciencia

Una danza de 6 planetas, el fenómeno que puede ayudar a los astrónomos a explicar el origen y evolución de los sistemas planetarios

Te recomendamos

Y además