Pasar al contenido principal

Un ex responsable de RR.HH. en Facebook y Amazon dice que nadie debería convertirse en jefe sin dar antes este paso clave

"You hire adults, you treat them like adults," said Bharath Jayaraman, pictured.
"Contratas a adultos, trátalos como a adultos", dice Bharath Jayaraman, en la foto. Courtesy of Bharath Jayaraman
  • Antes de hacer de alguien un jefe, permítele tener alguna experiencia en materia de gestión, para que sepa en qué se está metiendo si consigue el puesto.
  • Ese es el consejo de Bharath Jayaraman, vice presidente de personal en Paxos y antiguo ejecutivo de recursos humanos en Facebook y Amazon.
  • Jayaraman recomienda permitir que los futuros directivos sirvan como mentores de una nueva contratación en su equipo y posteriormente decidan si esto es algo que les interesa.

Convertirse en jefe no es fácil.

Pasas de ser evaluado por tus habilidades técnicas a ser juzgado por tus competencias en la gestión de personas y posiblemente desde trabajar todo el día en tu puesto a gastar horas y horas en reuniones.

Es una transición abrumadora para muchos nuevos directivos, dice Bharath Jayaraman — pero no debería serlo.

Jayaraman es el vice presidente de personal en la compañía de tecnología financiera Paxos, pero él previamente ha trabajado en recursos humanos en empresas como Facebook y Amazon.  Jayaraman ha compartido varias ideas para preparar mejor a los empleados para que sean directivos.

Una opción es darle a esa persona alguna experiencia informal en administración.

"Nunca conviertas a nadie en alguien con funciones de gestión de personal sin primero convertirle en un mentor para una nueva contratación en el equipo", aconseja Jayaraman. "Establece expectativas muy claras de que, como mentor, [su] función es ayudar a la empresa a navegar de manera efectiva y ayudarle a comprender dónde está bloqueado".

Otra opción propuesta por Jayaraman es organizar grupos de personas que hayan expresado algún deseo de ser directivos y hacer que reciban una capacitación más formal. Cada pocos meses, un nuevo grupo de posibles directivos puede revisar y discutir estudios de casos o trabajar con asesores y mentores.

"Cuando la gente pasa por eso y posteriormente dice: 'Oye, esto no es lo que pensé que haría como directivo. No estoy seguro de que eso sea para mí', ese es un gran resultado".

Leer más: 8 señales que indican que no estás preparado para tener tu propio negocio

Las investigaciones sugieren que la mayoría de los trabajadores estadounidenses, por ejemplo, no aspiran, de hecho, a ser jefes. Una encuesta realizada por la firma de personal profesional Addison Group, citada en Bloomberg, ha encontrado que solo un tercio de los trabajadores estadounidenses creen que convertirse en directivo puede hacerles avanzar en sus carreras.

En cambio, un experto le ha revelado a Bloomberg que muchos trabajadores jóvenes de hoy quieren ser "expertos en conocimiento", en lugar de gestionar a personas.

El problema es que, en algunas empresas, la gestión de equipos parece ser el siguiente paso natural en sus carreras, incluso si no están particularmente inspirados por la idea.

"Contratas adultos, los tratas como adultos", dice Jayaraman. "Les dices lo que significa ser directivo y les permites tomar una decisión sobre si quieren hacerlo o no, lo que probablemente sea la forma más efectiva de minimizar algunos de los primeros errores que muchas personas cometen. "

Te puede interesar

Lo más popular