Pasar al contenido principal

La ex-trabajadora de Google que vendió su casa para crear el Netflix de los podcast

Renee Wang, fundadora y directora ejecutiva de Castbox.
Renee Wang, fundadora y directora ejecutiva de Castbox. CastBox
  • Castbox es un reproductor de podcasts que ofrece recomendaciones basadas en el comportamiento de escucha de cada usuario. Así es "el Netflix de los podcast".
  • Renee Wang, fundadora y directora ejecutiva de Castbox, vendió su casa para poder financiar el proyecto. Al principio, dormía en una cama situada en las oficinas de la empresa.
  • Castbox acaba de recaudar 13,5 millones de dólares (unos 11 millones de euros) que impulsarán su crecimiento.

Cuando Renee Wang renunció a su trabajo en Google con el fin de lanzar una nueva aplicación de podcasts, no conocía a ningún inversor, por lo que resultaba muy complicado conseguir el dinero para poner en marcha la empresa.

¿La solución? Vender su casa en Pekín.

"En ese momento, no tenía otra opción", ha confesado Wang a Business Insider.

Ahora, tres años después de su fundación en 2015, la startup Castbox está en alza. Ha anunciado recientemente una ronda de financiación de Serie B de 13,5 millones de dólares (unos 11 millones de euros) liderada por SIG China. Esto eleva la subvención total de Castbox a 29 millones de dólares (aproximadamente 23.800 euros), lo que ayuda a impulsar sus operaciones a medida que alcanza los más de 15 millones de usuarios.

Leer más: Las 10 razones principales por las que fracasan las startups

Wang se refiere a Castbox como el "Netflix de los podcast". El reproductor facilita a los usuarios el descubrimiento de nuevos podcasts, al ofrecer recomendaciones basadas en el comportamiento de escucha de cada usuario. Además, Castbox genera sus propios podcasts originales.

Aunque existen un montón de aplicaciones de podcasts —incluyendo la que viene incorporada en el iPhone— Castbox cumple una función genial: utiliza una tecnología basada en el "procesamiento del lenguaje natural" y el aprendizaje automático para ayudar a sus usuarios a explorar en su biblioteca de 50 millones de podcasts mediante una palabra clave o frase específica. Los resultados aparecen en la barra de búsqueda y los usuarios pueden acceder directamente a aquello que les interesa.

La nueva ronda de financiación de la compañía le permitirá invertir más en contenido original y atraer nuevas audiencias, de acuerdo con Wang.

Vendió su casa para financiar Castbox

Wang solía pasar varias horas al día desplazándose entre su apartamento en Tokio y las oficinas de Google Japón, en las que trabajaba como ejecutiva de cuentas en la sección de aplicaciones para móvil. Durante sus trayectos, empezó a escuchar podcasts para estudiar japonés y pasar el tiempo, pero le costó encontrar una plataforma que soportase diferentes idiomas y le diera buenas recomendaciones. De ahí surgió su idea.

"Tal vez podría desarrollar la mía propia", recuerda Wang pensar para sí misma.

Pantallazo de Castbox, la nueva app de podcasts.
Castbox app screenshots

Abandonó Google y regresó a su país natal, China, donde construyó Castbox y contrató a sus primeros empleados con el dinero que obtuvo mediante la venta de su estudio en Pequín. Dormía por turnos en una cama compartida en las oficinas de la empresa para ahorrar tiempo y dinero.

La aplicación gozó de un éxito instantáneo. Dos meses después de su lanzamiento, Castbox tuvo más de 100.000 descargas.

"El Netflix de los podcast"

Castbox creció rápidamente y surgió la necesidad de obtener más financiación para hacer crecer el equipo y ampliar sus funciones.

La empresa obtuvo su primera fuente financiación en 2016. Una empresa de inversiones china, ZhenFund, que había oído hablar del lanzamiento de Wang, realizó algunas llamadas para comprobar sus referencias y regresó en media hora junto con un documento con los términos y las condiciones —una maniobra inusualmente rápido en el capital de riesgo tradicional—.

Gracias al acuerdo, Wang consiguió un millón de dólares (unos 800.000 euros).

Los podcasts han estado "disfrutando de su momento" desde 2014, año en el que el exitoso podcast Serial introdujo su formato a una audiencia más amplia. Más de un tercio de los estadounidenses han escuchado alguna vez un podcast y ha habido un aumento del 13% con respecto al 2013, según una encuesta de la empresa de investigación de mercado, Edison Research.

Leer más: Los 11 mejores documentales sobre negocios en Netflix

Con el renacimiento de los podcasts, Wang imagina que, algún día, la gente acudirá a Castbox en busca de "audios bajo demanda", de la misma manera que se dan atracones de televisión y de películas en Netflix.

Su objetivo para el 2018 es lanzar algunos programas originales más, poniendo el énfasis en las voces femeninas. (En 2017, las mujeres protagonizaron sólo el 13% de los 100 podcasts más importantes de los Estados Unidos.)

Hoy en día, Wang trabaja de forma alternativa en las oficinas de Castbox de San Francisco y Pequín. En efecto, ya duerme y dispone de un alojamiento propio, dijo Wang. Transformó su antigua oficina de la empresa en Pekín en un apartamento, lo que le permite desplazarse en un minuto hasta la nueva oficina, que está cerca de su casa.

Cuando Business Insider entrevistó con Wang, eran las 11:30 de la noche en Pequín. Escuchamos ruidos de fondo, que según Wang pertenecían a los miembros de su equipo, que estaban trabajando duro en la oficina trabajando para desarrollar la aplicación.

"Esta es nuestra manera de trabajar. Considero que hay mucha gente que es más inteligente que yo. Si queremos cumplir con lo prometido, necesito esforzarme más y dar lo mejor de mí", dijo Wang.

Te puede interesar