Estas son las principales startups de IA generativa fundadas por extrabajadores de Google que están captando cientos de millones en 2023

Thomas Maxwell
| Traducido por: 
De izquierda a derecha: Uma Mahadevan, David Luan, Sridhar Ramaswamy, Aravind Srinivas y Amr Awadallah, fundadores de startups y exempleados de Google.
De izquierda a derecha: Uma Mahadevan, David Luan, Sridhar Ramaswamy, Aravind Srinivas y Amr Awadallah, fundadores de startups y exempleados de Google.

Neeva; Vectara; Adept; Perplexity; Tonita; Robyn Phelps/Insider

  • Google ha creado gran parte de la tecnología básica que ha hecho posible la inteligencia artificial generativa. 
  • Pero la empresa se ha resistido a lanzar su propio chatbot hasta que OpenAI entró en escena.
  • Ahora, algunos empleados de Google que crearon esta tecnología clave están recaudando millones para crear sus propias empresas de IA.

Aunque OpenAI ha acaparado toda la atención por su ChatGPT, gran parte de la tecnología de IA que ha hecho posible el chatbot se ha desarrollado dentro de Google.

Entusiasmados por ChatGPT y el potencial de la IA generativa, algunos empleados de Google han abandonado la empresa para fundar sus propias startups con la convicción de que esta tecnología cambiará la forma en que interactúan los humanos y los ordenadores. A pesar de que la financiación no pasa por sus mejores momentos, los inversores están mostrando un gran interés por la IA.

Según datos de PitchBook citados por Axios, los inversores de capital riesgo ya han invertido 2.300 millones de dólares en empresas de IA generativa este año. Los grandes ganadores han sido algunos extrabajadores de Google, que han recaudado cientos de millones en los 3 primeros meses de 2023. 

Dado que las investigaciones internas de Google se publican en revistas científicas muy leídas, los especialistas en IA consiguen recaudar capital incluso sin tener un producto, según ha indicado a Business Insider un antiguo empleado de Google que trabaja en IA generativa.

Las startups también tienen razones prácticas para recaudar tanto dinero tan pronto. La formación de grandes modelos lingüísticos es cara: algunos analistas estiman que puede costar más de 4 millones de dólares. Y John Hennessy, presidente de Alphabet, comentó recientemente que las búsquedas en Google realizadas mediante su chatbot Bard cuestan 10 veces más que las búsquedas a través de su motor normal, aunque se espera que los costes se vayan reduciendo.

No obstante, estas nuevas empresas tendrán retos que superar. Necesitan diferenciarse de Google y Microsoft, ya que ambos planean integrar la IA generativa en sus herramientas de productividad. Y a diferencia de Google, que ya cuenta con un lucrativo negocio publicitario, sus productos tienen que ser lo bastante atractivos como para que los clientes paguen. 

El gigante de las búsquedas se ha resistido durante mucho tiempo a lanzar un bot capaz de generar su propia escritura por temor a que la IA se desbocara. Los chatbots pueden ser difíciles de controlar y decir cosas inesperadas. LaMDA, el gran modelo lingüístico creado por Google, se presentó por primera vez como un chatbot llamado Meena en 2020, pero nunca se hizo público, lo que provocó que varios ingenieros abandonaran la empresa.

Dado que Google decidió que gran parte de su investigación sobre chatbots fuera de código abierto y estuviera disponible para el público, OpenAI pudo basarse en la innovación del gigante de las búsquedas y lanzar su chatbot, nada menos que con el respaldo de Elon Musk. Ahora Google intenta ponerse al día con Bard, su chatbot que acaba de empezar a probarse públicamente. La empresa aún tiene muchas ventajas a su favor, pero con la marcha de tantos ingenieros, podría surgir una verdadera competencia. 

Estas son algunas empresas fundadas por antiguos empleados de Google de IA generativa y procesamiento del lenguaje natural.

Confiar en la inteligencia artificial para las búsquedas en internet acelerará la propagación de la desinformación.

Adept

Plantilla de Adept.
Plantilla de Adept.

Adept AI

Fundada a principios de 2022, Adept crea herramientas de aprendizaje automático que ayudan a los humanos a interactuar con el software de forma más eficiente. La tecnología de la empresa pretende tomar los objetivos de una persona escritos en lenguaje humano y convertirlos en acciones en programas de software. 

Por ejemplo, en la web de Adept, un usuario puede pedirle al programa que haga un gráfico de una selección de datos en Excel, y el programa lo hará por él, sin necesidad de dominar las hojas de cálculo. 

Adept anunció este mes que había recaudado 350 millones de dólares tras haber conseguido 65 millones en abril del año pasado. La empresa afirma que utilizará la financiación para lanzar sus productos iniciales y entrenar modelos de IA. En total, ha recaudado 415 millones de dólares con una valoración de 1.000 millones, según PitchBook

Los empleados de Adept David Luan, Fred Bertsch y Kelsey Szot trabajaron durante años como investigadores de IA en Google Brain y DeepMind.

Character.ai

Noam Shazeer y Daniel De Freitas, cofundadores de Character.ai.
Noam Shazeer y Daniel De Freitas, cofundadores de Character.ai.

Winni Wintermeyer/Getty Images

Character.ai diseña chatbots que pueden generar conversaciones al estilo de varios personajes, incluidos algunos muy destacados como el multimillonario Elon Musk. Por ejemplo, la gente podría conversar con un chatbot que actúe como coach. Su objetivo es ayudar a los usuarios a resolver problemas que requieren diálogos.

Noam Shazeer y Daniel De Freitas cofundaron la empresa en noviembre de 2021. Ambos habían trabajado en Google Brain y en el diseño de LaMDA, un proyecto dirigido por De Freitas. Character.ai recaudó una ronda de 150 millones de dólares en marzo.

En una entrevista con The Washington Post, Shazeer y De Freitas afirmaron que la pandemia fue el impulso para dejar Google y tratar de llevar su tecnología al mayor número de gente posible. Se llevaron con ellos a otros empleados de Google Brain, como James Groeneveld e Irwan Bello. 

Algunas personas han declarado haber entablado relaciones personales con chatbots, y Reuters publicó recientemente que Character.ai había recibido 65 millones de visitas en enero, frente a las 10.000 de unos meses antes.

Cohere

De izquierda a derecha: Ivan Zhang, Aidan Gomez y Nick Frosst, fundadores de Cohere.
De izquierda a derecha: Ivan Zhang, Aidan Gomez y Nick Frosst, fundadores de Cohere.

Cohere

Cohere permite a los desarrolladores añadir procesamiento de lenguaje natural a cualquier producto. La empresa afirma que su herramienta puede simplificar tareas como la atención al cliente, analizando automáticamente las solicitudes y dirigiéndolas a los equipos adecuados. Además, Cohere puede generar distintos tipos de textos como descripciones de productos, o filtrar comentarios ofensivos en una página web. 

Aidan Gomez y Nick Frosst (que cofundaron la empresa en Toronto en 2019) pasaron varios años en Google Brain trabajando en la investigación de redes neuronales, que intentan imitar la forma en que los humanos aprenden a través de la observación y la experiencia. Cohere es "mucho más emocionante" y "se mueve mucho más rápido" que las empresas de Big Tech, incluida Google, según ha dicho Gómez a Business Insider.

"Para aprovechar esta oportunidad, Aidan ha reunido al equipo más orientado al producto en el mundo de la IA. Muchos equipos de IA son increíblemente talentosos, pero he descubierto que la gente de Cohere tiene una capacidad incomparable para centrarse en el cliente cuando se trata de tomar decisiones clave sobre el producto", ha indicado Mike Volpi, socio de Index Ventures e inversor en Cohere, en un correo electrónico a Business Insider.

Cohere ha recaudado un total de 170 millones de dólares, según PitchBook. La empresa está tratando de obtener nuevos fondos en una ronda que podría elevar su valor a más de 6.000 millones de dólares, según publicó Reuters en febrero.

Anthropic

De izquierda a derecha: Dario Amodei, CEO de Anthropic; Amjad Masad, CEO de Replit; Emad Mostaque, CEO de Stability AI; Greg Larson, vicepresidente de ingeniería de Jasper, y Sameer Dholakia, socio de Bessemer.
De izquierda a derecha: Dario Amodei, CEO de Anthropic; Amjad Masad, CEO de Replit; Emad Mostaque, CEO de Stability AI; Greg Larson, vicepresidente de ingeniería de Jasper, y Sameer Dholakia, socio de Bessemer.

Thomas Maxwell/Insider

Anthropic es una compañía de inteligencia artificial fundada por antiguos miembros de OpenAI, incluido Dario Amodei, el CEO de Anthropic que también pasó un tiempo en Google Brain como investigador de aprendizaje profundo.

Amodei dejó OpenAI por preocupaciones sobre su asociación con Microsoft, que ha invertido miles de millones en la compañía desde 2019. Tanto OpenAI como Anthropic se fundaron con intenciones filantrópicas, aunque la comunidad de IA ha criticado a OpenAI últimamente por limitar el acceso a su investigación y por formar una entidad con ánimo de lucro. 

Anthropic tiene como objetivo crear modelos de lenguaje que sean seguros y que los desarrolladores entiendan lo suficientemente bien como para controlarlos y evitar que se vuelvan rebeldes o se comporten de manera perjudicial. La empresa ha planteado la idea de un modelo de "inteligencia artificial constitucional" en el que los desarrolladores puedan entrenar a sus modelos lingüísticos para que sigan sus propios principios éticos. En un inicio, el modelo podría producir resultados sesgados porque se ha entrenado con escritura humana real, pero a través de la retroalimentación repetida, se le podría enseñar a no estereotipar o asumir el género de una persona, por ejemplo. 

Hasta la fecha, Anthropic ha recaudado más de 1.000 millones de dólares. Los últimos 300 fueron en una ronda liderada por Google en febrero. Anthropic también utiliza Google Cloud para su potencia informática y ha contratado a numerosos investigadores e ingenieros de Google. La valoración de la startup se sitúa en 4.100 millones de dólares, según The Information, lo que demuestra el fervor por este tipo de tecnología de IA. 

Anthropic lanzó este mes su chatbot Claude a los desarrolladores, aunque el anuncio de la empresa se vio eclipsado por el debut de OpenAI de un ChatGPT actualizado el mismo día.

Inflection

Mustafa Suleyman, CEO de Inflection.

DeepMind

Inflection es una empresa fundada hace un año por Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, y Mustafa Suleyman, cofundador de DeepMind, el laboratorio de inteligencia artificial adquirido por Google. La empresa aún no ha lanzado ningún producto, pero aspira a recaudar 675 millones de dólares tras haber obtenido 225 el año pasado, según el Financial Times. Ha conseguido un total de 940 millones de dólares y una valoración de 1.230 millones, según PitchBook.

Investigadores del Instituto de Investigación Médica Walter y el Eliza Hall de Melbourne utilizan la tecnología AlphaFold 2 de DeepMind para predecir estructuras de proteínas mientras investigan el Parkinson.

Inflection afirma en su web estar "redefiniendo la interacción entre el ser humano y el ordenador". 

"Pronto tendremos la capacidad de transmitir nuestros pensamientos e ideas a los ordenadores utilizando el mismo lenguaje natural y conversacional que utilizamos para comunicarnos con las personas", se indica en su página.

"Existe una oportunidad real para las empresas de consumo que apuestan por la inteligencia artificial y que pueden cambiar radicalmente la forma de acceder a la información del mundo y ayudarnos con las tareas online. El equipo de Inflection incluye talentos que han construido algunos de los mejores modelos lingüísticos del mundo", afirmaba Hoffman.

Suleyman fue objeto de cierta controversia durante su tiempo en DeepMind. Se fue de excedencia en 2019 por acusaciones de intimidación a empleados. Mientras se llevaba a cabo una investigación, fue transferido a un puesto de vicepresidente en Google.

Perplexity

Aravind Srinivas, cofundador y CEO de Perplexity AI.
Aravind Srinivas, cofundador y CEO de Perplexity AI.

Perplexity AI

Perplexity está desarrollando un motor de búsqueda basado en la conversación. A diferencia de la búsqueda tradicional, Perplexity no devuelve una lista de enlaces azules, sino que centra su interfaz en una conversación en la que los usuarios hacen preguntas en lenguaje natural y el servicio devuelve respuestas detalladas directamente dentro de la interfaz; los usuarios pueden seguir cualquier respuesta con preguntas relacionadas.

Las citas permiten hacer clic y profundizar en las fuentes que amplían las respuestas de Perplexity. La empresa ha lanzado recientemente una aplicación para iPhone. 

Perplexity ha confirmado recientemente que ha obtenido 25 millones de dólares, tal como adelantó Business Insider a principios de marzo. Aravind Srinivas, que anteriormente trabajó como investigador científico en Google Brain y OpenAI, cofundó la empresa el año pasado junto con Denis Yarats, Andy Konwinski y Johnny Ho.

Perplexity ya ha obtenido financiación de inversores de alto nivel, como Yann LeCun, científico jefe de IA de Meta, y Andrej Karpathy, antiguo director senior de IA de Tesla.

Neeva

Sridhar Ramaswamy, cofundador y CEO de Neeva.
Sridhar Ramaswamy, cofundador y CEO de Neeva.

Neeva

Neeva es otro motor de búsqueda, pero con una interfaz más tradicional basada en enlaces. Se diferencia de Google en que no tiene publicidad y la empresa afirma que no utiliza rastreadores para controlar la actividad de los usuarios. Su bot neevaAI produce respuestas en lenguaje humano similares a ChatGPT. Vivek Raghunathan y Sridhar Ramaswamy, pasaron más de una década en Google, y fundaron Neeva en 2019.

La startup gana dinero ofreciendo un nivel de pago con búsquedas ilimitadas y funciones adicionales, como el acceso a una VPN. Ha recaudado aproximadamente 77 millones de dólares hasta la fecha y está valorada en 300 millones de dólares, según PitchBook, habiendo cerrado recientemente una ronda de 40 millones de dólares en marzo de 2021. 

"Los cofundadores Sridhar Ramaswamy y Vivek Raghunathan son líderes extraordinarios especialmente cualificados para reinventar la búsqueda, después de haber entregado las generaciones anteriores de búsqueda y publicidad en Google", escribió Asheem Chandna, socio de Greylock e inversor en Neeva, en un correo electrónico a Business Insider.

Samaya AI

Maithra Raghu, cofundadora y CEO de Samaya AI.
Maithra Raghu, cofundadora y CEO de Samaya AI.

Samaya AI

Maithra Raghu y Fabio Petroni fundaron Samaya AI en 2022. Antes de crear la empresa, Raghu pasó 6 años como investigadora científica en Google Brain estudiando sistemas de aprendizaje profundo, mientras que Petroni trabajó como investigador de IA en Meta. El equipo de la empresa incluye a otros antiguos investigadores de IA de Meta y Microsoft.

Raghu ha declarado a Business Insider que la empresa permanece en modo oculto. En su web afirman que su producto utiliza grandes modelos lingüísticos para ayudar a las personas a responder preguntas complejas y extraer información de los documentos. 

Samaya ha obtenido financiación de notables expertos en IA, como Jeff Dean, jefe de IA de Google, y Yann LeCun, científico jefe de IA de Meta, así como de otros como Anne Wojcicki, CEO de 23andMe, y el multimillonario Mark Cuban. La startup no ha revelado la cantidad de capital que ha recaudado hasta el momento.

Tonita

Uma Mahadevan, cofundadora de Tonita.
Uma Mahadevan, cofundadora de Tonita.

Tonita

Fundada en 2021, Tonita utiliza IA para mejorar las búsquedas de comercio electrónico al permitir a los clientes buscar productos de una manera natural en lugar de tratar de escribir palabras clave específicas que coincidan con un artículo

D. Sivakumar y Uma Mahadevan, que pasaron casi una década en Google, cofundaron la empresa en 2021. Sivakumar fue director de investigación en proyectos de procesamiento del lenguaje natural y visión por ordenador en Google Research, mientras que Mahadevan trabajó en la infraestructura de publicidad en buscadores. 

Según la web de Tonita, la empresa ha obtenido financiación de otras como Offline Ventures y South Park Commons. Tonita no ha querido revelar el total de fondos recaudados hasta la fecha.

Vectara

Tallat M. Shafaat, Amin Ahmad y Amr Awadallah, cofundadores de Vectara.
Tallat M. Shafaat, Amin Ahmad y Amr Awadallah, cofundadores de Vectara.

Vectara

Fundada en 2022, Vectara está desarrollando una interfaz de programación de aplicaciones (API por sus siglas en inglés), que los desarrolladores pueden integrar en aplicaciones o páginas web y hacer más precisas sus capacidades de búsqueda.

La tecnología de Vectara utiliza grandes modelos lingüísticos para comprender la intención de una búsqueda, incluso cuando es inexacta. Por ejemplo, un usuario puede buscar reseñas de un microondas con la pregunta "¿qué tamaño tiene?", y Vectara entenderá que está preguntando el tamaño del microondas. Ofrece niveles de pago de su producto que varían en función del volumen de búsquedas de una empresa. 

Cofundada por Tallat M. Shafaat, Amin Ahmad y Amr Awadallah, Vectara anunció que recaudó 20 millones de dólares en octubre de 2022. Awadallah ocupó anteriormente el cargo de vicepresidente de relaciones con desarrolladores de Google Cloud. Ahmad, mientras tanto, pasó casi 10 años en Google trabajando en el procesamiento del lenguaje natural, entre otras cosas.

Awadallah dejó Google en 2021 bajo mucha controversia por un post que compartió en LinkedIn en el que describe su "historia de redención" del "odio" que sentía por los judíos en una etapa anterior de su vida. Google confirmó en su momento la marcha de Awadallah, pero declinó explicar el porqué de su salida.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.