Pasar al contenido principal

Una exingeniera de Apple combate la escasez de mascarillas N95 con un simple truco que cualquiera puede hacer en casa con gomas elásticas

Sabrina Paseman and Megan Duong, the cofounders of Fix The Mask Fix.
Sabrina Paseman and Megan Duong, the cofounders of Fix The Mask Fix. Fix The Mask
  • Sabrina Paseman, exingeniera de Apple, es la cofundadora de Fix The Mask, una organización que ofrece diseños de mascarillas quirúrgicas con abrazaderas para hacerlas más efectivas, mientras que los hospitales lidian con la escasez de mascarillas N95.
  • Una versión puede hacerse en casa uniendo tres gomas elásticas, mientras que otras pueden hacerse con una lámina del mismo material. 
  • Fix The Mask ya ha hecho dos variaciones de su invento y está trabajando en una tercera que es más cómoda y duradera.
  • Paseman pasó más de cinco años trabajando como ingeniera mecánica en Apple, concretamente en la división de Mac, antes de crear Fix The Mask. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando el hospital donde el cuñado de Sabrina Paseman trabajaba empezó a quedarse sin equipo de protección personal en marzo, sabía que tenía que ayudar de algún modo. Ella y su familia decidieron ponerse en contacto con ferreterías de todo California para conseguir mascarillas N95 y tuvieron la suerte de encontrar 400 en su primer día a través de llamadas. 

Sin embargo, ese éxito duró poco. Al tercer día, ya estaban teniendo problemas para encontrar más unidades

"Nos dimos cuenta de que, para ser realmente de ayuda, teníamos que poder hacerlo a gran escala. Esta no era una solución sostenible", ha explicado Paseman, una ingeniera mecánica que trabajó en la división Mac de Apple, a Business Insider. "Así que lo que hice fue volver a ver el lado ingeniero de las cosas. Intenté entender por qué las mascarillas N95 eran el estándar de oro y qué las hacía tan buenas".

Leer más: Apple libera y comparte el diseño de sus mascarillas sanitarias para combatir el coronavirus.

Esto llevó a la protagonista de esta historia y Megan Duong —quien también trabajó en Apple en su filial Claris—, a fundar Fix the Mask. El proyecto tiene la intención de abordar el tema de la escasez de mascarillas N95 ayudando a la gente a crear una correa para mascarillas quirúrgicas de grado ASTM, haciéndolas más efectivas al quedar más apretadas alrededor de la cara. 

Fix The Mask oferta dos diseños diferentes de correas dependiendo de los suministros que tengas disponibles: uno cortando un patrón de una lámina de goma y otro hecho de tres gomas elásticas encadenadas, como se muestra en el vídeo de abajo. Además de las soluciones que puedes hacer por ti mismo, la web oferta especificaciones para la producción a pequeña y gran escala de estas correas.

Cuando la Escuela de Medicina Carver de la Universidad de Iowa probó el ajuste del primer modelo de la mascarilla, los 12 médicos que usaron el gadget dijeron que era muy cómodo, al igual que los de la Universidad de Pensilvania, con quien también han trabajado.

Fix The Mask ha lanzado desde entonces una segunda versión del diseño que es más cómoda y fácil de limpiar. Estas mejoras son esenciales para los sanitarios que llevan mascarillas todo el día y puede que no tengan mucho tiempo para limpiarlas.

"Aunque los sanitarios que están en primera línea son los que más necesiten EPP (Elementos de Protección Personal), los diseños de Fix The Mask están dirigidos a todos", ha comentado Paseman.

"En lugares donde el espacio aéreo es pequeño, como un ascensor o una tienda de comida sin buena ventilación, todos los que están dentro de esa tienda están en peligro", ha dicho. "Así que eso no es solo un problema para los sanitarios que están literalmente cara a cara con alguien que definitivamente tiene la enfermedad".

Leer más: Un grupo de científicos de Stanford ha diseñado una máquina para oxigenar mascarillas N95.

El público en general ha usado mascarillas quirúrgicas y otras cubiertas faciales durante toda la pandemia para evitar que los usuarios propaguen el virus, pero los respiradores de las mascarillas N95 son fundamentales para proteger a los trabajadores médicos de los pacientes que están tratando.

Además, tienen dos cualidades que los hacen más efectivos en la protección contra virus en comparación con otras mascarillas: su ajuste ceñido les ayuda a formar un mejor sellado e incluyen un filtro hecho de tela fundida. A medida que la demanda del material utilizado para fabricar ese filtro ha aumentado a lo largo del brote, los fabricantes han tenido dificultades para producir mascarillas N95 en grandes cantidades, ha informado CBS.

Según NPR, los filtros de tela fundida se encuentran tanto en las mascarillas hechas para los consumidores como en aquellas diseñadas para el personal médico, pero es la combinación de esos filtros, junto con el ajuste perfecto lo que hace que el N95 sea la mascarilla preferida por los sanitarios.

Después de diseccionar una mascarillas N95 e investigar un poco sobre el material de filtración en el interior, Paseman se dio cuenta de que las mascarillas quirúrgicas ASTM que se modifican para ajustarse mejor pueden ofrecer una mejor protección, lo que las convierte en la siguiente mejor opción para aquellos que no pueden acceder a las mascarillas N95.

Leer más: Esta mascarilla N95 es compatible con el reconocimiento facial del móvil.

Ahora, Paseman y Duong están trabajando en una tercera iteración más cómoda y duradera que esperan tener lista para fines de junio. La versión actualizada tendrá integrados cojines de nariz y correas dobles que hacen que sea más fácil de poner y quita. El objetivo de Fix The Mask es poder hacer esta tercera versión más económica para que puedan ser donadas a comunidades vulnerables.

"Por tanto, nos comprometemos como organización a descubrir cómo hacer que esta solución sea accesible, generalizada y lo más sólida posible", ha añadido Paseman.

Fix The Mask es muy diferente al trabajo que Paseman ha estado haciendo previamente en Apple, pero ha dicho que ha aprendido una lección sobre el diseño de productos mientras estaba en la empresa que podría aplicarse a cualquier proyecto.

"He aprendido que un buen diseño viene de un diseño simple", cuenta Paseman. "Un diseño simple solo puede alcanzarse si se comprende realmente el problema". 

Y además