Exit Tax, ¿hay que pagar impuestos por salir de España?

Qué es el Exit Tax
Getty Images

Los impuestos es lo último en lo que piensas cuando te planteas dejar de vivir en España, salvo que lo hagas específicamente para pagar menos. Sin embargo, los impuestos siempre van a estar ahí, y no solo por los que debas pagar en tu país de destino. 

Dejar de ser residente fiscal en España también puede tener su factura fiscal. Es lo que se conoce como exit tax, un tributo relacionado con el cambio de residencia. 

El exit tax se introdujo en España en 2014 a través de la Ley 26/2014 y está regulado por el artículo 95 bis de la Ley de IRPF y el artículo 121 y siguientes del Reglamento de IRPF. Su principal misión es luchar contra los cambios de domicilio fiscal enfocados a evadir impuestos o simplemente pagar menos impuestos. 

Cuánto recauda exactamente el Estado con los principales impuestos y cómo ha afectado el coronavirus a cada uno de ellos

¿Qué impuestos hay que pagar por el exit tax?

El exit tax se aplica sobre las personas que pierdan su condición de residente fiscal en España. Es decir, quienes trasladen su residencia a otro país y no sean ya contribuyentes españoles.

Estas personas deberán tributar por las ganancia tácitas de las acciones que tengan en empresas y también participaciones en fondos de inversión. Para Hacienda abandonar el país tiene el mismo efecto fiscal que vender las acciones o participaciones en empresas. Por eso al hacerlo hay que pagar impuestos por la diferencia ente el valor de mercado de esas acciones y el valor de compra, exactamente igual a como se hace en el IRPF.

De hecho, los impuestos a pagar serán los que marca el IRPF para esas ganancias patrimoniales.

Cuándo hay que pagar el exit tax

Aunque tiene carácter general, para estar sujeto al exit tax hay que cumplir una serie de requisitos. A efectos prácticos, esto se traduce en que no todo el mundo paga impuestos por dejar de vivir en España. 

La primera condición es haber sido residente fiscal en España durante al menos 10 de los últimos 15 años

Además, también existen una serie de requisitos sobre las propias acciones. Por lo menos debe darse uno de los siguientes casos:

  • Qué el valor de mercado total de todas las acciones o participaciones supere los 4 millones de euros.
  • Tener una participación de más del 25% en una empresa y que su valor de mercado supere el millón de euros. En este caso el exit tax sólo se aplicaría sobre esas acciones. 

El primer requisito sirve para que los extranjeros que trasladan su residencia a España no renga que pagar el exit tax al regresar a su país. 

El segundo ayuda a que sólo los grandes patrimonios tengan que tributar.

¿Qué importe puedes deducirte de la inversión en una empresa nueva?

Excepciones a la norma general: dobles convenios y desplazamientos temporales

¿Es posible evitar el exit tax aun cumpliendo estos criterios? La respuesta es afirmativa. 

El caso más habitual es el de los traslados dentro de la Unión Europea (UE) o del Espacio Económico Europeo (EEE). Siempre que exista un acuerdo de doble imposición e intercambio de información fiscal será posible solicitar la suspensión del exit tax. 

Para hacerlo hay que informar a la Agencia Tributaria del traslado, el valor de las acciones y de la ganancia patrimonial latente a través del modelo 113.

Si antes de un plazo de 10 años se venden las acciones o se traslada a otro país fuera de la UE o del EEE, tendría que tributar por el exit tax en las condiciones que figuraban en el modelo 113.

El otro supuesto para no pagar el exit tax son los desplazamientos temporales. Esta excepción se aplica incluso a quienes se marchan a vivir fuera de la UE y del EEE. Los desplazamientos temporales están exentos de tributar si:

  • Es por motivos laborales y se realiza a un país que no tenga la consideración de paraíso fiscal. En este caso se puede solicitar un aplazamiento de 5 años. 
  • El país de destino tiene suscrito un convenio para evitar la doble imposición y hay una cláusula para el intercambio de información. 

70 startups españolas que los fondos y expertos tienen en su radar en 2021

Cómo se calcula la ganancia en el exit tax

El artículo 95 bis establece que habrá que pagar impuestos por la diferencia entre el valor de compra de las acciones o participaciones y su valor de mercado. ¿Cómo se hace ese cálculo?

En el caso de valores de bolsa o participaciones, se tomará como referencia el valor bursátil o su valor liquidativo en el caso de los fondos de inversión.

¿Qué pasa con las acciones que no cotizan? Para estos valores, se tomará como valor de mercado la mayor de las siguientes cifras:

  • El patrimonio neto que corresponda al valor resultante del balance del último ejercicio.
  • El que resulte de capitalizar al tipo del 20% del promedio de los resultados de los tres ejercicios sociales cerrados con anterioridad a la fecha del devengo del Impuesto. 

Esto se aplicaría, por ejemplo, a la valoración de las participaciones en un start up. Sin embargo, la propia ley establece que este sistema se usará “salvo prueba de un valor de mercado distinto”, precisa la Ley de IRPF. 

Esto es lo que suele suceder con la inversión en start ups, donde Hacienda puede tomar como referencia la última ronda de financiación si está suficientemente cerca en el tiempo. Esto supone un problema para muchos inversores si, como suele ser habitual, el valor de la empresa ha caído desde entonces.

Otros artículos interesantes:

Luis Martín Cabiedes busca startups que generen ebitda o estén cerca de conseguirlo: "Eso hace que no sea el inversor de moda ahora mismo"

2 formas de planificar tus donaciones y pagar menos impuestos

¿Vendes o compras NFT? Estos son los impuestos a pagar

Te recomendamos