El éxito de las primeras vacunas frente al COVID-19 aumenta la esperanza en la lucha contra el cáncer

Vacuna contra el COVID-19
  • Las primeras vacunas contra el COVID-19 no solo suponen un enorme hito en la lucha contra la pandemia, sino que podrían convertirse en un trampolín para vencer a otras dolencias médicas como el cáncer o enfermedades cardíacas.
  • La idea sobre la que parte la vacuna del coronavirus que utiliza un material genético llamado ARN mensajero que transforma las células del cuerpo en fábricas de vacunas podría dar lugar a un nuevo enfoque desde el que luchar contra estas enfermedades. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Las vacunas contra el coronavirus podrían suponer un enorme paso hacia delante en la lucha contra otro tipo de enfermedades como el cáncer o problemas cardíacos.

Tal y como informa Bloomberg, las vacunas de Moderna, Pfizer y BioNTech utilizan un material genético llamado ARN mensajero que logra transformar de manera eficaz las propias células del cuerpo en fábricas de vacunas. 

El gran inconveniente es que ese ARN es frágil y debe llegar a las células antes de que el cuerpo las descomponga y habitualmente no le da tiempo. Para la vacuna del coronavirus, logran reforzar a ese mensajero con nanopartículas grasas para que pueda cumplir su función

Un enfoque que hasta el momento, nunca se había utilizado y que podría abrir un campo completamente nuevo para la medicina

"Ahora estamos entrando en la era de la terapéutica del ARNm", explica Derrick Rossi, un ex biólogo de células madre de la Universidad de Harvard que ayudó a fundar Moderna en 2010. "El mundo entero ha visto esto. Va a haber una mayor inversión y mayores recursos".

Rossi tiene claro que la mayor parte de las vacunas para enfermedades infecciosas usarán este tipo de tecnología en una o dos décadas, en parte porque es mucho más rápida y barata que el resto. 

Esta fórmula puede predecir si te vas a infectar con el coronavirus, según un epidemiólogo

Eso sí, no hay certeza de que esto vaya a ocurrir, ya que es un campo que entraña muchos riesgos

"O fallamos y es cero, o tenemos éxito y es una industria", apunta Stephane Bancel, director ejecutivo de Moderna. 

De todas formas, muchas compañías ya están investigando el modelo de la vacuna contra el coronavirus para intentar frenar el cáncer, así como aprovechar esta tecnología para tratar la insuficiencia cardíaca, la fibrosis quística e incluso el VIH

También podría ayudar a mejorar las vacunas contra la gripe común, que mata hasta 650.000 personas cada año y podrían verse sus efectos rápidamente. 

El caso es que la vacuna habitual contra la gripe comienza a producirse demasiado tarde y con el modelo nuevo podría ser mucho más efectiva. 

Más importante todavía, es que el ARN mensajero podría ayudar a producir vacunas contra virus sobre los que los médicos no tienen respuesta como el citomegalovirus, que puede causar defectos de nacimiento cuando se transmite de la madre embarazada al feto. 

Un virus contra el que los científicos llevan luchando durante 50 años y contra el que no tienen respuesta, pero que con la tecnología ARNm podrían tener una ventaja

Otros artículos interesantes:

5 grupos de personas que no podrán vacunarse contra el coronavirus en España

Cuánto dinero habrías ganado si hubieras invertido 1.000 euros en acciones de CureVac en su salida bolsa: en solo 4 meses se ha disparado más de un 150%

'Guantelet', el guante de diseño español que elimina el material genético del COVID-19 en una hora

Te recomendamos

Y además