Descubren un planeta gigante que orbita alrededor de 2 estrellas y que desafía las teorías de cómo se formaron los cuerpos celestes

Representación artística del planeta b Centauri b orbitando el sistema solar.
Representación artística del planeta b Centauri b orbitando el sistema solar.

ESO / L. Calçada.

  • Los astrónomos del Observatorio Europeo Austral han descubierto un enorme planeta gaseoso que orbita alrededor de 2 estrellas distintas a la vez.
  • Está situado en b Centari, un sistema solar 6 veces más pesado que el nuestro y que lo convierte en el de mayor envergadura con planetas confirmados.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Porque una imagen vale más que mil palabras; una imagen ha bastado para poner en jaque las actuales teorías sobre cómo se formaron los planetas en el espacio.

Captada a través del Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) se trata de la primera imagen de un planeta orbitando alrededor de 2 estrellas en un sistema solar binario llamado b Centauri b, a unos 325 años luz de distancia.

Este sistema solar de 2 estrellas es el más pesado y el más caliente en el que se ha registrado la existencia de un planeta.

Tal y como ha publicado en Nature, las 2 estrellas del sistema solar juntas tienen una masa de hasta 10 veces la del sol.

La clave de esto se encuentra en que, hasta ahora, los astrónomos creían que era imposible la formación de planetas en alrededor de estrellas tan pesadas y con tanta temperatura, según la ESO. Hasta ahora no se habían encontrado planetas orbitando estrellas mayores a 3 masas solares.

Este nuevo exoplaneta tiene también una envergadura de infarto. Según los cálculos de la ESO, tiene una masa 10,9 veces mayor a la de Júpiterel mayor planeta de nuestro sistema solar— y orbita a una distancia de 556 unidades astronómicas. Es uno de los planetas más grandes jamás registrados.

Conviértete en astrónomo por un día y descubre un nuevo planeta ayudando a este equipo de científicos a determinar qué señales del espacio son reales

Esto quiere decir que la distancia orbital de b Centauri b es unas 556 veces mayor a de la Tierra y unas 100 veces mayor a la de Júpiter.

"Encontrar un planeta alrededor de b Centauri b ha sido muy emocionante, ya que cambia por completo la imagen de las estrellas masivas como huéspedes de planetas", explica Markus Janson, astrónomo de la Universidad de Estocolmo (Suecia).

Fotografiar exoplanetas con la limitación tecnológica actual es una tarea muy difícil por la enorme distancia a la que se encuentran y la poca intensidad con la que reflejan la luz.

Lo cierto es que b Centauri b es una rara avis en el espacio conocido. Su enorme tamaño y su singular distancia a las estrellas que orbita hacen que la luz no sea tan intensa para deslumbrar su visión, ni tan tenue como para oscurecerlo a la vista de los telescopios.

Un descubrimiento cuya mera existencia supone un desafío a las actuales teorías de formación de los planetas

Imagen del par de estrellas que alberga b Centauri b, el planeta más masivo observado hasta la fecha.

El joven sistema b Centuari es bastante peculiar y ha ayudado a ampliar la compresión y conocimiento del espacio.

Apenas tiene 15 millones de años —en comparación a los cerca de 4.600 millones de años de nuestro sistema solar— y hasta hace poco se pensaba que las 2 estrellas eran una misma debido a lo cerca que están la una de la otra, recoge Science Alert.

Las estrellas jóvenes y masivas tienen temperaturas muy elevadas. La estrella principal de b Centauri b es una tipo B. Estos cuerpos emiten una cantidad inmensa de radiación ultravioleta y rayos X que, hasta ahora, se creía que hacían imposible la formación de planetas a su alrededor.

Aunque la habitabilidad del b Centuari b es prácticamente nula, su existencia pone en jaque las teorías sobre la formación de los planetas.

"El planeta en b Centauri b es un 'mundo alienígena' en un entorno que es completamente diferente de lo que experimentamos aquí en la Tierra y en nuestro sistema solar", desvela el astrónomo Gayathri Viswanath, de la Universidad de Estocolmo (Suecia).

De acuerdo con la teoría de acreción del núcleo y explicado a grandes rasgos, los planetas gaseosos se formaron en 2 fases: primero se forma un núcleo rocoso y después se comienza a acumular y retener grandes cantidades de gas.

Tras la formación de una estrella, los materiales más pesados resistirían la fuerza del viento solar quedándose cerca de ésta, mientras que elementos más ligeros como helio e hidrógeno serían apartados al exterior del sistema solar.

Rusia planea lanzar una nave espacial de propulsión nuclear que pueda viajar desde la Luna hasta Júpiter

De esta manera y tal y como ocurre en teoría en nuestro sistema solar, los planetas más cercanos a las estrellas serían más pequeños y rocosos —Mercurio, Venus, Tierra y Marte— y los más lejanos, donde el viento solar es menos intenso, se formarían los gigantes gaseosos —Júpiter, Saturno, etc.—. 

El caso es que la composición y situación espacial de b Centauri b no encaja con esta teoría al estar demasiado lejos de su estrella para haberse formado de esta manera.

Otra teoría, la de inestabilidad del disco, sugiere que los planetas pueden formarse a partir de la autocumulación gravitacional de polvo y gas, en lugar de tener un núcleo que actúe como semilla gravitacional.

La teoría que más encaja con lo conocido hasta ahora es que b Centauri b se formó cerca de las 2 estrellas y después migró hacia el exterior hasta su posición actual.

"Será una tarea intrigante tratar de averiguar cómo se pudo haber formado, lo cual es un misterio en este momento", concluye Janson.

Otros artículos interesantes:

Un niño de 13 años ha creado un telescopio con papel: la NASA ha escuchado su historia y ya puede observar Júpiter e incluso los anillos de Saturno

Se puede viajar más rápido que la luz, aunque sería necesaria la construcción de una nave que pudiera soportar cientos de veces la masa de Júpiter

China se está convirtiendo en una "tremenda amenaza" en el sistema solar, alerta un general de la Fuerza Espacial de EEUU

Te recomendamos