Así es el experimento que enfrenta cómo te presentas en el mundo real con la huella digital que generas

Mr Robot

Mr Robot

  • Una agencia de publicidad ha elaborado un experimento en el que se enfrentan las respuestas que da una persona en la vida real con las de un avatar creado a partir de su huella digital.
  • La investigación concluyó que, cuando una persona navega por la red, hace búsquedas que hablan de sus inquietudes y que son distintas del contenido que sube a las redes, que suele ser todo positivo.
  • Uno de los autores de la invesigación afirma que la publicidad y las redes pueden hacer mucho daño "si no consideras que son un escaparate que hay que saber depurar".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La agencia de publicidad SLAP Global elaboró un experimento en el que creó un avatar a partir de descargar y procesar con Graphext, un algoritmo de inteligencia artificial, los datos de todas las redes sociales y plataformas en internet de una serie de participantes.

Estos tuvieron que enfrentarse a las mismas preguntas que su 'yo digital' y comprobar si las respuestas eran iguales, distintas o directamente no tenían que ver.

La prueba forma parte de un experimento social diseñado para poner de manifiesto la disonancia entre cómo se define una persona a sí misma en público y cómo es realmente su comportamiento en el entorno privado, así como el mundo en línea.

Los participante no fueron escogidos al azar, ya que los autores de la investigación, encabezados por el doctor en Psicología y fundador de Mindgroup, Juan Ramos-Cejudo, los eligieron a partir de un test que mide "la deseabilidad social".

Según recoge La Vanguardia, esto es un rasgo que todo el mundo tiene para comportarse delante de los demás de una forma socialmente aceptable. "Hay personas que buscan más que otras ser aceptadas socialmente", explica Ramos-Cejudo.

La idea del experimento era incluir a aquellas personas que estuvieran por encima del 90% en dicho rasgo.

Así, pidieron a los seleccionados que se descargasen su fichero de datos de todos los servicios de internet que existen de cada persona para procesarlos mediante inteligencia artificial. Los resultados fueron sorprendentes.

Europa apuesta por el humanismo digital y emprende para hacer frente al capitalismo digital de EEUU

En el caso de uno de los participantes, preguntado por la relación con su pareja, este habló maravillas de ella, diciendo que llevaban juntos varios años y la consideraba su "compañera, amiga, complemento...". El avatar, por su parte, afirmó que no había ni un solo mensaje de amor en todas las conversaciones intercambiadas.

Por su parte, otra de las participantes afirmó que era una persona segura de sí misma, pero su avatar señaló que, para conquistar a su pareja, consultó varios tutoriales sobre cómo enamorar a un chico.

Esto se produjo porque el algoritmo fue capaz de conectar las búsquedas que había hecho con el momento en el que inició su relación.

Otra de las participantes afirmó que estaba muy comprometida con las causas sociales, pero su avatar la contradijo señalando que no había hecho nada para apoyar a ninguna y ni siquiera tenía búsquedas relacionadas con el tema.

Ramos-Cejudo explicó que, normalmente, cuando una persona navega por la red hace búsquedas que nos hablan de sus inquietudes y que son distintas que el contenido que sube a las redes, que suele ser todo positivo.

El experto afirma que este miedo a la evaluación externa comienza en la preadolescencia y va desapareciendo a medida que las personas crecen, pero el problema aparece cuando se continúa estando más pendiente de la reacción de los demás que de la propia.

Ramos-Cejudo explica que una de las causas que magnifican este problema es el sesgo de las redes sociales, ya que la gente no suele colgar críticas sobre él mismo, "sino cosas que molan".

"La publicidad y las redes pueden hacer mucho daño si no consideras que son un escaparate que hay que saber depurar", apunta.

Otros artículos interesantes:

La huella digital es la última trampa para recabar datos personales sin nuestro consentimiento

6 consejos para el uso de redes sociales por parte de menores

Así están perjudicando las redes sociales a la democracia