Este experto predice cuándo podrías dejar de usar la mascarilla en España

Este experto predice cuándo podrías dejar de usar la mascarilla en España

Vincent West/Reuters

  • España, con menos del 8% de la población vacunada con la pauta completa, se encuentra lejos de Israel, donde más de la mitad de los habitantes están vacunados y no son obligatorias las mascarillas al aire libre.
  • A pesar de las diferencias, desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene son optimistas, y apuntan a la posibilidad de despedirse de las mascarillas este año.
  • Estas son las fechas previstas por dos expertos de la Sempsph, siempre dependiendo del ritmo de vacunación y de la incidencia acumulada.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La campaña de vacunación contra el COVID-19 avanza a ritmos muy diferentes según la parte del mundo que se mire. Estados Unidos ha sufrido el retraso del lanzamiento de la vacuna Janssen, al igual que Europa, donde también han lidiado en los últimos meses con problemas de suministro, casos de trombos y dudas con la vacuna de AstraZeneca.

La EMA confirma una posible relación entre los trombos y la vacuna de Johnson & Johnson, pero insiste en que los beneficios superan los riesgos

En el otro lado, Israel destaca como uno de los países con más éxito en la vacunación, con más de la mitad de su población inoculada con la pauta completa. Ante ese positivo escenario, el gobierno israelí ha eliminado la obligatoriedad del uso de la mascarilla al aire libre, y espera poder eliminarla del todo hacia finales de mayo.

¿Cuándo se podrá dejar de usar la mascarilla en España? En este caso, la situación epidemiológica es diferente, con una tasa de incidencia que sigue creciendo en los últimos días, y menores cifras de vacunación. 

El 20,8% de la población española ha recibido al menos una dosis (casi 9,9 millones de personas), mientras que el 7,6% cuenta con la pauta completa (3,6 millones de habitantes), según cifras de Sanidad de este miércoles 21 de abril.

Desde alitas de pollo y donuts hasta dinero y marihuana: los incentivos para vacunarse contra el COVID-19 alrededor del mundo

A pesar de estas diferencias, desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph) son optimistas y sugieren que en España se podría dejar de usar la mascarilla entre agosto y finales de año, siempre dependiendo del avance de la vacunación y de la incidencia acumulada.

Su presidente, Rafael Ortí, plantea el fin de la mascarilla cuando se alcance la inmunidad de grupo. "La mascarilla la dejaremos cuando un 50% o un 70% de la población esté vacunada; dependerá del ritmo de la vacunación. Quisiera creer que para el verano, en agosto, esto suceda", explica, según recoge Redacción Médica.

Esto concordaría con las previsiones del Gobierno para la campaña de vacunación, con la que espera lograr que el 70% de la población española esté vacunada con la pauta completa hacia finales de agosto.

Julián Domínguez, jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario de Ceuta y miembro de la Sempsph, coincide en los porcentajes necesarios para decir adiós a las mascarillas en España, pero apunta a una fecha más lejana.

"Esto podría pasar a finales de año como mínimo. Podremos estar así cuando tengamos una inmunidad poblacional de un 50% o 70%. Si la incidencia acumulada empieza a reducirse de una forma importante, en ese momento habría que plantearse, pero no en distancias cortas, sino en espacios públicos abiertos", analiza.

LEER TAMBIÉN: ¿Son suficientes las vacunas para acabar con la pandemia? Lo que enseñan los casos de Israel y Chile

LEER TAMBIÉN: Pedro Sánchez anuncia que el 70% de los españoles estarán vacunados a finales de agosto y descarta prorrogar el estado de alarma

LEER TAMBIÉN: Una experta epidemióloga anticipa hasta cuándo será necesario llevar mascarilla y guardar la distancia: podría durar "unos años"

VER AHORA: Domingo Mirón, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel: “La colaboración público-privada y la multisectorial serán clave en la gestión de los fondos europeos”