"Adentrarse en el mundo de los videojuegos no ha sido un movimiento inteligente por parte de Netflix"; los recelos de un analista especializado en 'gaming'

Además de tener su propio videojuego, los personajes y monstruos de la serie 'Stranger Things' han aparecido en el juego de terror online 'Dead by Daylight'.
Además de tener su propio videojuego, los personajes y monstruos de la serie 'Stranger Things' han aparecido en el juego de terror online 'Dead by Daylight'.
  • Esta semana Netflix ha confirmado las últimas filtraciones y rumores al anunciar su entrada al mundo de los videojuegos. Aunque parece un movimiento estratégico inicialmente positivo, ya han empezado a surgir voces disonantes al respecto.
  • Uno de los primeros cínicos ante los planes de Netflix es Michael Pachter, conocido analista especializado en el mundo de los videojuegos que repasa todos los obstáculos que deberá superar la plataforma si realmente quiere ponerse en serio en este sector.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Netflix anunció oficialmente el pasado martes 20 de julio que planea adentrarse en el mundo de los videojuegos. Las declaraciones de la plataforma de streaming confirma los constantes rumores y filtraciones que apuntaban a que Netflix utilizaría los videojuegos como una forma de ampliar sus series y películas con el fin de atraer y conseguir a más audiencia.

A primera vista, parece un buen movimiento. Al fin y al cabo Netflix ya ha experimentado con episodios especiales interactivos de series como Black Mirror o Unbreakable Kimmy Schmidt. Asimismo, ya existen videojuegos de Stranger Things o Cristal Oscuro, desarrollados por terceros, que teóricamente demuestran que al menos parte del contenido de la plataforma puede adaptarse al mundo del gaming.

No obstante, ya han empezado a surgir voces críticas y disonantes sobre este plan de Netflix. Una de ellas es Michael Pachter, famoso analista especializado en el mundo de los videojuegos (ha colaborado con múltiples medios online estadounidenses sobre gaming, por ejemplo).

Pachter considera tajantemente que "meterse en el mundo de los videojuegos no ha sido un movimiento inteligente por parte de Netflix".

Para contextualizar su opinión, este analista de la empresa de asesoramiento Wedbush compara la llegada de Netflix a los videojuegos con otro plan de expansión de la plataforma: los podcasts.

Pachter explica (a través de CNBC) que los podcasts son relativamente baratos de producir y se complementan a las series y películas porque pueden escucharse en otros contextos como cuando alguien se va a pasear o a trabajar. Si un podcast no funciona, las pérdidas son menores. Eso no ocurre en el mundo de los videojuegos donde los presupuestos y los riesgos son cada vez mayores.

"Aunque Netflix ha comentado que primero se centrará en juegos para móviles, desde Wedbush nos preguntamos si la empresa tiene alguna idea de lo difícil que es entrar ahora en el negocio de los juegos de móviles".

"El cementerio de la industria rebosa de empresas que han fracasado en desarrollar juegos para móviles". Pachter no se refiere a "cadáveres" menores, sino que nombra a compañías importantes como Disney, Activision, EA, Take-Two, Ubisoft e incluso Nintendo. "Todas ellas han intentado crear contenido para móviles que atraiga y solo han obtenido el éxito al adquirir empresas o equipos especializados en ello".

Otro punto a tener en cuenta es el ritmo de producción de un videojuego. Incluso un juego para móviles no es rápido de desarrollar, sobre todo si se compara con el ritmo de lanzamiento de nuevas series y películas.

"Si Netflix crea juegos para móviles, es raro que logre sacar más de unos cuantos por año, y esa cifra pequeña debe compararse con los cerca de 40.000 juegos nuevos para móviles que se producen cada año", razona el analista especializado en gaming. "Muy pocos de estos 3.500 millones de gamers con smartphones decidirán suscribirse a Netflix solo para probar los 2 o 3 títulos nuevos que genere cada año".

Tampoco hay que olvidar los problemas que se añadirán en cuanto Netflix decida dar el paso de crear juegos para móviles a desarrollar títulos más sofisticados para PC o consolas. Sobre todo si la plataforma deberá asegurarse de que sus juegos funcionan de forma fluida a través del streaming, al igual que sus series y pelis.

El analista de Wedbush cree que existen pocas películas que pueden adaptarse con éxito al mundo de los videojuegos. Star Wars (imagen) es una de las pocas excepciones.
El analista de Wedbush cree que existen pocas películas que pueden adaptarse con éxito al mundo de los videojuegos. Star Wars (imagen) es una de las pocas excepciones.

"Solo Sony, Microsoft, Google y Amazon han progresado mínimamente en el mundo de los juegos por streaming. Sony tuvo que comprar dos empresas (Gaikai y OnLive) y ha acumulado 1.000 millones de dólares en pérdidas durante sus intentos fallidos. Mientras tanto, Microsoft, Google y Amazon han logrado convertirse en las 3 proveedoras mundiales de servicio a través de la nube".

Incluso si Netflix supera el escollo tecnológico de los juegos por streaming, tendrá otros inconvenientes a sortear. Por ejemplo, ¿cómo podrán los usuarios controlar sus juegos? Si la compañía decide crear un mando, deberá asegurarse de que es cómodo, flexible y completo para adaptarse a todo tipo de aventuras virtuales.

"Todo esto es muy complejo", resume Michael Pachter. "Y aunque creemos que Netflix tiene grandes planes sobre cómo entrar en los videojuegos, tenemos la sensación de que ha empezado con ideas a medio gas. Desde Wedbush creemos que los inversores han dado demasiada confianza a Netflix en una misión tan ambiciosa e incluso audaz como esta".

Los defensores de Netflix podrían argumentar que esta ha contratado a una persona adecuada para liderar dicha misión. Se trata de Mike Verdu, que hasta hace poco fue vicepresidente en Facebook en contenido para realidad virtual y realidad aumentada. Previamente trabajó en compañías de renombre en el sector como EA, Zynga o Atari.

No obstante, Pachter se muestra receloso con Verdu.

"Es un diseñador con experiencias, pero no ha producido juegos en 20 años. Ha supervisado 5 compañías de videojuegos en los últimos 12 años y aunque ha trabajado con desarrolladores para móviles, su experiencia es limitada, teniendo en cuenta que por ejemplo se fue antes de que Zynga produjera su primer juego para móviles, o que estuvo en EA durante un período de crecimiento cero".

Para terminar su desconfianza hacia la nueva iniciativa de Netflix, el analista explica que tampoco será tan fácil expandir gran parte de su catálogo de series y películas al mundo de los videojuegos.

"El número de juegos de éxito basados en series de televisión es muy reducido. Lo mismo ocurre con videojuegos sobre películas. Sí, está Harry Potter, Star Wars o El Señor de los Anillos, pero sales de estas 3 franquicias y de repente te encuentras con menos casos de éxito".

Otros artículos interesantes:

¿Quieres pasar miedo? Esta película de Netflix promete hacerte saltar del asiento

Netflix contrata a una ejecutiva de Apple para liderar su sección de podcast

Netflix da un paso más hacia los sectores del gaming y de la realidad virtual