Pasar al contenido principal

Los expertos advierten: el veganismo podría provocar calvicie

Anabel Kingsley
Anabel Kingsley es tricóloga en la Clínica Philip Kingsley en Mayfair, Londes. Anabel Kingsley
  • Business Insider habla con Anabel Kingsley, tricóloga e hija del famoso gurú capilar Philip Kingsley
  • Kingsley cada vez se encuentra con más casos de efluvio telógeno, la pérdida de pelo que provoca una tasa de reemplazo excesiva
  • Señala como culpables a las deficiencias nutricionales provocadas por algunas dietas de moda, así como al auge del veganismo y el vegetarianismo
  • Kingsley no es la primera en sugerir que existe una relación entre ambas cosas, aunque no hay suficientes investigaciones para demostrarlo

La tricóloga Anabel Kingsley, hija de "la celebridad capilar" el Doctor Philip Kingsley, ha empleado varios años en estudiar el cabello y el cuero cabelludo.

Actualmente trabaja en la famosa clínica familiar que su familia tiene en Mayfair, en Londres. Recientemente habló sobre su propia experiencia con la pérdida masiva de cabello, producida a raíz del fallecimiento de su padre en 2016.

Kingsley desvela a Business Insider que cada vez ve más y más casos de pérdida de pelo en su clínica, particularmente entre mujeres jóvenes. Las razones, según ella, son las dietas de moda, así como la creciente popularidad del veganismo y el vegetarianismo.

"Enflaquecimiento capilar" es una reducción gradual del volumen

Hay dos tipos de pérdida de pelo, según Kingsley.

La primera es una reducción gradual del volumen, conocido como "enflaquecimiento facial". Es más común en mujeres mayores, aunque también puede producirse en personas jóvenes si existe predisposición genética, sobre todo por hipersensibilidad de los folículos.

Esto significa que los folículos capilares de tu cuero cabelludo son más sensibles a un nivel normal de hormonas femeninas. "Que sufras este enflaquecimiento, no significa que tengas mayor cantidad de hormonas de lo normal, simplemente que eres más sensible a ellas".

"Es difícil saber si hay más mujeres perdiendo pelo actualmente o simplemente son más las que lo reconocen, ya que por fin ha dejado de ser un tema tabú. A medida que la exposición pública aumenta, la confianza para admitirlo también".

Las deficiencias nutricionales pueden causar pérdida de pelo

Una mujer se mira el pelo en el espejo
Shutterstock/Nina Buday

Sin embargo, es el segundo tipo de pérdida de pelo el que Kingsley cree que está en aumento, sobre todo en mujeres. Es el llamado efluvio telógeno.

El efluvio telógeno es una pérdida reactiva de cabello que conduce a una tasa de reemplazo excesiva, explica, y puede ser resultado del estrés, del malestar, de la fiebre o de deficiencias nutricionales.

Y Kingsley se atreve a señalar a las dietas de moda como culpables, en particular a la popularidad del veganismo y vegetarianismo.

"Las dietas pueden ser de gran ayuda si eres muy cuidadoso, pero habitualmente la gente no lo es. El pelo no es un tejido esencial, y eso significa que el cuerpo puede sobrevivir sin él, incluso si te esfuerzas para proporcionarle toda la proteína y el hierro necesario para que crezca sano y fuerte".

"Si no comes la suficiente cantidad de los nutrientes que necesitas o tu cuerpo no los absorbe en condiciones, puedes que empieces a perder pelo" añade. "Incluso si tienes una ligera deficiencia en sólo uno de esos nutrientes, el cuerpo lo retira de la construcción de cabello antes de cualquier otra parte".

Kingsley afirma que los pacientes que acuden a su clínica buscando remedio para el efluvio telógeno se muestran particularmente sanos en el resto de aspectos del día a día.

Aunque ha visto cada vez más casos de dietas basura, excesivamente restrictivas o alimentación vegana mal equilibrada en hombres, lo más probable es que en su caso se deba a la deficiencia de hierro y ferritina.

Las dietas veganas no le dan al pelo lo que necesita

Sardinas
Shutterstock/Malivan_Iuliia

"Entiendo completamente los motivos de mis pacientes para seguir una dieta vegana o vegetariana, pero en muy difícil en estos casos combinar los alimentos correctos para darle al pelo lo que necesita" comenta Kingsley.

"Por ejemplo, los huevos y el pescado contienen los ocho aminoácidos esenciales (proteínas) que necesitas, mientras que el cereal o las legumbres sólo tienen unos pocos. Si sólo obtienes uno de ellos de una fuente de proteínas, tienes que conseguir el resto en alguna otra parte".

Kingsley recomienda a sus pacientes veganos incrementar su ingesta de proteínas, así como vigilar que están tomando todos los aminoácidos que necesitan. "También les recomiendo que tomen algunos suplementos proteicos para veganos".

"Tu cuerpo puede fabricar aminoácidos por su cuenta, pero no los ocho esenciales. Tienes que consumirlos a diario".

El hierro es la clave, incluso en forma de suplemento

Brócoli
Photo by Joanna Kosinska on Unsplash

Para todos aquellos que piensen que están obteniendo suficiente hierro procedente de vegetales: puede que estéis equivocados.

Es mucho más difícil absorber la suficiente cantidad de hierro de alimentos vegetales que, por ejemplo, de la carne roja.

"El hierro es muy, muy importante, sobre todo en mujeres que están menstruando" aclara Kingsley. "Y el hierro en verduras de hoja verde oscura, como las espinacas, es difícilmente asimilado por el cuerpo. Puede que estés obteniendo en torno a un 3% del total".

Generalmente, esta doctora recomienda la ingesta de suplementos de hierro, sobre todo los de liberación lenta, ya que no tienen muchos efectos secundarios. En cualquier caso, debe tomarse de forma combinada con la vitamina C, sin la que el cuerpo es incapaz de absorber el hierro.

"Nuestro complemento vegano, llamado Tricho Complex, también contiene vitamina B12. Esta vitamina es absolutamente esencial para los veganos y vegetarianos".

Encontrar una fuente de vitamina B12 es importante para los veganos porque procede sobre todo de productos animales.

"El cuerpo almacena vitamina B12 durante tres años, así que puede que no notes su ausencia de forma inmediata, pero ocurrirá si no la obtienes de otros alimentos".

Kingsley va más allá, y afirma que si cambias radicalmente tu alimentación y tu pelo entra en fase telógena, no verás las consecuencias inmediatamente: las notarás tres meses más tarde.

"Si notas que estás perdiendo demasiado pelo, tienes que retroceder tres meses y pensar qué hiciste o comiste entonces. ¿Tuviste fiebre? ¿Te sometiste a una dieta líquida?"

"Es muy tranquilizador para mis pacientes descubrir que su incipiente calvicie tiene una explicación".

Aunque Kingsley no es la primera en sugerir que existe una relación entre dejar de comer carne y leche y la pérdida de pelo, hay pocos estudios al respecto.

Un artículo publicado hace poco en NCBI dice que "aunque el déficit de hierro es la carencia alimenticia más común en todo el mundo y una causa conocida de la caída del cabello, no está claro qué nivel de ella contribuye a la calvicie".

Y añade que "los veganos y vegetarianos presentan un mayor riesgo de déficit de hierro, ya que se recomienda consumir 1,8 veces la cantidad de este nutriente con respecto a las personas que sí comen carne. También puede deberse a la pérdida de ferritina".

"Aunque se han realizado bastantes investigaciones, no se sabe si el déficit de ferritina puede provocar calvicie ya que hay argumentos encontrados".

Te puede interesar