Pasar al contenido principal

Los expertos apuestan por subir el gasóleo para mantener las carreteras

Surtidor de gasolina
Eduardo Otubo/Flickr.
  • La Comisión de Expertos para la Transición Energética recomienda eliminar los impuestos especiales al consumo de electricidad, carbón, gas natural e hidrocarburos.
  • Los expertos recomiendan vincular los impuestos al daño medioambiental que la generación y uso de productos energéticos.
  • Al recaer el coste del matenimiento de las carreteras en los conductores, el gasóleo A subiría en un 28,6%.

Recientemente la Comisión de Expertos para la Transición Energética ha entregado un amplio informe al Gobierno en el que relata diferentes escenarios para el sector. Entre las conclusiones más llamativas está la propuesta de subida de la presión fiscal a hidrocarburos como el gasóleo mientras que se pide reducir el precio del kWh de uso doméstico

Basado en los dos escenarios que contempla este informe —abajo puedes verlos detallados—, la comisión propone una completa reforma fiscal del sector energético. Bajo el prisma de la eficiencia energético-medioambiental, la propuesta principal es sustituir los impuestos sobre la energía por otros que graven el impacto medioambiental

Este se mediría sobre todo en emisiones de CO2, pero también de otros contaminantes como el SO2, Nox, partículas, etc. Así, se propone eliminar los impuestos especiales al consumo de electricidad, carbón, gas natural e hidrocarburos, así como el 7% de gravamen que soporta la generación eléctrica. 

Con el objetivo de usar la tributación de los productos energéticos como medio para cumplir objetivos de carácter social y sin detraer recursos para el sostenimiento del gasto público, esta comisión propone "internalizar los costes medioambientales" a través del precio del gasóleo y de la gasolina. Sin embargo, lo que más pesa finalmente en estos será el mantenimiento de las infraestructuras. 

Según los argumentos esgrimidos, de acuerdo con las tesis de la International Renewable Energy Agency (IRENA), el precio de mercado de los combustibles fósiles y de la energía casi nunca refleja los costes asociados a la utilización de estos productos. Y, en otros, hay varios gravámenes que internalizan varias veces estos costes.

Demanda energética en España en 2015
Informe de la Comisión de Expertos para la Transición Energética.

"El mejor ejemplo es el consumo de un kWh que, en primer lugar, está sometido a un impuesto que grava el uso de carbón y gas natural para su producción", cita literalmente el informe. A continuación, prosigue: "Por el consumo de ese mismo kWh, el generador paga también el impuesto que grava el valor de la generación eléctrica al 7% (que no discrimina daños) y que se internaliza en el precio. A ellos, hay que añadir el impuesto especial que grava el consumo final de electricidad. En definitiva, por el suministro de un mismo kWh un consumidor termina pagando varios impuestos, pero con un tipo efectivo agregado con escasa o nula relación con el daño ambiental real". 

 

Informe de la Comisión de Expertos para la Transición Energética
Informe de la Comisión de Expertos para la Transición Energética.

Por qué una subida del gasóleo A de hasta el 28,6%

Así, en la nueva tributación que propone esta comisión se pretende internalizar los daños al medioambiente que generan las decisiones de producción y de consumo de cada producto. Lo primero que se estima es eliminar los impuestos especiales al consumo de carbón, gas natural, electricidad e hidrocarburos y el 7% con que se gravan los ingresos de la generación de electricidad. 

Igualmente, se propone eliminar los impuestos autonómicos de carácter ecológico que graven impactos fuera del ámbito regional. ¿Y sobre los nuevos impuestos energéticos adecuados al coste medioambiental? Situando este —medido solo sobre las emisiones de CO2— en su punto más bajo (15 €/tn), ya que el informe contempla una horquilla entre 15 y 30 €/t CO2, el precio de los productos energéticos quedaría como puedes ver en la tabla de arriba

Hay que tener en cuenta que además del coste medioambiental, en el gravamen se ha incluido el de financiar la construcción y mantenimiento de las carreteras, estimado en 12.597 millones de euros al año. Este se hace actualmente a través de los actuales impuestos de matriculación y circulación (IVTM), más un recargo en el consumo de gasolinas y gasóleo. Aunque la comisión no propone eliminar estas tasas, sí que baraja repartir el gasto del mantenimiento de las carreteras entre los conductores de turismos y camiones. Y no por igual. 

El coste anual de las carreteras se ha repartido entre estos tres colectivos en función de los km "desgastados" anualmente por cada uno —coches gasolina (consumen 6.200 M litros/año con un consumo medio de 9 litros/100 Km); vehículos ligeros de gasóleo A (consumen 17.012 M litros/año con un consumo medio de 7 litros/100 Km) y vehículos pesados de gasóleo A (consumen 7.728 M litros/año con un consumo medio de 30 litros/100 km)—, y se ha convertido en €/litro utilizando los ratios de consumo estándar de cada tipo de consumidor.     

Informe de la Comisión de Expertos para la Transición Energética
Informe de la Comisión de Expertos para la Transición Energética.

Un informe, dos escenarios

Los diferentes escenarios que detalla el documento de más de 300 páginas elaborado por la comisión son una evaluación de cómo sería el comportamiento previsible de cada fuente energética dadas las condiciones actuales y observan cómo se alteran estos resultados al modificar algunos de los parámetros del mix. Todo bajo el prisma de los acuerdos internacionales que España ha suscrito además de las recomendación de organismos como la UE o la OCDE.  

La Comisión ha utilizado la referencia proporcionada en dos de los escenarios establecidos en el Ten Year Network Development Plan de 2018: el escenario Generación Distribuida (DG) y el escenario Transición Sostenible (ST). Ambos escenarios presuponen una ambiciosa penetración de renovables, así como una evolución de los costes de las materias primas, de la generación de cada opción y del precio del CO2. 

En ambos casos, se trata de puntos de partida para analizar diferentes vías de sensibilización y cambio de usos entre la población y el sistema productivo. El escenario DG es el escenario base sobre el que desarrolla la mayor parte de los ejercicios de simulación eléctricos y en el que la demanda final crece hasta 2030 —año del primer escenario marcado— con una tasa del 1,2% hasta alcanzar 296 TWh, frente a los 253 TWh actuales, y se considera un elevado precio final de las emisiones de CO2 de 50 €/t CO2 (frente a los aproximadamente 7,5 €/t CO2 actuales). 

En consecuencia, se encarece la generación con combustibles fósiles y en particular la generación eléctrica con ciclos combinados en España tendría, de verificarse esta hipótesis, una ventaja competitiva de 5,2 €/MWh respecto a los grupos de carbón. En el escenario ST la electrificación de la climatización y el transporte se lleva a cabo más lentamente respecto al escenario DG. La demanda de electricidad crece con un crecimiento medio anual del 0,9%, lo que conduce a una demanda final en torno a 285 TWh.

En este caso se ha supuesto un precio del CO2 de 33 €/tCO2. De verificarse esta hipótesis y el resto de supuestos sobre costes de combustibles, la generación eléctrica con ciclos combinados en este escenario tendría una ventaja competitiva de 15,8 €/MWh respecto a los grupos de carbón. 
 

Te puede interesar

Lo más popular