Así es el camino que lleva a una startup a convertirse en 'scaleup': los expertos del ecosistema emprendedor nacional auguran proyectos cada vez más grandes en España

De izquierda a derecha, Irene Gómez. jefa de Innovación Abierta de Telefónica; Yovanna Blanco, directora de 'Business Insider España'; Antonio Giménez, socio de Seaya Ventures; y Felipe Navío, cofundador y coCEO de Jobandtalent.
De izquierda a derecha, Irene Gómez. jefa de Innovación Abierta de Telefónica; Yovanna Blanco, directora de 'Business Insider España'; Antonio Giménez, socio de Seaya Ventures; y Felipe Navío, cofundador y coCEO de Jobandtalent.

Business Insider España

  • El XXII Smart Business Meeting, organizado por Business Insider España este mes de abril, ha servido para hacer un balance del buen momento que vive el ecosistema emprendedor español.
  • En este, aventuran los expertos de empresas como Telefónica, startups como Jobandtalent y fondos como Seaya, abundan cada vez más proyectos exitosos que necesitan acceder a más financiación.
  • Su camino pasa por la internacionalización y por fondos como Next Tech, un plan del Gobierno que busca movilizar 4.000 millones de euros a través de la colaboración público-privada.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.
Cintillo patrocinio Havas

Tardará poco en ser un concepto tan aceptado y tan familiar como lo puedan ser hoy las startups. Las scaleups son empresas que, tras empezar su actividad como startups, han logrado ya una importante implantación en el mercado y aspiran a más: más clientes, más negocio, más países, más servicios y, como consecuencia, más beneficios y más retorno para los inversores.

Si hace algo más de 10 años las startups eran algo relativamente extraño en la economía española, las scaleups, directamente, eran casi ciencia ficción.

La idea que imperaba entre los grandes fondos de inversión internacionales era que si la empresa estaba radicada en España, a la larga, cuando llegara el momento de salir a competir en la escena internacional, esta no podría ser nunca competitiva.

Así lo han recordado expertos del ecosistema español que saben lo que es invertir y apostar en él desde hace más de 10 años en el XXII Smart Business Meeting, un encuentro patrocinado por Upday y Havas Media Group, con la colaboración de Enisa, que ha servido para tomar el pulso al sector.

"La experiencia que tenemos es que, hace algo menos de 10 años, la empresa española padecía el estigma de ser poco competitiva. Creo que esto ha cambiado. España se ha convertido en un actor como cualquier otro, incluso estamos por encima de algunos países cercanos", explicó al respecto Felipe Navío, cofundador y coCEO de Jobandtalent, precisamente uno de esos casos de éxito que han abierto el camino de las startups españolas en su camino hacia convertirse en scaleup.

Navío no es el único que recuerda estas dificultades. "Es verdad que existía este estigma. Nosotros tuvimos la experiencia de tener que negociar con algún fondo internacional el lugar de domiciliación de determinadas empresas porque se sentían más cómodos si las sacaban de España", recordó Antonio Giménez, socio de Seaya Ventures, uno de los fondos españoles de venture capital más importantes.

"Eso ya no ocurre, y son los casos de éxito los que han cambiado esa percepción. Hemos subido de liga. Estamos en la Champions del ecosistema de startups europeo y los casos de éxito son precisamente los que hacen que sigamos creciendo", ahondó Giménez.

El éxito atrae el éxito: las startups españolas buscan convertirse en 'scaleups' con la ayuda del fondo Next Tech

VIDEO

XXII Smart Business Meeting: retos y futuro del ecosistema emprendedor

En este camino, explicó Giménez, en los últimos años la inyección de capital ha dado como resultado casos de éxito conocidos por todos. Startups españolas como Glovo, Clikalia, Jobandtalent y Cabify, entre otras, han superado la barrera de los 1.000 millones de dólares de valoración para convertirse en unicornios.

Como resultado, el ecosistema ha entrado en un círculo virtuoso en el que cada vez más fondos se animan a entrar y cada vez más startups intentan emprender, lo que a su vez ha redundado en más y más éxitos.

Sin embargo, llegado cierto punto, señaló Giménez, el grifo se cierra. La mayoría de los fondos de capital riesgo tienen claro que hay infinidad de proyectos emergentes interesantes de los que sacar un buen rendimiento y que, cuanto antes se entre en ellos, mayor rentabilidad se consigue.

Pero no hay tantos fondos dispuestos a pasar al siguiente nivel y acompañar a la startup en su camino por crecer e internacionalizarse: "No hay en el sistema tanto apoyo para las scaleups. En este sentido, el fondo Next Tech es una buenísima noticia, pues es el instrumento que se necesita para apoyar casos de éxito españoles", aseguró Giménez.

Estos fondos Next Tech nacen de una iniciativa conjunta del Instituto de Crédito Oficial y la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial y buscan fomentar el desarrollo de proyectos digitales innovadores de alto impacto y la inversión en scaleups

Next Tech cuenta con un presupuesto inicial de 4.000 millones de euros que proceden de la colaboración público-privada.

La idea, en definitiva, es que este dinero sirva para digitalizar la economía española por medio de empresas tecnológicas que adquieran estatus internacional, lo que supondría todo un hito en un modelo productivo como el español, tan dependiente del sector servicios y el turismo.

Y no solo de Next Tech vivirán las scaleups. Las grandes empresas, vaticina Irene Gómez, responsable de Innovación Abierta de Telefónica, se animarán cada vez más en los próximos años a apoyar a empresas que ya tengan cierto recorrido.

"Para nosotros tiene mucho sentido evolucionar nuestra propuesta. Primero, acompañamos a las startups en sus primeras fases a través de fondos como Wayra y, posteriormente, vamos entrando en  cada vez menos inversiones pero que están más alineadas con nosotros", explicó Gómez.

La fórmula de Telefónica, señaló Gómez, ha consistido en entrar con 70 millones de euros en Leadwind, un fondo de capital riesgo especializado en digitalización y que está apoyado a su vez por los propios fondos Next Tech.

"La tesis de Leadwind estaba muy alineada con la nuestra: deep tech, empresas orientadas a construir plataformas, scaleups que crean sus propias verticales y que tienen una visión global".

Por otra parte, a medida que evolucionan las propuestas, explicó la experta de Telefónica, también lo hace la relación con las scaleups.

"El enganche con startups más maduras es más real, más potente. Para ganar velocidad hay que conectar puntos y uno de los puntos son las scaleups. Auguro que esto se convertirá en algo que las grandes corporaciones se verán obligadas a hacer".

Resuelto el apoyo, solo queda esperar a que las startups de hoy se vayan convirtiendo en las scaleups de mañana. "Echamos en falta encontrar más fondos que entren en series más tardías en España, aunque es verdad que cada vez hay más. Tenemos un mercado relativamente grande. Lo que veo ahora son empresas que piensan en convertirse en grandes jugadores en su sector", resumió Navío.

Todo lo que se habló en el XXII Smart Business Meeting: retos y futuro del ecosistema emprendedor


Otros artículos interesantes:

Esta startup derivada de Google quiere asomarse a los secretos de tu cerebro a través de unos innovadores auriculares

El metaverso llega a las lunas y el salpicadero de tu coche: startups y grandes compañías que avanzan en la próxima gran revolución de la automoción

Emprender está de moda: por qué empleados de grandes multinacionales apuestan por trabajar en startups o crear sus propias compañías

Te recomendamos