Pasar al contenido principal

Cuáles son los riesgos de coger un avión: estas son las precauciones que se deben tomar durante el COVID-19, según los expertos

Is flying safe right now? Experts break down the risks associated with boarding a flight during COVID-19.

  • Todavía, muchos ni se plantean viajar en avión debido al coronavirus. Y otros, quieren retomar los vuelos lo antes posible.
  • Antes de hacer una reserva, es importante conocer los riesgos de volar durante el COVID-19, tanto los que entrañan los aeropuertos como los aviones.
  • ¿Es seguro desplazarse por este medio de transporte? Esto es lo que dicen los doctores, un consultor médico de una asociación de comercio aérea, un piloto y otros expertos del sector.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Mientras que el coronavirus sigue expandiéndose por el mundo, algunas fronteras se cierran y muchos planes se cancelan. En ese contexto, las aerolíneas han sido de los primeras y más duramente golpeadas por la pandemia.

Pero las restricciones empiezan a suavizarse —y el cansancio por la cuarentena aumenta—, de modo que muchos ya tienen en mente la opción de viajar, al menos, tan pronto como se pueda.

Para algunos, eso significa optar por fórmulas seguras, como los coches de alquiler, el turismo de carretera, las reservas de Airbnb u hoteles con estrictas medidas de seguridad.

Leer más: El tráfico aéreo de pasajeros no recuperará las cifras previas a la pandemia del coronavirus hasta 2023, según Moody's

Mientras, viajar en avión parece algo más arriesgado, dada la posibilidad de estar rodeado de mucha gente diferente, de la que se desconoce su procedencia y destino. Algo que se prolongará durante un largo periodo de tiempo, en un ambiente cerrado.

Pero, ¿cómo de seguro es o no viajar en avión durante la pandemia y mientras dure el coronavirus?

Para conocer la respuesta, Business Insider ha acudido a varios expertos. Entre ellos, un doctor experto en infecciones, un piloto, un consultor médico de una asociación de comercio aérea y al fundador de una aerolínea. 

Todos ellos han explicado cuáles son los riesgos de viajar durante el COVID-19, de encontrarse en un avión, cuáles han de ser las precauciones necesarias y si, realmente, es seguro o no desplazarse de esta forma durante la pandemia.

¿Cuáles son los riesgos de volar durante el COVID-19?

Cada vez que viajamos en un avión comercial, lo habitual es tener que recorrer todo el aeropuerto, lo que implica una gran concentración de gente y muchas colas. 

También se sabe que los contagios, en la mayoría de los casos, se transmiten entre personas. De esta forma, las interacciones entre todos los presentes en un aeropuerto constituyen el mayor riesgo de todos los que pueda haber.

"Los aeropuertos tienen un tráfico constante. Es un ir y venir de gente de diferentes destinos de todo el mundo", dice el doctor Neil Brown, médico de emergencias. "No podemos estar seguros de que todo el mundo ha tomado las mismas medidas, ni de que han tomado las mismas precauciones que nosotros, aun cuando se les haya comunicado igual".

Sin embargo, debes saber gestionar tu propia situación y no exponerte a los riesgos. El doctor Thomas Russo, jefe de enfermedades infecciosas de la Universidad de Búfalo, en Nueva York, considera: "Creo que puedes controlar el espacio y el tiempo que estás cerca de las personas, estén contagiadas o no, en el aeropuesto y durante la facturación. Sin embargo, esto se vuelve un poco más complicado durante el vuelo".

Leer más: Las aerolíneas europeas buscan la remontada: Lufthansa logra el aval de Bruselas a su plan de rescate y easyJet capta 450 millones para reforzar su balance

Los aeropuertos están probando varias maneras de minimizar los contactos y garantizar la distancia social. Por ejemplo, el de Seattle-Tacoma (EEUU) ha quitado la mayoría de sus asientos de la puerta de embarque. En Hartsfield-Jackson Atlanta (EEUU), se ha implantado tecnología de reconocimiento facial para pasar las zonas previas antes de subir al avión. 

Además, algo ya habitual en los aviones es que estos filtran el aire de forma rápida y efectiva, algo que se ha vuelto verdaderamente útil en este contexto. También tienen otros sistemas de seguridad que encajan muy bien con la situación actual, explica el doctor David Powell, un médico consultor de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), una organización que representa a la mayoría de aerolíneas comerciales y de transporte de mercancías del mundo. 

"Los viajeros se sientan en frente, pero no al lado. El respaldo de los asientos es lo que separa a unos y otros. Además, la limitada libertad de movimiento una vez que todo el mundo se sienta, es algo que hace este transporte seguro", dice. "Otra ventaja es que la circulación del aire dentro del avión no transmite las gotículas de saliva como otros espacios interiores: la corriente se controla desde el cielo hasta el suelo y se usan filtros de alta eficiencia para segurar que el aire que se respira es puro".

Leer más: Las aerolíneas predicen que perderán 84.000 millones en 2020 por la crisis del coronavirus

Por su parte, un piloto, Brett Manders, dice que dichos filtros son capaces de capturar el 99,9 % de las partículas de los virus. "Otra cuestión a destacar es que los aviones se replazan constantemente", subraya. "Y con tan solo llenar su interior con un humo específico, este se limpia al 100% en apenas 2 minutos". 

Aunque todas estas particularidades ayudan a reducir los riesgos, no cambian el hecho de que viajar en avión significa hacerlo en un espacio confinado y rodeado de gente, durante un tiempo considerable.

El mismo piloto señala que, aunque los sistemas de limpieza de aire son efectivos, estos no pueden hacer absolutamente todo para evitar los contagios entre pasajeros, teniendo en cuenta también que habrá asintomáticos. "El COVID-19 se transmite por gotículas en el aire y, entre tanto, el aire del avión se limpia cada 90 segundos. Sin embargo, no es un proceso lineal, en el que la corriente queda limpia del techo al suelo. El aire también se mezcla. Desafortunadamente, no se puede controlar a tal exactitud que una gotícula no llegue al aire y pueda invadir el espacio personal de otra persona". 

7 key takeaways you can learn from travel agents and tour operators about how to safely book travel right now, and into next year

El doctor de enfermedades infecciosas, Russo, considera que los sistemas de ventilación de los aviones son buenos, aunque no mágicos. "El aire que hay en su interior es bastante puro pero, aun así, seguimos estando en un ambiente cerrado. Todo dependerá del tiempo que dure tu trayecto y de si vas a estar cerca de un número determinado de personas durante un rato largo", sostiene. "Una vez que estás en el avión, estás atado de manos. En el mejor de los casos, nadie de tu alrededor está enfermo, pero eso es algo que no vas a saber. Los vuelos más largos son los más arriesgados, ya que, el tiempo de exposición frente a otros individuos es mayor". 

Russo dice que la posibilidad de contagiarse se encuentra en los pasajeros cercanos, hasta 2 filas de distancia. Sin embargo, la probabilidad de contrar el virus por "aquellos que están 10 o 15 butacas más allá, es baja". 

El doctor defiende que el uso de las mascarillas debe ser generalizado, siendo este un método efectivo para evitar la transmisión del coronavirus. Si vas a volar, aconseja: "es el momento de usar la mejor mascarilla que tengas. Una N95 sería ideal".

En cualquier caso, sea cual fuere el modelo que lleves durante el trayecto, debes protegerte bien, ajustarte bien la mascarilla y llevarla todo el tiempo.

¿Qué precauciones debo tomar si voy a coger un vuelo?

Como se sabe, los contagios se producen entre personas, mayoritariamente. Por eso, los objetos no son el mayor escollo en estos casos, según la guía CDC.

"Lo verdaderamente relevante es la cercanía con los demás", subraya Russo. "Sin embargo, si quieres estar más seguro, puedes llevar toallitas y limpiar tu mismo el espacio que te asignen en el avión, como el asiento, la mesa, la televisión y ese tipo de cosas".

El doctor Brown también recomienda desinfectar todos esos elementos, incluso la ventanilla, si te toca. "Si vas a volar o lo estás planeado, yo te recomendaría tomar ciertas precauciones para reducir el riesgo de contagio. Por ejemplo, asegúrate de que te has puesto todas las vacunas que necesitas, lávate las manos a menudo, usa gel hidroalcohólico, aléjate de la gente que esté enferma y no te toques la cara, ni los ojos, ni la boca, etc.". 

Este médico sí recomienda usar el lavabo del avión, siempre que puedas acceder a él manteniendo la distancia social. "Eso sí, cuidado con tocar el manillar de la puerta directamente, el grifo o la cadena", advierte. 

También que tendrás que tener en cuenta que, quizás, comer y beber durante el viaje no sea lo más apropiado. "Un gran número de aerolíneas han cancelado este servicio, ya que consideran que puede contribuir a la transmisión del virus", dice Manders, el piloto. 

¿Qué están haciendo las aerolíneas para reducir el riesgo de volar durante el COVID-19?

Las aerolíneas han anunciado un conjunto de nuevas medidas para reducir el riesgo de contagios. 

Uno de los cambios que se aprecian en los aeropuertos es que todo el personal lleva mascarillas, hay gel hidroalcohólico, una frecuente desinfección de las instalaciones y medidas de distanciamiento social.

Algunos aeropuertos, como el de Heathrow (Londres) y San Juan (Puerto Rico) están midiendo la temperatura de los viajeros a través de cámaras térmicas. El problema siguen siendo los asintomáticos, que, en estos casos, no serán detectados. 

Ya en el avión, las políticas de las compañías con amplias. La aerolínea Delta está entre las que han reducido el número de asientos para asegurar la distancia mínima. En un primer momento, la multinacional anunció que cobraría a los pasajeros para poder implementar esas medidas, aunque tuvo que rectificar por las quejas recibidas de los clientes. 

"Estamos viendo medidas como el uso de mascarillas, caterings simplificados que reducen los contactos con el personal de cabina, una limpieza más exhaustiva y nuevos procedimientos de acceso a la puerta de embarque", enumera el doctor Powell. 

Leer más: He visitado el aeropuerto de Barajas y estas son las medidas de seguridad que se han implantado para prevenir contagios de coronavirus

Sin embargo, cada aerolínea ha aplicado un protocolo diferente. 

"Ha habido algo de confusión", afirma el fundador de la aerolínea de bajo coste Scott's Cheap Flights, Scott Keyes. "Algunas empresas están cerrando los asientos del centro, algunas están limitando el número de pasajeros a bordo, otros están avisando a los clientes con tiempo de si el vuelo estará lleno y, otros, no están haciendo nada de eso. Es difícil saber qué está haciendo cada uno. Pero en general, cada aerolínea se está adhiriendo a sus propias políticas, que varían de unas a otras". 

Pero no todo el mundo está convencido de que las firmas están haciendo todo lo que dicen. El CEO de UpgradedPoints.com, Alex Miller, piensa que es una cuestión de confianza. "Muchas compañías han prometido bloquear asientos y, en función de lo que permita la carga, podrían liberar algunos de ellos. Así, los que se suponía que no se iban a ocupar, sí lo hicieron. Dicho lo cual, la mayoría están llevando a cabo procedimientos de limpieza estrictos".

Las aerolíneas que actualmente siguen sin disponer del asiendo del medio, lo dejarán libre pronto. "Una vez que el turismo vaya cogiendo fuerza, pienso que está será una de las medidas que primero se quitarán, ya que es muy cara de mantener", considera Keyes, el fundador de Scott's. 


MARK RALSTON/Getty Images

Por su parte, el doctor Russo no está convencido de que el tema de los sitios sea adecuado o no para evitar de forma eficiente cualquier riesgo. Del asiento de la ventana al del pasillo, tampoco hay una gran distancia, aunque el del centro esté vacío, por lo que es difícil de saber cuál es el límite para poder evitar los contagios. 

Con todo, ¿Es seguro volar actualmente?

Desde la asociación IATA, se anima a que se recaben datos sobre la transmisión del virus. "El riesgo de contagio de pasajero a pasajero a bordo es bajo, según los casos que nos han reportado las diferentes aerolíneas de enero a marzo de 2020. Además, estamos monitorizando a 1.100 viajeros que dieron positivo por coronavirus después de un vuelo", dice el médico consultor de IATA. 

Sin embargo, según los médicos que no están vinculados a la profesión aérea, si hay cierto riesgo actualmente a la hora de volar. "La seguridad es todavía un término relativo", sostiene Russo. "En concreto, si nos referimos a vuelos largos, aun usando mascarilla, estás en una zona de más riesgo que si vas a una tienda o a una playa con distanciamiento social". 

"En un avión, cualquiera tiene la misma probabilidad de contraer el virus", puntualiza. "Se trata de gente diferentes, de varias zonas del mundo, donde la enfermedad está en una fase u otra. Así que, aunque te dirijas a una zona en la que la situación está controlada, no sabes quién viaja contigo, dónde ha estado esa persona y cuál es su estado de salud. Lo que sí protege, en cierta medida, es la mascarilla. Sin embargo, no se pueden descartar todos los riesgos, ya que hay cierto grado de peligro, especialmente, si hablamos de un vuelo de larga duración".

Leer más: Las aerolíneas son el sector que acapara más denuncias de los consumidores por su negativa a devolver el dinero de los vuelos cancelados durante la pandemia

El doctor Brown lo resume así: "Es preferible evitar viajes innecesarios". 

Aunque coger un avión o no hacerlo es una decisión individual, lo mejor es que se tome de forma meditada, también teniendo en cuenta cuándo habrá una vacuna. Por su parte, Russo dice que sí usaría esta forma de transporte si tiene que acudir a un acontecimiento familar importante, evaluando lo que merece la pena y el riesgo que supone. 

El fundador de la aerolínea de bajo coste está de acuerdo: "No volaría para irme de vacaciones. Pero si creo que voy a estar lo suficientemente seguro y tengo un viaje importante, como para visitar a un familiar enfermo, me sentiría seguro de meterme en un avión". 

Algunos ejemplos de los diferentes protocolos de COVID-19 de las aerolíneas

  • Air Canada: Toma de temperatura con infrarrojos, sin necesidad de contacto. Los pasajeros con fiebre no podrán volar.
  • Air France: Mascarilla obligatoria para viajeros y tripulación. Separación de espacios cuando sea posible. 
  • American Airlines: Protección facial obligatoria, se limita la comida y el servicio de bebidas. Se suspende el servicio de mascotas. Se eliminan los asientos centrales y los cercanos al personal de cabina. Estos solo se usarán en casos necesarios.
  • Delta: Mascarillas obligatorias. Se limita el servicio de comidas y bebidas. Nuevos procedimientos de embarque, según la fila del asiento. Bloqueo de los asientos centrales o de ventana. Habrá entre un 50 y 60% menos de aforo en los vuelos. 
  • Emirates: Mascarilla obligatoria. Cajas individuales de comida. Se repartirán los sitios en función de los asientos libres.
  • Frontier: Controles de temperatura a los pasajeros, prohibiendo el viaje a quienes tengan fiebre. Las mascarillas son obligatorias.
  • JetBlue: Protección facial para la tripulación y los viajeros. 
  • Southwest: Mascarillas para todo el mundo. La compañía dará a quienes no tengan. Se limita el servicio de comidas. 
  • United: La compañía da desinfectante a sus clientes. Habrá cajas de comida para llevar y distanciamiento social cuando los asientos lo permitan o flexibilidad con las reservas, advirtiendo a los pasajeros cuando el vuelo esté al 70% del aforo.

David Slotnick ha contribuido a escribir este artículo.

Y además