Esto es lo que opinan los expertos sobre las posibles consecuencias a la hora de cocinar alimentos en el microondas

Comida en el microondas.
Richard Villalon

Getty Images

  • El microondas sirve para infinidad de cosas, desde calentar la comida hasta para limpiar tus calcetines sucios, pero un uso inadecuado podría tener consecuencias.
  • A pesar de que la OMS ha confirmado que la radiación que desprende este electrodoméstico no supone un peligro para la salud, su uso podría tener otras consecuencias.
  • Entre ellas, la pérdida de nutrientes o la alteración hormonal al calentar alimentos en recipientes de plástico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El microondas es ese aparato que usas a diario y del que te costaría desprenderte. Sirve para infinidad de cosas, desde calentar la comida, limpiar tus calcetines sucios, hasta para hacer plastilina.

Sin embargo, hay un tema en específico que probablemente hayas escuchado cientos de veces y que te condicione a la hora de cocinar tu comida en este electrodoméstico. La eterna duda de si realmente perjudicial para la salud debido a la radiación que desprende.

Existe mucha controversia al respecto, pero según la Organización Mundial de la Salud (OMS), si lo haces de forma correcta, no tienes por qué preocuparte

Leer más: Lidl lanza nuevos productos: una picadora de carne, una yogurtera y otros electrodomésticos baratos.

Además, científicos de los Laboratorios de Investigación y Desarrollo Natick del Ejército en Massachusetts, Estados Unidos, llevaron a cabo una gran investigación en torno a la seguridad de los microondas, que contribuyó, en gran medida, a la disipación de las preocupaciones en torno al tema.

Sin embargo, todavía hay incertidumbre con respecto a otras consecuencias, como la pérdida de nutrientes o la alteración hormonal causada por calentar alimentos en recipientes de plástico.

Pérdida de nutrientes

Verduras en el microondas.Verduras en el microondas.
EasyBuy4u

Getty Images

Alimentos como las verduras, destacan por su alto valor nutricional. Es por eso que meterlas al microondas podría ser contraproducente, ya que según un estudio, este aparato elimina el 97% de los flavonoides en el brócoli, es decir, sus compuestos beneficiosos.

No obstante, otro estudio del año pasado, ha revelado que esta pérdida de nutrientes varía en función de la temperatura y tiempo de cocción, siendo directamente proporcional en consonancia con el tiempo dentro del aparato. A más tiempo, más pérdida.

Además, en algunos casos, el microondas podría incluso aumentar la cantidad de flavonoides, los cuales están relacionados con un menor riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, en comparación con hervir la comida al vapor.

Leer más: 9 alimentos que bajo ningún concepto debes cocinar en el microondas.

Cocinar con demasiada agua también podría tener un impacto negativo, causando una caída en los flavonoides, pero a día de hoy, no hay una respuesta concisa sobre si las verduras al microondas retendrán más nutrientes que usando cualquier otro método.

Como bien explica Xianli Wu, científico del Centro de Investigación de Nutrición Humana de Beltsville en el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, cada alimento es diferente en términos de textura y nutrientes. 

"Cuando se tienen en cuenta los métodos de cocción domésticos de uso común, el microondas es el método de cocción preferido, al menos para muchos alimentos vegetales, pero no para todos", explica Wu.

Calentar comida en un envase de plástico

Mujer calentando comida en el microondas.Mujer calentando comida en el microondas.
monkeybusinessimages

Getty Images

El plástico forma parte de la vida diaria de prácticamente toda la población mundial. Es prácticamente imposible no consumirlo de un modo u otro.

A veces, introduces comida en el microondas en envases de plástico sin saber que esto podría tener serias consecuencias, pues cuando estos se exponen al calor, los ftalatos, uno de los plastificantes más utilizados, puede descomponerse y filtrarse a los alimentos.

"Algunos plásticos no están diseñados para microondas porque tienen polímeros en el interior, que se derriten a una temperatura más baja y pueden filtrarse durante el proceso si se superan los 100ºC", comenta Juming Tang, profesor de ingeniería de alimentos en la Universidad Estatal de Washington.

Leer más: 17 cosas que nunca deberías meter en un microondas.

Los ftalatos se encuentran en todos sitios, desde envases de comida, hasta en juguetes y lociones corporales y, aunque todavía no esté muy claro si su impacto es muy perjudicial, sí que se ha descubierto que alteran las hormonas  y el sistema metabólico, produciendo diabetes e hipertensión. 

Por muy curioso que parezca, en las exposiciones de bajo nivel es donde ocurren las reacciones más perjudiciales, por lo que no existe una relación directa.

Para evitar esta práctica tan nociva para la salud, puedes usar otros materiales aptos para microondas, como la cerámica

El riesgo de cocinar a altas temperaturas

Patatas al microondas.Patatas al microondas.
Medwether

Getty Images

Incluso si consigues evitar introducir plásticos en el microondas, existen otros riesgos potenciales como calentar ciertos alimentos de forma desigual o a altas temperaturas

Lo ideal sería usar este electrodoméstico para recalentar y no para cocinar, ya que podría quedar demasiado hecha por algunas zonas y crudas por otras. 

"Dependiendo de la porción de comida que se caliente, habrá algunas partes que estarán más cocinadas que otras", apunta Francisco Diez-González, profesor de seguridad alimentaria en la Universidad de Georgia.

Leer más: 7 cosas muy útiles que no sabías que podías hacer con tu microondas.

Asimismo, las altas temperaturas del microondas también pueden suponer riesgos. 

Betty Schwartz, profesora de nutrición en la Universidad Hebrea de Jerusalén, descubrió cristales pequeños dentro de las patatas que calentaban en el microondas sus alumnos a la hora del almuerzo.

Tras analizarlos, encontró un alto contenido de acrilamida química, una sustancia que podría llegar a producir cáncer.

Sin embargo, al repetir el proceso de calentado, pero esta vez hirviéndolas en la olla, no se creó ningún tipo de acrilamida. Según la profesora, esto se debe a que esta sustancia se crea debido a las altas temperaturas que se alcanzan en el microondas.

Una forma de evitar esto es mojar las papas en agua antes de introducirlas en el aparato.

LEER TAMBIÉN: 17 cosas que nunca deberías meter en un microondas

LEER TAMBIÉN: 7 cosas muy útiles que no sabías que podías hacer con tu microondas

LEER TAMBIÉN: 9 alimentos que jamás deberías cocinar en el microondas

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”