Pasar al contenido principal

Los analistas solo ven atractiva a Naturgy por su dividendo y creen que sufrirá castigo en los mercados

Francisco Reynes, Naturgy
Naturgy
  • La temporada de resultados del segundo semestre arranca para Naturgy ante un panorama bastante complejo para sus intereses por la paralización temporalmente de las inversiones de su filial de distribución de gas Nedgia hasta analizar el efecto de las circulares presentadas por la CNMC.
  • Según los expertos de Renta 4, se prevé un crecimiento a nivel Ebitda del 6,4% en comparación con el trimestre anterior a consecuencia “los mejores precios de la electricidad en España, así como la retirada del impuesto del 7% a la generación en el primer trimestre
  • La mayoría del consenso de mercado opta por vender los títulos de la compañía ante este clima actual de una mayor incertidumbre para el sector del gas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La temporada de resultados del segundo semestre arranca también para Naturgy ante un panorama bastante complejo para sus intereses.

La compañía paralizaba temporalmente las inversiones de su filial de distribución de gas Nedgia hasta analizar el efecto de las circulares presentadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en las que plantea un recorte en la distribución y el transporte de gas del 17,8% y el 21,8%, respectivamente, en el periodo 2021-2026.

Las dificultades pueden llegar para el grupo, aunque no todo es pesimismo. El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, afirmaba sobre el polémico recorte propuesto en los pagos a las energéticas que está "la puerta abierta" a que en el periodo de información pública se pueda suavizar la propuesta de recorte a la retribución del sector gasista para el periodo regulatorio 2021-2026. 

Eso sí, pedía a las empresas energéticas más colaboración para aportar "reflexiones certeras", en lugar de "ruidos ambientales". Unas afirmaciones que, a la vista de lo que está sucediendo en bolsa, tranquilizaban en parte a los accionistas.

Con todo, ahora es el momento de ver las cuentas y sacar conclusiones sobre el camino que está por recorrer. ¿Qué números se pueden esperar? 

Según los expertos de Renta 4, se prevé un crecimiento a nivel Ebitda del 6,4% en comparación con el trimestre anterior a consecuencia “los mejores precios de la electricidad en España, así como la retirada del impuesto del 7% a la generación en el primer trimestre, las eficiencias y las mejoras en los márgenes internacionales, a la que se suman intensos crecimientos en Latinoamérica”. 

Efectos que más que compensan “la debilidad del negocio GNL donde seguimos estimando descensos de volúmenes y márgenes”, añade el banco la entidad financiera. 

Así, el beneficio neto en el primer tramo del ejercicio recogía ya el deterioro de activos extraordinarios, pero en términos comparables esperan “un crecimiento cercano al 10%”.

Además, pese a las menores inversiones previstas, “el pago del dividendo y la propia evolución de la caja operativa esperamos que lleven a un ligero repunte de la deuda neta del grupo hasta 15.625 millones de euros”

Leer más: Los gestores de fondos avisan: los dividendos son demasiado elevados y descenderán

Enfriamiento de los analistas

Si hace un año Naturgy era un valor que todos los expertos querían tener en cartera, la situación en la actualidad es bien distinta. La mayoría del consenso de mercado opta por vender los títulos de la compañía ante este clima actual de una mayor incertidumbre para el sector del gas. 

Entre firmas destacadas se encuentra Credit Suisse que rebaja del rating de neutral a infraponderar, con un precio objetivo rebajado a 21,50 euros por acción, desde los 23,80 euros anteriores.

Y es que, desde su punto de vista, su cartera de negocio "supone un desafío" dentro de la actual transición energética, en la que las futuras infraestructuras de gas, que representan el 50 % del ebitda del grupo de cara a 2020, están bajo revisión y las energías renovables son la principal fuente de crecimiento para la industria.

Por su parte, los analistas de Goldman Sachs moderan en mayor medida el revés otorgado a Naturgy. La rebaja de valoración, del 9%, sitúa el nuevo precio objetivo en 22,50 euros por acción, lo cual está bastante cerca sobre los niveles actuales.

Únicamente los analistas destacan su atractivo vía dividendo, cuya rentabilidad supera el 4,3% en el momento actual. Eso sí, esto podría verse mermado si la situación de negocio empeora, pero hasta el momento el compromiso con los pagos a sus accionistas ha sido la piedra angular de su proyecto. 

Igualmente, Renta 4 recomienda infraponderar los títulos de la compañía y fija el precio objetivo en los 20 euros por acción. Todo apunta a que va a recorrer un camino bastante sinuoso durante los próximos meses.

Y además