El Banco Central de Rusia está sufriendo para sostener la economía del país: todo lo que ha hecho contra las sanciones y cuáles podrían ser sus próximos pasos

Vladimir Putin, presidente de Rusia.
Vladimir Putin, presidente de Rusia.

Sputnik/Sergey Guneev/Pool

Las sanciones occidentales están golpeando la economía rusa, y su banco central ha estado maniobrando de todas las formas posibles para evitar el colapso económico. 

El Banco Central de Rusia ha duplicado los tipos de interés, se ha acopiado de oro en el mercado nacional para apuntalar sus finanzas y ha comunicado que los países occidentales no pueden abandonar sus inversiones en el país.

Los bancos rusos han pasado apuros tras ser expulsados del sistema de mensajería interbancaria SWIFT, y el miércoles pasado el Banco Central de Rusia anunció que se estaba produciendo una creciente escasez de liquidez debido a la avalancha de ciudadanos en los cajeros de los bancos. 

"El Banco Central necesita acceder a las reservas de divisas para detener la sangría (bancaria), pero con las sanciones del G7 que impiden el acceso, es probable que la situación económica interna se deteriore aún más", explica a Business Insider John Breen, principal analista de riesgo global de la firma de inteligencia Sibylline. 

Rusia ha mantenido su mercado bursátil cerrado toda la semana, y algunos gestores de índices consideran que las acciones rusas son "no invertibles".

"Putin podría hacer lo impensable": el antiguo jefe de Inteligencia de EEUU alerta de que el conflicto en Ucrania ha aumentado el riesgo de guerra nuclear

El rublo se ha desmoronado, y la Comisión Europea dijo el sábado pasado que los aliados "paralizarían" más de 630.000 millones de dólares de las reservas internacionales del Banco Central ruso.  

"Las sanciones han socavado gravemente las herramientas del Banco Central ruso para evitar el colapso económico", explica Breen. Fueron las reservas de divisas de Rusia las que les ayudaron a amortiguar el impacto de las sanciones occidentales en 2008 y 2014, añade, y ahora ya no están disponibles ahora.

Decenas de empresas extranjeras han puesto fin a sus operaciones comerciales en el país y los principales gestores de fondos han congelado al menos 3.000 millones de dólares en activos expuestos a Rusia.   

"Los bancos rusos deben mucho dinero a los prestamistas occidentales y es probable que esos activos se reduzcan a cero junto con el impago masivo de los acreedores rusos", dice Breen.

El miércoles de la semana pasada, Rusia prohibió a los agentes de bolsa la venta de valores en nombre de personas no rusas, impuso límites a los extranjeros que intenten transferir dinero fuera del país y dijo que no podrían cobrar los cupones de los bonos de la deuda rusa. 

Las principales agencias de calificación han rebajado la calificación crediticia de Rusia a la categoría de "basura". 

¿Qué pasará ahora?

Aunque será muy difícil para el Banco Central de Rusia sobrellevar las próximas semanas, un próximo movimiento para el Banco Central podría ser apoyarse más en sus reservas de energía, según Breen, ya que el petróleo y el gas siguen siendo los mayores generadores de ingresos para Rusia.

El Banco Central también podría intentar negociar con China, ya que este país posee el 13,8% de las reservas de divisas de Rusia, según Breen. China también podría ayudar a reforzar el rublo. 

"El Banco Central ruso podría intentar cambiar la moneda de referencia del rublo por el yuan chino", asegura Breen. 

Pero dado que China y Rusia han cerrado recientemente un acuerdo de gas a 30 años en euros, esta opción podría no ser aceptable. Breen señala que la cooperación de Pekín no está garantizada, ya que las sanciones occidentales podrían apuntar a China por ayudar a Moscú. 

Mientras que Ucrania ha hecho uso de las criptodivisas, Rusia probablemente no podrá hacer lo mismo, según Ari Redbord, jefe de asuntos legales y gubernamentales de la empresa de gestión de riesgos y blockchain, TRM Labs. 

12 cosas que no sabías de Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania: el actor que siguió los pasos de su personaje de ficción

"No creo que las criptomonedas sean una vía de escape razonable para evadir sanciones", explica Redbord a Business Insider. Dado el tamaño de la economía rusa, no cree que el banco ruso sea capaz de idear una solución viable de blockchain de última hora con suficiente escala. 

La naturaleza abierta del libro mayor de la cadena de bloques hará que sea difícil para el Gobierno mover una gran cantidad de criptomonedas porque los reguladores mundiales podrán verlo.

"La combinación de la falta de liquidez en el mercado de criptomonedas para sostener la economía rusa, así como los estrictos controles de cumplimiento en los intercambios de criptomonedas más grandes harán que sea imposible para el Banco Central ruso incluso mover cualquier tipo de cripto", señala Redbord.

"No hay mucho que Rusia pueda hacer internamente dada la naturaleza interconectada de la economía global", concluye. "Estos próximos meses serán un momento muy, muy difícil para el banco ruso".

Otros artículos interesantes:

El caos energético en Rusia provoca la mayor sacudida del mercado en décadas

¿Qué pasaría si Rusia deja de exportar gas y petróleo a España y al resto de Europa?

Del accionista principal de Dia al hombre más rico de Rusia: quiénes son los 10 oligarcas rusos sancionados por la Unión Europea

Te recomendamos