5 expertos de Wall Street explican por qué es probable que la carnicería de la bolsa no haya terminado aún

Especialista/experto estudia la bolsa

Richard Drew/AP

Las acciones han comenzado el año 2022 cayendo en medio de un mercado bajista, con el S&P 500 perdiendo más de un 20%. 

Algunos especulan con que pronto se podría tocar fondo, ya que los inversores han descontado la agresiva campaña de ajuste de la Reserva Federal, subida de tipos mediante, que desencadenó la caída. 

El estratega jefe de renta variable estadounidense de Stifel, Barry Bannister, por ejemplo, ha declarado la semana pasada que anticipa un repunte del 10% para el mercado en los próximos meses, con la probable bajada de los precios del petróleo y el esperado cese de las subidas de tipos por parte de la Reserva Federal a finales de año. 

Sin embargo, para otros, la carnicería se prolongará durante más tiempo, ya que se vislumbra la amenaza de una recesión. En las últimas semanas, varios estrategas de Wall Street y expertos en el mercado han publicado proyecciones de nuevas caídas —o pruebas que muestran el riesgo de nuevas caídas— en el S&P 500. 

A continuación, puedes consultar 5 de las opiniones de grandes entidades:

Goldman Sachs

En una nota enviada a los clientes el 27 de junio, un equipo de estrategas de Goldman Sachs dirigido por Ben Snider afirmó que los inversores no están valorando suficientemente el riesgo de los márgenes de beneficios y la caída de las ganancias, dado el grado de endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal. 

"Mientras los inversores se centran en la posibilidad de una recesión, el mercado de renta variable no parece reflejar plenamente los riesgos a la baja de los beneficios. El descenso del S&P 500 este año ha sido impulsado en su totalidad por la caída de las valoraciones, que a su vez se han movido en línea con la subida de los tipos de interés", declara Snider. 

"Como resultado, la prima de riesgo de la renta variable se mantiene cerca de donde empezó el año", continúa. "Aunque las rotaciones dentro del mercado de renta variable han señalado las expectativas de ralentización del crecimiento, la valoración de los índices no parece estar proporcionando un amortiguador para la incertidumbre en torno a la trayectoria de los beneficios futuros", añade.

"Nuestro modelo apunta a un descenso de los márgenes EBIT para la mediana de las empresas del S&P 500 según nuestra previsión económica de base".

Morgan Stanley

Mike Wilson, de Morgan Stanley, ha dicho en múltiples notas a clientes este mes que el S&P 500 se enfrenta a una caída de hasta un 15-20% más, lo que situaría al S&P 500 en torno a los 3.000 puntos.

También ha afirmado que los inversores no están anticipando la recesión, y hasta que no se aclare si EEUU la evita o no, las acciones seguirán a la baja. 

"Seguimos creyendo que cualquier repunte a corto plazo no será más que un rebote de un mercado bajista con mínimos por delante", dijo Wilson en una nota del 27 de junio. "La única cuestión es si tenemos un aterrizaje suave (caso base) en el que el S&P 500 toca fondo cerca de 3.400-3.500 o tenemos una recesión (caso bajista) en la que el índice cae hacia 3000", aclara.

Bank of America

Savita Subramanian, de Bank of America, señaló la semana pasada que ve un mínimo de alrededor de 3.000 para el S&P 500 si se produce una recesión. 

Asimismo, apuntó que la media de los mercados bajistas a lo largo de la historia ha sido una caída del 35%, lo que situaría al índice en los 3.100 puntos.

Descensos de pico a valle en los mercados bajistas históricos (descensos de más del 20% sin un repunte del 20%) desde 1929.

Subramanian también ha dicho que 14 de las 20 principales medidas de valoración de su empresa siguen estando históricamente extendidas.

Métodos de valoración del S&P 500. El sombreado indica que la métrica está estadísticamente cara en relación con la historia (a 22/6/22).

Société Générale

Solomon Tadesse, de Société Générale, y su equipo también han examinado la historia para contextualizar el actual mercado bajista. 

Han descubierto que la extraordinaria recuperación del S&P 500 desde sus mínimos de marzo de 2020 ha situado los rendimientos muy por encima de las normas para el periodo de 27 meses que sigue a un fondo. Esto significa que es probable que se produzcan nuevos descensos para volver a niveles de rentabilidad más normales, explica. 

"Nuestro análisis muestra que, para ser coherentes con la línea de tendencia histórica de valoración del mercado después de la crisis, los rendimientos acumulados a día de hoy, desde el mínimo de marzo de 2020, deberían ser de alrededor del 35%, es decir, un nivel del S&P 500 de 3020, lo que implica una reducción total desde el máximo de enero de 2022 de alrededor del 37%, que indica una venta adicional de alrededor del 15% para alcanzar un nuevo mínimo del mercado", comparte en una nota del 23 de junio.

Trayectoria del S&P 500 frente a 150 años de historia del mercado.

Sanders Morris Harris

El miércoles, el presidente de Sander Morris Harris, George Ball, ha afirmado que ve al S&P 500 cayendo hasta los 3.100 puntos, ya que la Reserva Federal perjudica las ganancias al subir los tipos. 

Ball considera que la Reserva subirá el tipo de los fondos federales en al menos 50 puntos básicos en cada una de las 4 reuniones que quedan este año. 

"No creemos que el mercado de valores haya tocado fondo todavía y vemos más bajadas por delante. Los inversores deberían mantener niveles elevados de efectivo en este momento", apunta.

"Vemos que el S&P 500 tocará fondo en torno a los 3.100 puntos, ya que las agresivas, pero necesarias, medidas de la Reserva Federal para combatir la inflación probablemente deprimirán los beneficios empresariales y harán bajar las acciones", concluye.

Otros artículos interesantes:

Société Générale ha estudiado los mercados bajistas de los últimos 150 años para entender mejor el actual: por qué la historia anticipa que la bolsa caerá un 40% desde los niveles de enero

La élite de Wall Street está convencida de que la recesión de EEUU es casi inevitable, y el desplome de la bolsa no ha hecho más que empezar

El Banco Mundial alerta: la recesión mundial parece inevitable por la escalada de los precios de los alimentos y la energía

Te recomendamos