La explicación científica que desmonta la teoría de que la nieve es plástico

Filomena a su paso por Madrid
  • La llegada de la borrasca 'Filomena' ha inundado las redes sociales de postales idílicas, pero también de usuarios que intentan quemar nieve  y solo consiguen que se ponga negra. 
  • Los 'negacionistas de la nieve' insisten en que lo que ha bañado las calles de toda españa durante el pasado fin de semana no ha sido nieve, sino plástico. 
  • Descubre más historias en Business Insider España 

La llegada de la borrasca 'Filomena' a España ha inundado las redes sociales de imágenes para el recuerdo, pero también de usuarios que han querido demostrar que lo que bañaba las calles no era nieve, sino plástico

Los conocidos como 'negacionistas de la nieve' insistían en la idea que el temporal asolaba el país no se trataba de un fenómeno natural sino de una acción producida por los 'chemtrails' (estelas químicas, en español), tal y como recoge La Sexta.

Las imágenes y vídeos del temporal Filomena, que ha provocado una nevada histórica en Madrid

Estos usuarios en su intento de demostrar la teoría se grabaron videos tratando de quemar nieve, la cual en lugar de deshacerse y convertirse en agua, se volvía negra. Algo que, sin embargo, tiene una explicación científica.

Todo es ciencia

Para demostrar que todo es ciencia, Álvaro Bayón, biólogo y divulgador, ha explicado a través de un 'hilo' en Twitter que lo que verdaderamente ocurre cuando quemamos nieve y se pone negra , es que se está "quemando un combustible" que acaba formando hollín. 

Sí, ese poso negro que aparece al prender fuego a la nieve no deja de ser hollín que se crea debido a la cantidad de impurezas que tiene el trozo que se pretende quemar. 

"Si acercas el mechero a un cristal limpio, verás que también se pone negro", explica Bayón en su cuenta, donde trata también de dar luz al fenómeno que impide que el bloque de nieve se derrita y que se debe a dos matices importantes.

"El primero es que el agua (aún estando congelada) tiene un alto calor específico. Si la bola de nieve está apelmazada (eliminas el aire que hay entre los copos de nieve)", explica Bayón. 

Asimismo, la llama de fuego se está aplicando sobre un punto localizado, y la mayor parte del calor que recibe va a disiparse por el resto de la masa de hielo, pero sin llegar a derretirse.

Bayón añade que "la poca agua que se derrita, se infiltra a la bola por la capilaridad y se vuelve a congelar", al tiempo que indica que donde la llama impacta de forma más directa, el hielo, al pasar repentinamente de una temperatura muy baja a una muy alta, sufre lo que se conoce como 'sublimación'. 

Con el objetivo de desmontar toda las teorías conspiranoicas acerca de la 'no-nieve', el biólogo termina su explicación introduciendo un trozo de hielo en microondas, donde se puede comprobar que solo queda agua derretida y ni un solo resto de plástico.

Otros artículos interesantes:

La borrasca Filomena trae nevadas históricas que pondrán en situación de peligro la mayor parte de España: estas son las comunidades en alerta

Este youtuber ingeniero ha creado una pistola que dispara mascarillas a la cara de los negacionistas

Google financia grupos negacionistas del cambio climático mientras trata de proyectar la imagen de empresa verde