Pasar al contenido principal

La explicación a las polémicas fotografías de la desescalada: cuestión de contexto, objetivo de la cámara y perspectiva

Padre e hijo desescalada confinamiento

Jon Nazca/ Reuters

  • En los últimos días hemos vivido una importante polémica con las fotografías que se han publicado de menores de edad con sus familias en las calles.
  • A simple vista parece que no se está respetando mucho la norma de distanciamiento social, ¿pero hasta qué punto son fiables?
  • Estos son algunos puntos clave para entender cómo cambian las imágenes según el objetivo utilizado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras semanas de cuarentena a causa del coronavirus, este sábado empezó a permitirse la salida a la calle de menores acompañados. Cuando no había pasado ni la mañana, las redes sociales empezaron a llenarse de fotografías enfrentadas: unas denunciaban el comportamiento de la gente y alegaban masificaciones, mientras otras mostraban a los niños guardando una distancia de seguridad.

A la hora de valorar las fotografías que mostraban los distintos entornos, no solamente hay que tomar en cuenta el entorno en el que se realizaron las instantáneas, también el objetivo con el que se sacaron y la perspectiva elegida. Como bien sabemos, las fotografías tienen una intencionalidad y hay muchos factores que influyen en la imagen mostrada y la recepción.

Leer más: El plan de desescalada del Gobierno durará hasta finales de junio como mínimo y tendrá un ritmo distinto en cada territorio

Con unos ejemplos muy claros, vamos a explicar cómo cambian las perspectivas y la sensación de que exista o no una distancia de seguridad entre las personas a la hora de fotografiar entornos abiertos.

Una polémica que ha ido más allá de España

La polémica con la distancia de seguridad a causa del coronavirus y la acumulación de personas en parques, tiendas y calles no se restringe a España. En otros países de Europa se han vivido situaciones similares y hasta algunos medios daneses se han visto obligados a aclarar conceptos fotográficos sobre cómo se puede desvirtuar la situación.

Los reportajes fotográficos han sido numerosos y algunas de las imágenes con multitud de personas en calles o parques se han llegado a viralizar. Pero hay fotografías en las que se desconoce cuál era la realidad del paisaje tomado y hasta qué punto es fiable la percepción de distancia entre personas.

Esta polémica ha llegado hasta a medios argentinos, donde se han hecho eco de la fotografía más conocida de todas.

¿De qué fotografías nos podemos fiar? Vamos a ver algunos ejemplos.

Cómo funciona el objetivo de una cámara

Algo clave para entender el conflicto estos últimos días en redes sociales y medios de comunicación es... bueno, entender cómo funciona el objetivo de una cámara. En pocas palabras, y resumiendo muchísimo, el objetivo es lo que permite que la luz (información, lo que queremos fotografiar) entre en el sensor de la cámara. En el sensor se procesan los datos y se convierten en la fotografía.

Dependiendo de la distancia focal del objetivo tenemos varios tipos de angulares, desde los ojos de pez a los teleobjetivos, pasando por grandes angulares y angulares similares a la visión, y perspectiva, del ojo humano. Hemos querido ejemplificar esto con un "experimento" casero en el que hemos puesto varios muñequitos, pacíficos habitantes de Hyrule, simulando una fila para entrar en un Mercadona de una tierra de fantasía:

Importancia angulo personas

Fotografía arriba a la derecha: 202 mm | Fotografía abajo a la derecha: 27 mm

La escena es la misma en todos los casos

Perspectivas de una misma escena
Perspectivas de una misma escena
Perspectivas de una misma escena

Si vemos la imagen desde arriba, tenemos una distancia equivalente a más de un metro entre personaje y personaje, pero si fotografiamos de frente, dependiendo del objetivo tenemos dos perspectivas totalmente diferentes. En este aspecto reside la clave de las fotografías que han circulado estos días por redes.

En el montaje que tenéis arriba, la fotografía de abajo a la derecha está tomada con un objetivo de 18 milímetros en una cámara APS-C, por lo que aplicando la corrección de focal, tenemos que ha sido disparada con un objetivo de 27 milímetros, un angular que suelen tener las cámaras de los móviles en la cámara principal. Es lo que podríamos denominar como un gran angular.

Leer más: 20 impresionantes fotografías tomadas en el preciso momento

La foto de arriba a la derecha, por su parte, muestra las mismas figuras a la misma distancia que en la de abajo, pero desde un objetivo de 135 milímetros, que aplicando el factor de multiplicación se va a un objetivo de 202 milímetros. Es un teleobjetivo no muy largo, pero que sirve como ejemplo perfecto. De hecho, el mismo efecto lo vemos con un 80 mm APS-C (un 120 mm en paso universal):

Foto Hyrule

Parece que los personajes no respetan la distancia social, que la puerta está justo detrás del primer Link de la fila y que la maceta también está pegada, ¿verdad? En realidad no es así: es obra del teleobjetivo. Y es que, un teleobjetivo sirve para ver "en grande" cosas que están lejos, incluso muy lejos, pero también tiene el efecto de que comprime la imagen.

Esto se puede usar de manera creativa para mostrar un paisaje en el mismo plano, pese a que pueda haber metros, o kilómetros, de distancia entre cuerpos.

Telefoto

Pero también puede servir para hacer un retrato. De hecho, hay dos ejemplos muy claros en los que podemos comprobar cómo el teleobjetivo aplasta la imagen y comprime los planos. Si os fijáis en el siguiente GIF, veréis un retrato tomado con objetivos de diferentes distancias focales. Fijaos en la nariz y en el pelo, con menos "volumen" a medida que aumentamos la distancia focal:

Aunque, quizá, con el ejemplo que más claro se ve es con el siguiente retrato. Además del cambio en las facciones dependiendo del objetivo utilizado, podemos ver cómo el fondo "se echa" encima del sujeto cuanto más largo es el teleobjetivo:

distance focale

Esto es algo que también ocurre con los móviles y el modo retrato. Cuando hacemos una fotografía con la cámara principal de un móvil, con el 26 milímetros, las facciones están deformadas y parece que hay una distancia enorme entre el móvil y nosotros. Cuando cambiamos al objetivo que se suele usar para retratos, el 2X o 3X, parecemos más atractivos y hacemos que el fondo, además de difuminarse, se comprima (dando esa sensación de que "se echa" encima del protagonista).

¿Por qué parece que la gente está tan cerca en ciertas fotografías?

Es el mismo principio: cuanto mayor es la focal, más aplastada la escena, más comprimidos los planos y más da la sensación de que todo está más cerca entre sí. Con esto, en ningún momento negamos que la gente haya salido, o no, en masa el pasado fin de semana. Simplemente señalamos que utilizar como prueba irrefutable una fotografía no es concluyente ya que, como habéis visto, no hace falta Photoshop para cambiar la percepción de la realidad.

A continuación, un ejemplo en el que, además de la fotografía que critica la falta de distancia social (tomada con un objetivo con zoom, es decir, un teleobjetivo), acto seguido también se muestra esa misma escena inmortalizada a través de un objetivo gran angular:

Por último, ya que es el mismo caso, hace unos días saltó la polémica sobre la cercanía de las "Torres de Madrid" al pueblo de Alcalá. Se criticó al autor (Domingo Pestana, aquí su Flickr) de la fotografía por haber trucado la imagen con un programa de edición, pero nada más lejos: con un teleobjetivo y el horizonte sin contaminación, parece que esos rascacielos pertenecen a Alcalá, cuando en realidad están a 30 kilómetros de distancia.

Ahora, ya sabéis cuál es la importancia del gran angular y el teleobjetivo a la hora de mostrar el mundo de maneras muy distintas. Y sí, también para informar de maneras diferentes.

Y además